El clásico de Nintendo vuelve con aire renovado, mediante una revisión general que lo adapta a las particularidades de la nueva consola portátil producida por Nintendo. Durante la presentación de la máquina en Amsterdam pudimos acceder a una completa demostración jugable, basada en tres secciones que detallaremos en profundidad en el presente avance.

Cuando fue lanzado el videojuego original en Nintendo 64, la crítica fue totalmente unánime: el proyecto ideado por Shigeru Miyamoto se convirtió en un clásico instantáneo protagonizando una de las mejores transiciones del 2D al 3D que han podido vivir las sagas creadas por Nintendo. Junto a dicha transición, la perpetrada por Retro Studios con Metroid podría definirse también como de las mas sobresalientes.

Después de 10 años, Ocarina of Time vuelve a demostrar que los buenos conceptos nunca pasan de moda, y lo hace mediante un remake adaptado a la visión estereoscópica de Nintendo 3DS sometiéndolo a una revisión gráfica completa.

KOKIRI FOREST


Uno los lugares jugables que estuvieron disponibles fue la aldea de Link. En ella, pudimos rememorar los momentos donde nuestro protagonista alardea de haber conseguido por fin un hada que le sirva de compañera y guía entre sus compañeros, mientras probamos el sistema de control agarrando y lanzando rocas, cortando plantas mediante nuestra espada, o aprendiendo a utilizar el sistema de “targeting”.

El control responde de manera efectiva por medio del aprovechamiento del stick analógico, mientras que el acceso al mapa, el manejo del inventario y la información general los gestionaremos en la pantalla táctil. El control de la cámara se limita a poder situarla detrás de nuestro personaje para mejorar el punto de vista en situaciones complicadas.

INSIDE DEKU TREE Y GOMMA

Las restantes opciones desbloqueadas para la demo tenían que ver, respectivamente, con la primera mazmorra del juego y el enfrentamiento con el enemigo final. Gracias a estos dos fragmentos pudimos experimentar el control del nuevo titulo de Zelda.

Fijar nuestros enemigos con el botón L mientras nos movemos alrededor de los mismos para atacar con la espada o el tirachinas, resulta intuitivo y dinámico. Defendernos con el escudo no es complicado, y realizar movimientos de evasión mientras pensamos en la forma de realizar nuestra ultima estocada se torna realmente divertido.

Durante el enfrentamiento contra Gomma pudimos experimentar con el funcionamiento de la vista en primera persona para mirar a nuestro alrededor o utilizar el tirachinas con precisión, desplazando nuestra Nintendo 3DS aprovechando su sensor de movimiento. Aunque resulta algo confuso al principio, no tardaremos en pillarle el tranquillo para desgracia de nuestro rival.

ENCANTO VISUAL EN 3D


El remake que nos ocupa somete al clásico de Nintendo a una revisión gráfica concienzuda. El modelado de los personajes ha ganado enteros, la representación de los escenarios destaca por una mayor nitidez y unas texturas mas elaboradas, mientras que las animaciones y la tasa de frames por segundo han experimentado mejoras indiscutibles.

La adaptación esteoroscópica de los entornos resulta muy llamativa, obtendremos una sensación de profundidad en el Deku Tree mas drástica que la observada en Kokiri, y la sensación de volumen tanto en personajes como enemigos redondea una adaptación estereoscopica notable.

No obstante, en el plano técnico echamos de menos una mayor carga poligonal en los escenarios, y la paleta de colores, para nuestro gusto, responde a valores cromáticos demasiado saturados en comparación con la algo mas apagada gama tanto del original como de The Twilight Princess.

UN RETORNO IRRESISTIBLE

Después de muchos años soñando con un remake de Ocarina of Time, por fin ha llegado el momento aprovechando el lanzamiento de Nintendo 3DS. Por medio de un planteamiento visual potenciado gracias a las ventajas de la nueva maquina de la compañía japonesa, The Legend of Zelda: Ocarina of Time tiene todas las papeletas para convertirse en uno de los títulos mas exitosos del año.

Sergio Melero 26 | 01 | 2011