Hello Games prepara uno de los juegos que más expectativas crean de cara a 2015, No Man’s Sky. Se trata de un juego de ciencia-ficción cuya característica más famosa es su exploración casi infinita. No queríamos acabar este 2014 sin repasar todo lo que sabemos hasta ahora del juego de Sean Murray, aquí vamos con nuestro avance de No Man’s Sky.

Colorido mundo de No Man's Sky

En No Man’s Sky somos un piloto de nave espacial que recorre el universo descubriendo planetas. El número de planetas que podemos encontrar y el tamaño de las galaxias a nuestro alcance es tal, que el creador del juego asegura que 584.000 años harían falta para descubrir todos los planetas que conformarán este título indie. ¡Si eso no es ser un juego infinito! Quizá por ello el juego no contará con contenido descargable posterior a su lanzamiento, cómo si alguien fuese a ser capaz de explorar cada rincón que propone No Man’s Sky.

El objetivo del juego será llegar al centro de la galaxia, algo que podríamos alcanzar utilizando de 40 a 100 horas, según Murray, sin embargo, para poder hacerlo tendremos que conseguir una serie de mejoras para nuestra nave que nos permitan viajar más rápido y más seguros. ¿Cómo se consigue esto? Se consigue como todo en esta vida, a golpe de talonario, por eso, tendremos que ganar dinero bien recolectando objetos y vendiéndolos, bien como soldado o bien como pirata que asalta naves en busca de botín. Ese dinero servirá para comprar en la tienda mejoras, para adquirir otras naves y para nuestro traje espacial. 

Volviendo al objetivo de No Man’s Sky, el juego no contará con hilo narrativo que nos mueva, la única historia es la que construyamos nosotros explorando la galaxia, consiguiendo dinero para mejorar en el juego, enfrentándonos a otros jugadores (aunque podemos elegir ser pacifistas, eso no evitará que seamos atacados) y visitando cada planeta para descubrir sus peculiaridades. En este sentido podríamos compararlo con títulos como Minecraft, sandbox abiertos sin historia (hasta que llegue Telltale).

Tras su debut en los extintos VGX de 2013 y su posterior paso por cada gran evento de 2014, no cabe duda que ya son muchos los detalles que sabemos de No Man’s Sky, y aún así, el juego es toda una incógnita. Es tal, que ha conseguido situarse como uno de los juegos más esperados de 2015, precisamente por la curiosidad que despierta su mecánica abierta y su incentivo de pioneros: el que primero llegue a un planeta, lo descubre y quedará registrado de ahí en adelante.

El juego presenta un mundo abierto en el que podemos cruzarnos con otros jugadores, aún así, no es un título multijugador masivo, sino un título con un espacio a compartir con otros. Tanto es así, que cada jugador empieza su partida en puntos muy lejanos los unos de los otros y al principio podría no ser fácil cruzarnos con otro explorador. Cuando un jugador descubre un planeta, queda descubierto para siempre, y todos los que vengan detrás sabrán que ese fue descubierto por tal o cual jugador. Al hacer estos descubrimientos, la información que obtengamos del mundo podremos compartirla con el resto de jugadores.

Dinosaurio en un mundo de No Man's Sky

Entre los miles de mundos diseminados por NMS no se encontrará la Tierra, aunque alguno será de un tamaño similar e incluso los habrá que nos parezcan parecidos. Encontraremos lugares inhóspitos, agujeros negros y si conducimos nuestra nave sin rumbo hacia la oscuridad, esta será infinita, nunca tocaremos el borde del infinito universo.

En nuestros periplos no encontraremos NPC, personajes no jugables , por lo que No Man’s Sky se presenta como una propuesta intimista, del hombre frente al vasto universo. Sin embargo, no se ha descartado que podamos cruzarnos con “otras formas de vida inteligente fuera de lo normal”. En cuanto a nuestro personaje, no podremos elegir el sexto, aunque deberemos personalizarlo con trajes diferentes para que pueda sobrevivir a diferentes entornos. Precisamente el traje compensa las gravedades de los planetas, por ejemplo.

Vista desde una nave de No Man's Sky

En las últimas semanas Hello Games ha concretado algunos aspectos de la jugabilidad tales como que no habrá teletransporte: lo que andemos en un planeta lo andaremos de vuelta hacia la nave. En nuestra exploración podemos descubrir flora y fauna (dinosaurios), sumergirnos en las masas de agua con las que nos crucemos, recolectar materiales y hacer fotografías a todo lo que veamos. Sin embargo, no podremos construir refugios ni estaciones espaciales propias, esto no es Don’t Starve.

En el aspecto gráfico, el juego presenta un dibujo colorido, de tonos cálidos, y muy variado gracias a las diferencias entre los distintos planetas. Y el sonido, también se está cuidando mucho, con una banda sonora firmada por 65daysofstatic. El grupo pretende con la banda sonora de No Man’s Sky que la música también sea un elemento diferenciador de cada mundo que exploremos, y para ello trabaja en una banda sonora que vaya generándose a medida que se avanza en el juego, de nuevo el concepto de infinito.

El juego aún no tiene fecha de salida, aunque su lanzamiento se espera para 2015.

Rocío González en 24 | 12 | 2014