Catorce meses después del argumento del primer Prototype, Radical Entertainment, sus creadores, cambian los roles protagonistas de aquella aventura para ofrecernos una historia más dura, intensa y brutalmente exagerada de aquella primera mezcla de sandbox y superhéroes que tanto gustó al público y crítica hace unos años. Prototype 2 nos sumerge sin compasión en el que antaño era el villano de la historia, James Heller, en una lucha contra sí mismo combatiendo al virus de su interior y al enorme dolor en su corazón por la desaparición de su mujer y su hija en una devastada y consumida New York en la que se vuelve a ambientar la aventura.

No pintan la cosas muy bien en esta decadente Nueva York, que yace dividida en tres marcadas zonas dependiendo del nivel de infección mutante que existe entre su población. La zona verde de la ciudad ejemplifica aquellas zonas que aún no han sido contagiadas por el virus, aunque acabará teniendo un gran protagonismo según avance la aventura. La zona amarilla, que es la que nos mostraron, es la zona militar, vigilada por el ejército y por los agentes Blackwatch y mezclada con personas sanas y otras mutantes que van a decidir parte del destino del juego. Finalmente la zona roja, la contaminada, y donde se van a suceder los combates más intensos.

SED DE VENGANZA Y DESTRUCCIÓN

James Heller podrá ir mejorando sus habilidades conforme cumpla una serie de misiones, tanto principales como secundarias. El virus que le consume le otorga una serie de poderes temibles que también esconden una lucha interior entre la racionalidad y la sed de venganza en un ser que puede aparentar ser malo o bueno al resto de los ciudadanos de la urbe según las acciones que realice. También podrá ir recuperando parte de sus recuerdos absorbiendo el alma de ciertas personas clave dispersas por el mapa, para así ofrecernos más detalles de la historia.

Los poderes que nos mostraron fueron su capacidad de poseer otras personas e incluso criaturas, su enorme poder de salto, su capacidad de análisis y rastreo y la posibilidad de planear. En todo caso sus poderes más dañinos serán los tentaculares, con los que podrá destruir casi todo el escenario a su paso, pudiendo echar abajo hasta calles enteras, helicópteros y lanzar toda clase de mobiliario urbano a los enemigos.

Durante la demo nos mostraron las funciones de infiltración, las consecuencias en el trato con otros ciudadanos, el control de vehículos como helicópteros y un enorme enfrentamiento con un enemigo que ocupaba media pantalla, intercambiando proyectiles en forma de coches.

MUTACIÓN TÉCNICA

En términos visuales, Radical Entertainment ha sabido aprovechar muy bien las herramientas actualizadas de programación para ofrecer un título más compacto e inmenso que el original. La distancia de dibujado es superior con una ciudad más grande con mayor vida en sus calles. Por otra parte, las texturas son mejores al igual que los modelados junto a los efectos de partículas y físicas, dado un mayor sentido a ese carácter de destrucción que han querido imprimir. En todo caso estos últimos saltos gráficos no han sufrido una mejora tan grande, pero el juego se nota mucho más divertido, repleto de posibilidades respecto al primer Prototype.

Parece que Activision y Radical Entertainment quieren tomarse con cierta calma el mostrar a la prensa y jugadores el avance del desarrollo del juego, siendo muy cautos para enseñar siempre el mejor aspecto del título, que hasta ahora ha contado con muy buenas sensaciones. El lanzamiento de Prototype 2 está estimado para el próximo mes de abril, siendo uno de los primeros referentes de Activision para el próximo curso fiscal. El título está en desarrollo para Xbox 360, PC y PlayStation 3 y promete elevar a otros niveles de destrucción las buenas propuestas implantadas del original.

David Hernández 13 | 09 | 2011