Un deporte tan crudo, violento y sumamente espectacular como las Mixed Martial Arts (MMA) desde siempre han contado con pocos videojuegos a sus espaldas debido a su baja popularidad fuera de Estados Unidos. Sin embargo en la reciente década, la popularidad de un deporte casi eminentemente norteamericano se ha extendido a otras tierras como las europeas gracias a las cadenas de televisión por satélite.

El mundo del videojuego ha seguido la tendencia con cada vez más series de este deporte en el mercado. Quizás la más conocida sea la serie que nos atañe, Ultimate Fighting Championship, que en esta tercera edición lo va a tener más difícil para pasearse por el mercado. Con la llegada de la serie también a la línea deportiva de EA Sports con su EA Sports MMA y con la reciente inclusión de Kung Fu Factory (creadores originales de UFC en Dreamcast) con su Supremacy MMA, se prevé una lucha encarnizada por el reinado de este deporte.

REALISMO Y SUMISIÓN…

… al alcance de todos. En la GamesCom pudimos probar el nuevo UFC 3 de THQ, con algunas novedades que nos han agradado. Para empezar en esta ocasión se ha pensado también en los nuevos jugadores que decidan incorporarse al arte de los MMA. Para ello se ha incluido un esquema de control Pro y Amateur, éste último con la diferencia fundamental de poder realizar llaves y sumisiones de manera más sencilla con una combinación de sticks y botones menor. Asimismo otra de las opciones pensadas para los nuevos jugadores es un sistema de resistencia hacia el luchador, que al tenerlo desactivado no pasarán factura los golpes que reciba nuestro luchador.

Dejando de lado las novedades hacia la nueva audiencia, nos enfocamos a las generales. En esta edición de Ultimate Fighting Championship se han incluido la friolera cifra de 150 luchadores, cada uno con sus propios parámetros y estilos que nos darán una amplia oferta para encontrar el más adecuado a nuestros gustos. Todos estos luchadores compondrán hasta 7 estilos de lucha distintos, reflejando la personalidad e imprenta de cada luchador sobre el escenario.

El espectáculo en este deporte está asegurado, pero THQ ha decidido potenciarlo incluyendo en esta ocasión escenas introductorias para los luchadores para dotar de mayor humanismo a cada personaje en el juego. Como es bastante habitual en la serie WWE, también vamos a poder editar nuestras entradas al escenario.

En este tipo de juegos pulsar repetidamente un botón no llega a ningún sitio, y la jugabilidad que nos vamos a encontrar en UFC va a dar énfasis a la habilidad y a la eficiencia. En los momentos de sumisión, cuando ambos luchadores se encuentren en el suelo, debemos hacer uso de los sticks analógicos para salir victoriosos. Para ello en la pantalla aparecerá una especie de octógono que nos mostrará la ventaja o desventaja que llevemos frente a nuestro rival.

Otros modos prometidos, y que no pudimos jugar, fueron uno llamado UFC Pride, que estrena el campeonato de la MMA japonés con sus propias reglas y comentaristas oficiales; y el modo online, que todavía no estaba presente para jugarlo pero que nos prometen multitud de modos y opciones para cada tipo de usuario.

Visualmente jugar a este estilo de juegos es sinónimo de realismo y espectacularidad, debido a los ricos y excelentes modelados de los luchadores, rozando en ciertos puntos hasta el realismo. A esto hay que sumarle las increíbles animaciones, tanto de los movimientos como de la ejecución de los golpes que nos dan unas animaciones faciales de órdago. THQ ha querido plasmar todo el realismo y crudeza de este deporte sobre el videojuego y la verdad que lo ha conseguido.

Ultimate Fighting Championship Undisputed 3 tiene prevista su salida para principios del próximo año en PlayStation 3 y Xbox 360.

David Hernández 02 | 09 | 2011