Carbine Studios, empresa desarrolladora de videojuegos estadounidense, está formada por pesos pesados venidos de distintos orígenes (Retro Studios o Blizzard, entre otros) curtidos en mil batallas de MMOs ( Asheron’s Call, City of Heroes, Dungeons & Dragons Online, Ultima Online 2…) y NCSoft es una de las empresas más importantes y potentes a la hora de hablar de los Masivos Online, así que cuando dos ruedas dentadas así son capaces de engranar, podemos esperar… algo como Wildstar.

PROMESAS

Aún queda mucho para que el próximo MMORPG de NCSoft que está desarrollando Carbine Studios salga a la luz para el público general, la versión Alpha está siendo desarrollada y testada por la gente de Carbine, pero de momento es un juego digno de tener en cuenta aunque tan sólo sea por las promesas que se están haciendo. Según la gente de Carbine, están preparando un título al que podrán jugar desde los menos experimentados hasta los jugadores ‘hardcore’, y con el que podrá disfrutar cualquier aficionado a los MMO sea cual sea su modo de juego o su estilo a la hora de buscar un masivo. Según ellos, su trabajo se ha centrado en crear un multijugador mucho más profundo que sus competidores, algo diferente, nuevo, mucho más rico y variado.

Una de las promesas es que los usuarios podrán jugar como realmente quieran hacerlo, adaptándose el juego a lo que ellos entienden por diversión. En general, los MMO reducen sus opciones de juego a lucha cuerpo a cuerpo, magia de distintos tipos y lucha a distancia, aderezando todo esto con algún que otro hechizo en las armas o bastones de magia, y por supuesto razas con facilidades para cada uno de los tipos. Según comentan con entusiasmo, además de estas opciones ya habituales, incorporan varios tipos de personajes: explorador, soldado, científico y colono. El primero se centra en la búsqueda en solitario, en descubrir el mundo tanto en superficie como bajo tierra en mazmorras y cuevas obteniendo reconocimiento, premios y recompensas por ello, el segundo en ‘quest’ hermanadas con otros jugadores arrasando a todo bicho viviente que se les cruce por el camino, sin importar lo grande que sean o en la cantidad que vengan, el tercero en creación y la recopilación de información, intentando descubrir qué es lo que les pasó a los habitantes originales del planeta en el que se encuentran y el último estará abierto a construir, literalmente, el mundo y sus ciudades, centrado sobre todo en la socialización y en la comunicación.

Bajo esta perspectiva, sí que podemos hablar de innovación y novedad, pero no debemos olvidar que aún no hemos visto el juego pues se encuentra en fase Alpha y aún pueden pasar muchas cosas. Según Carbine Studios lo que importa son las sensaciones, la sensación de tener un lugar en el mundo épico que están desarrollando, un lugar importante y relevante. Y todo ello, además, divertido y estéticamente hermoso.

REALIDAD

Al comenzar a jugar elegimos la raza de nuestro personaje según el tipo de juego que nos sea más cercano: Granok si lo nuestro es ser un guerrero con armas cuerpo a cuerpo, Humano si preferimos la lucha a distancia con pistolas y Aurin si nos gusta la magia. La intro nos explica cómo nuestra nave se ha estrellado en el planeta Nexus, un planeta anteriormente habitado por los Eldan, los seres más avanzados de la galaxia, pero que han desaparecido sin dejar rastro y sin saberse el motivo, dejando tras de sí toda su tecnología. A partir de ahí, en medio de una tormenta de nieve deberemos comenzar a movernos. El apartado estético es bastante convincente, híbrido entre el manga y el estilo europeo, dándole un aspecto que puede gustar tanto a los jugadores primerizos como a los profesionales, a los más jóvenes y a los más mayores. Las animaciones son correctas, las texturas bastante bien elaboradas sin llegar a ser hiperrealistas, los enemigos convincentes. Por ejemplo, los jefes son mucho más grandes, de modo que la sensación de evolución se potencia.

Pero conforme vamos jugando empezamos a tener una sensación ambigua… el control de cámara y del punto de vista, la interfaz para acceso a todas las opciones de juego o para chatear, misiones secundarias basadas en encargos de lleva esto a este otro personaje o mata “nosecuántos” bichos de este estilo concreto para traerme un componente que sólo ellos tienen, casas de subastas donde vender nuestros productos obsoletos o comprar otros productos de otros jugadores, el mapa para orientarnos en la parte superior, células de combustible que hacen las veces de vigor en otros MMO, clases en nuestros personajes según patrones ya conocidos, y un cierto aroma al sempiterno WoW y algún que otro experimento ya testado en otros juegos. Los prometidos destinos que cada jugador puede elegir y que van modificándose conforme se juega, abriendo posibilidades distintas para cada usuario, no aparecen. Claro, que también puede ser por encontrarnos, nuevamente, en fase Alpha.

La distracción de un mundo estéticamente bien construido y de pelear con bichos de varios tipos y un jefe que lo pone difícil por tener una vida que no parece tener fin entretienen, pero una vez terminada la prueba y en tranquilidad, no puedes evitar tener la sensación de haber jugado a un juego como muchos otros, pero que prometen será mucho más. En cualquier caso, debemos decir que el juego luce realmente bien, tanto a nivel estético como a nivel de diversión, y la gente de Carbine Studios espera recibir muy pronto, más de lo que parece, el feedback de los usuarios cuando abran la Beta.

Rodrigo Perez 19 | 09 | 2011