Dos de las mejores compañías desarrolladoras de videojuegos de acción en primera persona vuelven al mundillo y en esta ocasión para ofrecer a los jugadores un nuevo título que llega para asentar un género manido, usado, pero ofreciendo las innovaciones necesarias que justifiquen su compra.

Id Software, creadores del fantástico Doom, y Bethesda Softworks, cuyos trabajos más recientes son los de la franquicia Fallout, se unen para traer a esta generación de videojuegos Rage. Mucho llevamos escuchando y leyendo sobre este juego, de hecho, eventos como el E3, Tokyo Game Show y Gamescom han dejado imágenes de este título, dando la impresión de que se parecerá a Fallout, pero como ya se irá mencionando, nos traslada a un juego totalmente distinto en el que la total personalización de casi todos los elementos referentes a la partida conseguirán ofrecer una buena experiencia de juego.

UN UNIVERSO DE PELÍCULA

El estilo del juego es un shooter en primera persona, dentro de un entorno totalmente abierto en el que habrá que realizar una serie de misiones que los personajes irán planteando en los momentos de la partida. Dos tipos de estas pruebas se podrán encontrar: en un primer plano se dispondrán de unas que seguirán el hilo argumental, visitando diferentes ciudades y eliminando a enemigos y personajes que cuenten con un gran preso en la trama, mientras que en segundo lugar se tienen las secundarias que servirán para mejorar armas, conseguir dinero o simplemente ganar experiencia. Dejando de lado la mecánica, el mundo interactivo estará completamente devastado, post apocalíptico, en el que podremos interactuar con los personajes que nos encontremos o recurrir al universal lenguaje de las armas. Una de las principales ventajas de este mundo es que contará con unas dimensiones muy grandes, por lo que será necesario el uso de vehículos, cambiando la cámara a tercera persona para conducir de una manera eficiente.

Habrá una gran variedad de armas, desde escopetas y pistolas hasta algunas más fantásticas y futuristas como unos discos que cortarán todo lo que salga a su paso. Aunque a primera vista las misiones en las que se utilicen estas armas parezcan ir a distintos puntos y aniquilar a todo lo que se vaya encontrando a su paso, no será así. Deberemos ir a diferentes localizaciones, entablando conversaciones, recogiendo objetos y llevándolos a otros puntos. Los enemigos no se mostrarán débiles ante los disparos que se vayan ejecutando, pudiendo probar cada uno de los tipos de balas, como explosivas, con una mayor resistencia. Las tiendas serán un elemento más que básico a lo largo de la aventura, pudiendo comprar esas armas o balas, o simplemente vender aquellos objetos que no sean útiles y ganar algo de dinero para obtener otros de mayor potencia.

Durante estos enfrentamientos con los enemigos se dotará de un toque estratégico a la aventura, es decir, no todo consistirá en entrar “a saco” e intentar eliminar a los rivales. Esconderse, apuntar con la mirilla de manera certera y racionar las balas serán los elementos básicos que harán posible una experiencia de juego mucho más sólida y realista. Uno de los mejores detalles fue que al principio de la demostración se pudo encontrar que las armas se volverán más tecnológicas y sofisticadas conforme se vaya avanzando en la partida.

APARTADO TÉCNICO A LA ALTURA DE LOS MEJORES

El aspecto gráfico de Rage es sobresaliente. Si bien uno de los detalles más impresionantes fue el de su lograda ambientación post-apocalíptica, que no simplemente se trata en un hábitat desértico y sus supervivientes, sino que todos los edificios, señales, vehículos y hasta el más mínimo detalle ha sido realizado para que no sólo sea más realista, sino que de la posibilidad de interactuar con ellos.

Los personajes son impresionantes demostrando, tal y como id Software comentó, que llegan a tener unas medidas de píxeles increíbles, con todo lujo de detalles y unas animaciones más que notables. Los escenarios son de lo más variados, laberínticos y supone todo un reto salir de los niveles sin ser descubierto por los enemigos. Los juegos de luces y sombras han sido muy bien realizados. En la demostración se pudo ver que el título corría a una velocidad de FPS más que considerable, sin ralentizarse.

El aspecto sonoro es notable, lo típico en ese estilo de juegos. Una banda sonora que genera un aspecto de tensión y con un aspecto también de acción en unas composiciones de lo más variadas. En cuanto a los efectos sonoros, sencillos, con las voces de los personajes que en esta ocasión se encontraban en inglés, pero sin confirmación oficial se espera que lleguen doblados al castellano. Los sonidos típicos de armas y movimientos bien integrados, con gran sencillez.

Esto es lo que dio de sí la demo de Rage, un nuevo contacto a una de las grandes apuestas en el género de los shooters en primera persona con un más que correcto juego, que promete horas y horas de diversión. Misiones con una gran variedad, armas de lo más tecnológicas y un aspecto gráfico impresionante dan un juego que va a dar mucho que hablar en su lanzamiento al mercado el próximo mes de septiembre.

David Cabezas 28 | 07 | 2011