Rockstar… cuando se oye el tintineo de esta compañía todos sabemos que algo de gran calidad está detrás, que se avecina al mercado de los videojuegos otro juegazo, uno de esos que te mantendrá pegado al sillón hasta que lo termines, de esos que dan de qué hablar antes, durante y después de su lanzamiento… GTA IV fue una obra maestra… Red Dead Redemption nos deleitó con su magnífico mundo y su ambientación exquisita… es hora de ver que nos trae Rockstar esta vez…

EL TIEMPO PASA… PARA TODOS

Allá por el 2001 salió a la venta un juego llamado Max Paine, que acaparó aficionados y crítica desde el primer día de su lanzamiento. Una mecánica de acción desenfrenada, un apartado técnico sublime, tiroteos a cámara lenta al más puro estilo Matrix y un guión digno de película, aunque lamentablemente y como suele pasar en este mundillo, la película estrenada hace dos años defraudó a miles de fans.

Max Paine 2 se presentó como su secuela directa y bajo el apodo de “The Fall Of Max Paine” recuperó las bases del primero y ahondó más en el argumento de su predecesor ofreciendo una mecánica más depurada pero que reposaba sobre las raíces del anterior.

Tras años sin saber nada sobre él, Max se presenta como un personaje mucho más maduro y evolucionado, y es que el tiempo pasa… para todos. Max Paine ha dejado atrás la siniestra y corrupta urbe de Nueva York y se ha retirado a Brasil, con el fin de dejar atrás su oscuro pasado… sin embargo, no lo conseguirá y es que Sao Paulo será esta vez el escenario donde el crimen y la corrupción vuelvan a ser los protagonistas.

EL CAMINO A LA REDENCIÓN


Nos encontramos con un Max cansado, del mundo y de su pasado. Los años no han pasado en vano y Paine se ha vuelto alcohólico, adicto a los calmantes y luce un aspecto mucho más descuidado y desaliñado que en las anteriores entregas. Ahora trabajará para una de las familias más ricas e influyentes de la ciudad y mientras cumple sus misiones se verá envuelto en una trama criminal que no hará otra cosa que devolverle la vida de la que tanto quiso huir.

EL CLÁSICO DE SIEMPRE, AHORA MADE IN ROCKSTAR

Aunque las anteriores entregas fueron publicadas por Rockstar, sus verdaderos desarrolladores fueron Remedy Entertainment, que hace poco nos deleitaron con el magnífico Alan Wake. Esta vez, Rockstar toma el relevo y se hace cargo por completo de esta nueva aventura, introduciendo algunos cambios en la jugabilidad y empleando el excelente motor gráfico RAGE, que tan buenos resultados ha dado con juegos como GTA IV o Midnight Club L.A.

Lo primero que nos llama la atención en su jugabilidad es el nuevo sistema de coberturas, que lejos de ser algo fundamental, pretenden ser otra posibilidad de juego, pretendiendo siempre Rockstar que se conserve esa jugabilidad de “tiroteo abierto” que siempre ha caracterizado a la saga. Encontraremos también nuevas posibilidades muy adecuadas a la mecánica y a la trama del título, como por ejemplo, coger enemigos como rehenes y usarlos luego de escudo humano o disparos finales similares a la habilidad “última batalla” del MW2 que, de ser acertados, nos darán un incremento en la salud y la adrenalina y nos permitirán seguir jugando.

Por último, encontraremos el famoso “tiempo bala” que ha sufrido suculentas mejoras que harán las delicias de los amantes de la acción, ofreciéndonos momentos épicos. La adición del motor Euphoria, para generar elementos naturales y movimientos realistas de una forma increíble y la detallada y trabajada destructibilidad de casi todo objeto que haya en el escenario prometen un apartado técnico impecable.

Además, por si no fuera poco, se ha añadido el llamado “Enviromental Bullet Time”. Aquí, el jugador asumirá el control de Paine en momentos especiales, como el deslizamiento por los tejados o algunas persecuciones ofreciendo escenas muy espectaculares y presentando una mecánica ya vista en juegos como Stranglehold o Wet, pero donde sus desarrolladores prometen una libertad absoluta en el manejo del personaje. Por último existirán momentos similares al “V.A.T.S” de Fallout, donde podremos ver y seguir la trayectoria de la bala hasta su impacto en nuestro enemigo.

EL REGRESO DE LA ACCIÓN PURA

Con la promesa del año 2011 como fecha de salida inexacta y las posibilidades de un modo multijugador del que poco se sabe hasta la fecha, Max Paine 3 promete ser uno de los grandes del próximo año y el mimo y cuidado que le está dando un estudio como el de Rockstar no hace pensar lo contrario. Max promete regresar a lo grande en un año que estará plagado de grandes títulos… ¿estará a la altura?

Ángel López 25 | 10 | 2010