Un mundo rebosante de imaginación, plagado de originales a la par que extravagantes personajes, supone el contexto escénico de esta nueva obra animada. En ella, seremos partícipes de una historia que combina con maestría realidad y fantasía, a través de dos mundos paralelos donde seremos testigos de un emocionante periplo, en el que la magia actúa como el ingrediente perfecto dentro de una fórmula plenamente aventurera.

Muchos podían pensar, tras esta breve introducción, que nos encontramos ante la última obra del maestro de la animación Hayao Miyazaki. Tras el éxito de producciones como El Castillo Ambulante o Ponyo, no sería extraño pensar en una nueva proyección de la magia escondida en trabajos como La Princesa Mononoke o El viaje de Chihiro, dentro de un largometraje de animación del afamado Estudio Ghibli. Pues, como la dualidad que el propio videojuego representa, no estamos hablando de una nueva obra maestra animada para el cine, pero si de un nuevo proyecto dedicado al mundo del videojuego realizado por Ghibli en colaboración con la excelente productora Level 5.

UN MUNDO DE FANTASÍA

Nino Kuni es el nombre elegido para dar vida a las aventuras de Olivier. Y subrayamos aventuras, en plural, debido a que podremos disfrutar de dos videojuegos basados en el mismo contexto escénico. La versión para Nintendo DS, elaborada con una espectacular combinación de gráficos tridimensionales en los personajes, y escenarios dibujados a mano, podéis conocerla más afondo a través del siguiente AVANCE.

La versión de PS3, aunque mantiene el mismo arco argumental, nos ofrecerá un desarrollo totalmente diferente, eso sí, diseñado bajo el mismo concepto de aventura RPG que define ambas producciones. En ella, interpretaremos el rol de Olivier, un niño que ha perdido a su madre de forma fortuita, por lo que nuestro viaje tiene como principal propósito el devolverle la vida. Gracias a la ayuda de Shizuku y su libro mágico, nos introduciremos en una realidad paralela donde las estancias se transforman en amplios y espectaculares parajes de fantasía, repletos de desafíos y colmados de seres muy especiales.

De esta forma, nos encontramos con un RPG al más puro estilo Level 5, donde la exploración de escenarios y mazmorras, se combina con la visita de preciosos poblados y aldeas, plagados de gente con la que conversar, comercios donde mejorar nuestro equipamiento o posadas para descansar tras una larga travesía. Y es que, para desplazarnos de un lugar a otro, recorreremos el mundo de Nino Kuni a través de un mapa tridimensional, donde aprenderemos los fundamentos del combate y la magia en enfrentamientos por turnos.

Aquí es donde reside otros de los aspectos que caracterizan a esta aventura: durante los combates unas pequeñas mascotas nos ayudarán mediante diferentes ataques y propiedades, mientras nosotros utilizamos el Libro Mágico para realizar todo tipo de conjuros. Este factor Pokémon añade frescura y versatilidad a un videojuego llamado a convertirse en uno de los RPG más destacados de la generación.

PURA MAGIA TRIDIMENSIONAL

La producción que nos ocupa pretende desatar todo el potencial de PS3 para ofrecernos una aventura cercana a las películas de animación más elaboradas del momento, mediante un entorno gráfico en CelShading totalmente tridimensional. El estilo inconfundible de Guibli se pone de manifiesto en cada una de las capturas que acompañan a este avance, evidenciando que nos encontramos ante un videojuego visualmente delicioso.

Gracias al trabajo paralelo llevado a cabo desde los dos estudios, Ninokuni: Queen of the Holy White Ash representa la perfecta sincronía entre estos dos grupos creativos. Las obras de Ghibli, detalladas al principio de este texto, encuentran su equivalente interactiva en las sagas más queridas de Level 5; como los RPG Dragon Quest o las aventuras del Profesor Layton. Ya solo nos queda rezar para que esta obra maestra en potencia llegue hasta nosotros para poder disfrutar de la magia y originalidad que sólo este dueto de estrellas puede ser capaz de idear.

Sergio Melero 23 | 11 | 2010