Después de observar con sorpresa la calidad que parecía atesorar el videojuego de Capcom para 3DS mas ambicioso (con permiso de RE Revelations), por fin fuímos partícipes de una demostración como Dios manda. El videojuego de Capcom deslumbra por su planteamiento técnico, lleva hasta un nuevo y cómodo nivel portátil uno de sus videojuegos “next-gen” estrella, y lo potencia con una presentación tridimensional solo posible mediante la nueva Nintendo 3DS. ¿Alguien da más?

FRENETISMO Y ACCIÓN TRIDIMENSIONAL

Street Fighter IV, sin ningún tipo de dudas, fue una de las más brillantes estrellas dentro de la premiere europea de Nintendo 3DS. Gracias a un apartado gráfico sorprendente, una adaptación estereoscópica que nos hace diferenciar muy bien los diferentes planos de profundidad, a la vez que potencia de forma efectiva los volúmenes de los personajes, y una tasa de frames por segundo dura como una roca, Super Street Fighter IV 3DS es espectáculo puro. Además, la inclusión de una cámara al hombro, que te permite ver la acción desde una perspectiva adaptada a la experiencia tridimensional, pone la guinda al pastel.

A nivel jugable, ejemplifica de manera directa lo que puede dar de si un videojuego de este calibre en la nueva máquina de Nintendo. El control con la cruceta no decepciona, la disposición de los botones resulta correcta tras unos minutos de juego, y en cuestión de segundos nos encontraremos encadenando efectivos combos a la vez que damos rienda suelta a nuestra capacidad destructiva realizando ataques especiales. Dichos ataques se pueden desencadenar utilizando las combinaciones clasicas de botones, o utilizando la pantalla tactil de Nintendo 3DS para encadenar golpes y combos espectaculares. Tanto la perspectiva lateral clásica como la nueva camara al hombro funcionan muy bien en este sentido.

ENSAYANDO CON NUESTROS PROTAGONISTAS


Nada más conectar el juego y quedar embelesados con el menú de selección de luchadores, donde hemos comprobado de primera mano el espectacular estilo artístico que maneja el titulo, no hemos podido retener la tentación de escoger a Ryu como protagonista de nuestro primer contacto. La fluidez del título: pasmosa. La respuesta de la cruceta: muy efectiva. La sensación general que nos deja Super Street Fighter IV 3D hace que ya lo hayamos apuntado en la lista de los más esperados de la nueva Nintendo 3DS.

Para terminar, Chun Li fue la escogida en aras de verificar la diferencia entre dos luchadores de este calibre. Sus movimientos gráciles a la par que contundentes se suceden en pantalla sin descanso, mientras encadenamos combos con gran facilidad mientras saltamos por todo el escenario aprovechando la espectacular perspectiva que sitúa la camara tras nuestro personaje.

EL CLÁSICO MÁS ACLAMADO

… vuelve a sorprendernos, esta vez mediante el aprovechamiento de la nueva portátil de Nintendo. Super Street Fighter IV 3DS es un juego de lanzamiento prácticamente irresistible, a todas luces soberbio en el plano técnico, y muy convincente a nivel jugable. Además, aprovecha las nuevas capacidades de conectividad inalámbrica de Nintendo 3DS para la generación de combates automáticos si pasamos cerca de otro usuario del juego, en los que se encadenarán peleas entre figuritas inspiradas en los personajes del título: según vayamos sumando puntos en este modo, iremos desbloqueando nuevas ventajas.

Jugar con el 3D activado, obviamente, no es necesario para disfrutar de todas su cualidades, pero es que una vez ves el motor tridimensional generado mediante una profundidad inusitada, el caramelo es demasiado dulce como para no atiborrarse. Nos gusta Super Street Fighter IV, nos encanta jugarlo en 3D, y lo queremos ya.

Sergio Melero 31 | 01 | 2011