Por primera vez, Tekken será jugado en una consola de la marca Nintendo. En la nueva portátil Nintendo 3DS podrá verse como los personajes más conocidos y queridos de la franquicia de Namco aparecen con la llegada de este título tan novedoso, que tiene en su efecto 3D su principal atractivo. Katzuhiro Harada, actual responsable de la franquicia Tekken a nivel mundial, nos acompañó durante una presentación amena aunque corta en su extensión, ofreciendo algunos detalles del juego y demostrando tanto su interés por la consola portátil como por ofrecer un buen juego y transmitir a los usuarios de Nintendo la experiencia de juego que puede ofrecer la saga Tekken, además de ampliarla a otros mercados. También se pudo ver el esfuerzo que está realizando Namco para traer toda un título de lucha que luce de manera notable en la portátil Nintendo 3DS.

UNA EXPERIENCIA TOTALMENTE ARCADE

En la demostración que tuvimos la oportunidad de jugar sólo pudimos ver una pequeña cantidad de los personajes totales, que podíamos contar con los dedos de una mano, aunque se espera que en el momento de su publicación haya hasta unos 40 luchadores que podrán pelear en un buen número de localizaciones alrededor del mundo. En cuanto a su mecánica de juego, sigue siendo la misma, teniendo en cuenta que es una saga que se renueva entrega a entrega, pero sigue al frente de su jugabilidad clásica.

De esta manera, estamos frente a un título de lucha en tres dimensiones, en el que los usuarios podrán desplazarse a través de los rings con una gran libertad y con la posibilidad de ejecutar todo tipo de movimientos entre los que destacan de sobremanera los ya clásicos puñetazos, patadas, movimientos especiales y combos finales que resaltan distintos tipos de habilidades que acabarán aniquilando a cualquier rival que se ponga en el camino. Se podrá determinar tanto un tiempo límite como un número de rondas para poder definir distintos tipos de combate y adaptarse a la extensión que desee el usuario. Uno de los puntos a favor de Tekken 3D Prime Edition es su estética arcade, que ofrece a los jugadores la posibilidad de coger la consola y ponerse a jugar combates, ya sea de modo individual como en multijugador local o en línea. Para su desarrollo y según palabras de su creador, se ha tomado como base Tekken 6, pero añadiendo las diferencias justas para hacer de él un juego único.

Alguna de las características que lo harán único será el uso tanto de las tres dimensiones estereoscópicas como la posibilidad de usar la pantalla táctil, que a parte de permitir desplazarse por los menús de una manera mucho más sencilla e intuitiva, también podrá ser usada en los combates. Además, hay que resaltar que tendrá contenidos adicionales completamente gratuitos, como la película de animación Tekken Blood Vengueance, que lógicamente podrá ser visualizada en tres dimensiones.

VISUALMENTE IMPECABLE

El aspecto visual del juego, partiendo con la base de Super Street Fighter IV: 3D Edition como competidor directo, es bastante bueno. El título corre a 30 FPS, dotando de una gran fluidez y suavidad todos sus movimientos, mucho más vistosos que el anterior mencionado. Los personajes y animaciones han sido muy bien implementados, respetando las entregas previas de la saga y trasladándolo de manera eficiente. El 3D estereoscópico es sensacional, dando un buen efecto de profundidad, haciendo que los personajes parezcan salir de la pantalla, además de que se siga contando con los mismos fotogramas y no desciendan en cuanto a sus FPS originales.

La presentación fue muy breve, pero demostró muy buenas maneras y vimos un juego que recuerda mucho a los clásicos Tekken, con los toques de modernidad y frescura que lo alzarán previsiblemente como uno de los mejores juegos de lucha del momento, especialmente en la portátil 3D. Aunque muchas de las funciones que se pudieron probar no estaban todavía implementadas, no dudamos en que su versión completa llegue con mucha fuerza a la portátil de Nintendo.

David Cabezas 06 | 09 | 2011