El pasado lunes 23 de Mayo tuvimos la suerte de viajar con THQ a Londres para asistir a la presentación europea de Metro: Last Light, la segunda parte de la aventura en primera persona que consiguió sorprendernos el pasado año con su perfecta simbiosis de acción, exploración y survival horror. En una exclusiva sala de reuniones de The Soho Hotel de Londres nos sentamos para escuchar, durante poco más de media hora, las declaraciones del equipo de desarrollo de Metro: Last Light.

Tras los aspectos técnicos, pasamos a una increíble demostración ingame del título con un vídeo que mostraba gran parte del potencial de Metro: Last Light. Pero eso no es todo, porque poco después, pudimos entrevistar a Dean Sharpe (Productor Ejecutivo) en The Crimson Bar, un espacio único de decoración exótica en el que parte del equipo de 4A Games respondió todas nuestras dudas e inquietudes.

UN COMIENZO INMEJORABLE

Metro 2033 es un videojuego que fue lanzado al mercado hace relativamente poco, en marzo de 2010, un título que nació fruto de la adaptación de 4A Games de la novela de nombre homónimo del autor ruso DmitryGlukhovsky. En Metro 2033 nos trasladábamos a los oscuros y tenebrosos túneles de la Rusia post-apocalíptica de Glukhovsky, en los subterráneos de Moscú.

Bajo la perspectiva de Artyom, un joven que ha nacido y crecido en la oscuridad de los túneles del metro de Moscú, vivíamos en primera persona los fenómenos y extraños ruidos que nos acechaban desde la sombra de esta realidad, con la única protección de una linterna y las armas que encontrábamos a nuestro paso. Un mundo en el que no todo era oscuridad, ya que también teníamos la oportunidad de salir a la superficie en busca de munición, o para cumplir misiones. Una superficie cuyos cielos contaminados nos impedían movernos tan libremente como nos hubiese gustado.

EL RETORNO A LAS PROFUNDIDADES

En esta ocasión, nos encontramos ante una continuación directa del primer capítulo de la saga. Mientras que su antecesor asentaba sus bases en la novela Metro 2033 de Dimitri Glukhovsky, en esta ocasión contaremos con una trama que, aunque está inspirada en Metro 2034, no se convierte en una referencia interactiva pura, pese a que conservará la esencia primera de esta obra literaria. Según Dean Sharpe: “Metro Last Light ofrece una interpretación de la novela en la que se basa, pero no podemos considerarlo como la versión interactiva del libro. No obstante, Dimitri ha colaborado activamente en la elaboración del guión de Metro Last Light”.

Mientras observábamos con atención el vídeo que nos mostraron en Londres, nos dimos cuenta de que la esencia de Metro Last Light hace honor a lo construido en la precuela: el videojuego nos traslada al Moscú post-apocalíptico de las novelas de Glukhovsky, bajo un planteamiento en el que volvemos a tomar el rol de Artyom, un hombre atormentado por un grave sentimiento de culpa y, a su vez, movido por la posibilidad de cambiar un mundo destinado a la perdición. En una época donde la vida se desarrolla en el subsuelo, la humanidad se enfrenta entre sí para obtener el poder absoluto, que se manifiesta en forma de un horrible dispositivo capaz de extinguir todo signo de vida.

UNA AMBIENTACIÓN REALMENTE INMERSIVA

Escena tras escena, pudimos comprobar el enorme nivel de detalle que alcanzan los escenarios, mientras éramos testigos de variados momentos de acción donde nos enfrentamos a situaciones límite. Mediante una vista en primera persona realmente inmersiva, el vídeo nos mostraba un momento de gran tensión donde el protagonista intenta no perder el equilibrio encima de un vagón de metro, a la vez que dispara a sus enemigos mientras el tren avanza a gran velocidad. A pesar de que el vídeo demostrativo era de la versión PC, Sharpe se apresuró a afirmar que el título se ve fenomenal en todos los contextos posibles: “Metro Last Light es un videojuego desarrollado bajo un concepto multiplataforma. Aunque es cierto que la versión PC resulta sorprendente, tanto en Xbox 360 como en PS3 se ha alcanzado un nivel muy similar, a pesar de que tuvimos algunos problemas con esta última”.

Otro momento del vídeo nos sirve de ejemplo de la sorprendente ambientación del título y de la variedad de sus situaciones. El creativo insistía en una idea, cuando uno de los asistentes le preguntó sobre el componente de acción que tendremos en Metro Last Light: “A pesar de que el vídeo que os hemos mostrado está plagado de tiroteos y escenas intensas, este juego cuenta con una profundidad digna de mención, que va más allá de los típicos juegos de acción”. En dicho momento, mientras avanzamos a través de la multitud, nuestro compañero llega hasta el lugar donde se está impartiendo una especie de mitin para lanzar un disparo al aire sorprendiendo a los asistentes. En un abrir y cerrar de ojos, todo el mundo echa a correr en múltiples direcciones, mientras miles de partículas de polvo y humo se entremezclan por doquier enfatizadas por una soberbia iluminación, dándonos una breve muestra de la lograda ambientación del nuevo videojuego de 4A Games.

PROMETEDOR EN TODOS LOS SENTIDOS

Después de este primer contacto, gracias a un evento donde se desvelaron detalles realmente interesantes del juego, estamos deseando ponernos ante una versión jugable. Metro Last Light es una secuela que pretende elevar la calidad de 2033, proponiéndonos un panorama desolador, donde la acción, la aventura, la exploración, la interacción con los escenarios (más destruibles que nunca) y la cuidada puesta en escena nos trasladarán al subsuelo no sin antes ofrecernos grandes dosis de survival horror.

Horribles mutantes, conflictos humanos que derivan en terribles derramamientos de sangre, acción con grandes dosis de infiltración y un mundo donde no puedes fiarte ni de tu sombra. Esto es lo que ofrecerá el nuevo videojuego producido por THQ, en el que no faltará un prometedor componente multijugador competitivo entre las decadentes ruinas de Rusia, del que hasta el momento no tenemos datos concretos. Sin duda, la cosa promete, y mucho.

Silvia Galiana 01 | 06 | 2011