La oscuridad invade la estancia en nuestro “Hands-on” The Darkness II, en una habitación de las oficinas de 2K Games ataviada para la ocasión. La versión que testeamos es la de Xbox 360, la compañía de Luis de la Cámara es fundamental para entender el nuevo rumbo estético de la saga y, una vez a los mandos del videojuego de 2K, nos damos cuenta de que jugar dentro de un cómic interactivo por fin es posible.

Después de asistir a varias demos a puerta cerrada del juego, ya teníamos ganas de echarle el guante a la continuación de una de las sorpresas que nos regaló el inicio de la presente generación de consolas. Bastantes años después, la experiencia gana en profundidad, la acción se muestra sin ningún tipo de censura (por ahora) y, en general, el cambio visual elegido para la ocasión sirve como envoltura de lujo para un producto realmente prometedor.

MÁS FIEL AL CÓMIC QUE NUNCA

Una de las cosas que nos llama la atención de The Darkness II nada más comenzar la partida es su elaborado motor “cel shaded”. Como si de una mezcla de The Darkness y Borderlands se tratara, el nuevo título de 2K está recreado con un mimo fuera de lo común. El escenario, bañado por una fría luz durante la noche, nos muestra texturas en alta resolución que parecen dibujadas a mano. Según explica Luis de la Cámara (Product Manager de 2K Games), “al visitar los estudios centrales pudimos ver una herramienta mediante la cual se podían trasladar, de forma sorprendentemente sencilla, los rasgos característicos de los Artworks creados por el equipo artístico al entorno jugable, con un resultado realmente sorprendente”.

De esta forma, el resultado es muy similar al del cómic en el que se basa, perpetrado por el versátil Marc Silvestri, dando como resultado una experiencia muy atractiva en lo referido al apartado gráfico. Pero no hay mejoras tan sólo en el apartado técnico, sino que el argumento también recoge elementos del cómic gracias a la pluma del escritor del mismo.

En esta ocasión, y pese a que nos avisan de que el contenido del juego está pendiente de calificación, nos adentramos en la entrañas de un prostíbulo que, en realidad, es una tapadera que esconde una base de operaciones ocupada por los malvados discípulos de la Hermandad, organización que pretende hacerse con el poder de la oscuridad que, generación tras generación dentro de la familia de los Franchetti, ha llegado hasta las manos del protagonista del título: Jackie Stacado.

JUBABILIDAD VERSÁTIL

Una vez a los mandos del título, somos testigos del uso de la narrativa integrada dentro de The Darkness 2. Mientras entramos en la estancia guiados por una de las prostitutas, vemos como la acción a nuestro alrededor se genera con total credibilidad: multitud de clientes relacionándose con las mujeres de compañía, uno de los encargados del local maltratando físicamente al personal, diversas escenas “scriptadas” que aportan verosimilitud a la escena… Todo bajo un planteamiento estético lleno de contrastes y saturado en cuanto a la temperatura de color.

Cuando llegamos a la base de operaciones de la hermandad, por fin somos testigos del apartado jugable integral del título. Mediante las famosísimas serpientes que emanan de nuestro cuerpo podemos agarrar objetos para utilizarlos como armas o lanzarlos contra nuestros enemigos, tendremos la oportunidad de cercenar a nuestros adversarios mientras realizamos una ejecución tan espectacular como impactante, y agarraremos los corazones de los enemigos caídos si queremos recuperar energía.

Nuestro enemigos no nos lo pondrán fácil, pues en determinadas ocasiones intentarán minimizar nuestros poderes utilizando granadas de luz. Hemos de tener en cuenta que la exposición a la luz directa puede matarnos, por lo que tendremos que acabar con generadores, lámparas y focos que nos obstaculicen el camino si no queremos llevarnos una ingrata sorpresa.

En lo referente al armamento, será variado en su exposición y versátil en su utilización. Por una parte, llegaremos al punto de poder utilizar dos armas simultáneamente mientras potenciamos su nivel de destrucción mediante la progresión de las habilidades de nuestro personaje. Y ahí también radica uno de los puntos más atractivos del videojuego que nos ocupa. Mediante un cuadro de evolución, y a raíz de la “Esencia” oscura que consigamos en nuestra partida, podremos acceder a un amplio abanico de habilidades. Si preferimos potenciar la vertiente Shooter del título, ampliaremos nuestras opciones a la hora de utilizar armas con habilidades como la que nos permite tener algunos segundos donde la cadencia y la capacidad destructiva de las mismas se desata de manera increíble, con un resultado realmente espectacular.

Si deseamos potenciar nuestras habilidades oscuras, a medida que avancemos conseguiremos ataques específicos que nos permitirán lanzar a nuestro enemigos al aire para acabar con ellos cuando estén suspendidos, así como ejecuciones perfectas para que nuestras “amiguitas” las serpientes disfruten de un festín de violencia y vísceras sin parangón.

NO SIN MI DARKLING

Otra de las novedades del videojuego que nos ocupa reside en un pequeño personajillo que nos acompañará durante la aventura. El simpático diablillo Darkling nos ofrecerá pistas del entorno, nos dará la oportunidad de encontrar el camino cuando estamos atrancados y, en determinadas ocasiones que tomamos el control de este curioso acompañante, podremos acceder a los túneles de ventilación para espiar a nuestros adversarios, acabar con ellos de forma sigilosa o desbloquear algún camino que nos estaba vedado.

Sin ninguna duda, esto es tan sólo una pequeña muestra de lo que puede ofrecer al jugador The Darkness II. Tanto si eres seguidor de la saga o de los cómics, como si te acercas a ella por primera vez, el título que nos ocupa posee una puesta en escena y un carisma jugable que saciará las expectativas de los amantes de las aventuras de acción, gracias a su interesante argumento y sus novedades jugables. Sin ninguna duda, a cosa pinta realmente bien.

Sergio Melero 18 | 10 | 2011