Red Faction Guerrilla derribó las bases de la serie a martillazo limpio para ofrecer una aventura más abierta que las dos anteriores. Pero el problema de la destrucción gratuita es que su esencia aleatoria provoca tanto divertidas anécdotas irrepetibles como fallos irreparables. Al bombardear totalmente el ritmo lineal de los primeros Red Faction, Volition se topó con un imprevisto sin remedio: a la larga, el jugador acababa aburriéndose en Marte.

Por suerte, la desarrolladora ha aprendido la lección, y en Red Faction Armageddon ha reconstruido parte del soporte original para presentar una campaña restringida pero repleta de momentos emocionantes, edificios volátiles y alienígenas esquivos. Tras la extensa reforma, Volition le ha cedido al nieto de Alec Mason, y protagonista del título, la meta-herramienta que ha utilizado para hacer del derribo un ininterrumpido divertimento multiuso: la reparadora universal.

DE LA SUPERFICIE A BAJO TIERRA

Dos generaciones después de las trifulcas guerrilleras, los humanos que habitan en el planeta rojo se han visto obligados a vivir en su interior por culpa de las hostiles condiciones climatológicas de la superficie. Una conspiración convierte a Mason en el responsable indirecto de liberar a una raza alienígena que dormitaba en el núcleo marciano. Con el letargo bruscamente interrumpido, empezará una cruenta batalla por la supervivencia cuya primera víctima será el velado homenaje a la lucha social del proletariado comunista que hasta entonces había guiado la trama de la serie.

El brusco cambio narrativo y Origins, la mini-serie del canal Syfy que servirá de precuela a Armageddon, no son dos elementos casuales; Volition cree que uno de los problemas principales de Guerrilla fue su simple historia habitada por personalidades arquetípicas. Aunque aún es pronto para discernir mejoras, la demo que se ha probado del inminente título ofrece atisbos de un ritmo más cinematográfico de lo acostumbrado que sabe estar al servicio del verdadero elemento diferenciador de Red Faction: Geo-Mod, la tecnología destructiva por excelencia.

El primer momento clave del título es cuando Mason obtiene la pistola-imán, arma que puede enganchar un elemento con otro, propiciando que el primero vaya lanzado hacia el segundo. Si el jugador adhiere un alienígena contra un edificio, el enemigo no sólo chocará contra la estructura, sino que la atravesará con muchas posibilidades de hacerla venir abajo. Y viceversa: vigas, paredes y demás detrito pesado danzarán por la pantalla cual poltergeist orquestado.

Aunque el progreso por los misteriosos túneles de Marte sea lineal, cada combate ofrece las justas posibilidades para que cada usuario haga su propio bricolaje ofensivo. Ahora bien, un plan astutamente planificado puede anularse por un movimiento imprevisto del enemigo o por un súbito comportamiento de la física del título. Aquí es donde entra a escena el Nano Forge, herramienta portátil que regresa de Guerrilla con una función que reparará todos los elementos destruidos al acto.

DESTRUIR Y REPARAR


Como la reparadora universal está situada en el gatillo izquierdo del mando y las armas se disparan con el derecho, la inusitada e intuitiva simbiosis entre el Nano Forge y la pistola-imán permite que ésta tenga “munición” ilimitada y que la imaginación explosiva del usuario se encienda a toda mecha porque el miedo a que ocurra algún contratiempo desaparece por completo. Si una artimaña no ha salido bien a la primera, basta dos clics para volverlo a intentar. Si después de un enfrentamiento radical, Mason se ha quedado bloqueado en una escalera sin inicio ni final, no será necesario reiniciar la partida o realizar un salto de fe. Volition aprovecha la ocasión y ha introducido más elementos interactivos como generadores que si acaban siendo pasto del caos colateral oscurecerán la localización hasta su correspondiente reparación.

El dúo armamentístico antagónico es tan adictivo y efectivo que JuegosDB se pasó la demo de la campaña sólo con la reparadora y la pistola-imán, propiciando una funesta duda: ¿no está la desarrolladora preocupada de que la comunidad actúe igual y menosprecie las armas rutinarias? Volition permanece expectante a que sea eso lo que ocurra, ya que más adelante Mason encontrará tecnología similar como una generadora de agujeros negros de andar por casa o un cañón de plasma.

RED FACTION: ARMAGEDDON-ÍNDICE

PÁGINA 1

PÁGINA 2

Daniel Cáceres 25 | 04 | 2011