Puede que, cuando a David Jaffe se le ocurrió la maravillosa idea de poner a unos psicópatas a matarse en vehículos armados hasta los dientes, no pensara ni por un momento que iba a crear la franquicia más longeva de la marca PlayStation. Tres lustros y medio después, Sweet Tooth y compañía vuelven a la carga en la actual sobremesa de Sony, con la esperanza de arrasar con todo lo que se cruce en su camino y satisfacer sus más oscuros deseos.

Desde que la nueva entrega de Twisted Metal se presentara en el E3 del año 2010, los fans no han dejado de morderse las uñas suspirando por la información de un desarrollo que llegaba con cuenta gotas. Cada vez más cerca del lanzamiento, veamos que se proponen los chicos del estudio Eat Sleep Play con su nueva entrega sobre ruedas.

METAL RETORCIDO, SALVAJE, CALIENTE

twisted metal coche

Si bien es cierto que nos encontramos ante una franquicia más del gusto americano -las ventas y lanzamientos de la saga así lo atestiguan- no se puede negar que el público del viejo continente también tiene adeptos entre sus filas, y tras el buen sabor de boca que dejó en su día Twisted Metal Black para PlayStation 2, no hay duda de que la nueva entrega será recibida con los brazos abiertos por los europeos, máxime con su alocada propuesta multijugador por bandera.

Y es que Twisted Metal para PS3 no deja de ser un juego para disfrutar reventando a otros quince rivales online, tal y como originalmente fue concebido, pese a diseñarse a posteriori un modo historia para los protagonistas del juego. Entre ellos los míticos Sweet Tooth y Dollface (líderes de las facciones de los payasos y las muñecas), junto a Mr. Grimm y el Predicador (Calaveras y Santos respectivamente). Como siempre, el misterioso Calypso organizará el torneo y las arenas de combate, concediendo un deseo al último que permanezca en pie.

Como colofón de dicho modo historia, cada uno de estos cuatro personajes tendrá hasta tres finales diferentes dependiendo de cómo lo hagamos en las arenas de combate, rodados con actores reales y propios de una superproducción de cine de terror -esperemos que no acaben siendo censuradas, como ya ocurriera en aquel primer Twisted Metal de 1995-. A la espera de más información al respecto, no esperamos más allá de las arenas multijugador adaptadas a tal fin, pero concedamos el beneficio de la duda hasta que podamos probar este modo de primera mano.

TODOS A SACO

twisted metal disparo

Manteniendo la esencia arcade propia de la franquicia, el multijugador que atesora Twisted Metal para Playstation 3 promete dar mucho de sí. Y no es para menos, pues mapeados gigantescos, destructibles y de diversas alturas servirán como escenario para desatar una masacre de proporciones épicas. Juntar a todos los chalados motorizados que han ido apareciendo durante todos estos años en la saga, y poner a su disposición un completo arsenal y ataques especiales, desembocará en partidas frenéticas, sin descanso y divertidas a rabiar.

Al clásico modo Deathmatch, se le añadirán diferentes modos de duelo por equipos pensados para fomentar la estrategia más allá del misilazo y tentetieso, lo que supone profundizar en el desarrollo y dotar de mayor variedad al conjunto. Por si fuera poco, el hecho de conducir en parejas supone que los copilotos porten armas digamos más mundanas, tal que la escopeta -infalible en las distancias cortas- o el rifle de francotirador, por si a alguien le apetece hacer la seta en la esquina del mapa, esperando volar la cabeza de algún conductor despistado. Desde luego, otro de los puntos fuertes será el propio diseño de mapas, tal que torres de aparcamientos, centros comerciales, la típica zona residencial americana, etc. Así como la propia personalización de los vehículos.

No faltarán tampoco los ataques especiales para conseguir puntuaciones de escándalo aplastando rivales sin ton ni son, de momento la aparición de Sweet Bot y la gigantesca Iron Maiden junto a explosivos nucleares, ya es toda una declaración de intenciones de lo que nos espera. A menos de un mes del lanzamiento la expectación está por las nubes, pues las ansias de destrucción de los jugadores unidas a la información que ha ido llegando del juego con cuentagotas, forman un cóctel molotov deseoso de estallar el 17 de febrero, día del lanzamiento con todo un fin de semana por delante para masacrar, destruir y crear toneladas de chatarra y escombro.

José Luis Fernández 27 | 01 | 2012