avance de la noire
8 de diciembre de 1941, Estados Unidos declara la guerra a Japón y entra en la Segunda Guerra Mundial. Yo abandono a mi familia y entro en un conflicto del que no espero volver. Lo de Pearl Harbor el día anterior ha precipitado los acontecimientos. En pleno conflicto cometo muchos crímenes, creo en una injusta propaganda en la que me sustento para no desmoralizarme y tiño mi corazón de sangre, sangre de inocentes, sangre de guerra.

2 de septiembre de 1945, los japoneses se rinden, la Segunda Guerra Mundial concluye de forma oficial. Exhausto, sin ganas de seguir adelante, entro en el departamento de policía de Los Angeles en 1947. Simplemente quiero olvidar, olvidarme a mí mismo. Quiero vivir, pero no puedo escapar de mi oscura sombra.

L.A. Noire es uno de los mayores culebrones de la historia reciente de los videojuegos, pero promete poner en liza uno de los títulos más ambiciosos que se han concebido a día de hoy. Un homenaje al cine negro, un guiño a las novelas de detectives y una nueva concepción del sandbox. Premisas suficientes para recibir uno de los grandes títulos del año.

En el 2004 Brendan McNamara, presidente de Team Bondi, afirmó que estaban comenzando con un proyecto financiado totalmente por Sony. Desde aquel momento y hasta este 2010 han cambiado mucho las cosas, de hecho L.A Noire sigue sin salir al mercado, y hasta hace poco la información sobre el prometedor título era muy escasa, con un secretismo sumamente cuidado y con distintos rumores sobre cancelaciones que, por suerte, no se llegaron a materializar. De hecho, el juego estaba ideado originalmente para ser un exclusivo sonado para la sobremesa de Sony, sin embargo durante el duro desarrollo las cosas cambiaron hasta convertirse en un título multiplataforma, con versión también para la consola de Microsoft.

UN NUEVO CONCEPTO DE SANDBOX

la noire gameplay
El Team Bondi, un estudio australiano de poca trayectoria formado por ex integrantes del Team Soho Studio (The Getaway), está dedicándose exclusivamente a este nuevo proyecto, con total confianza de Rockstar y manejando un presupuesto insultantemente alto para ofrecer un programa innovador, una visión distinta del concepto sandbox, un paso más en el género y quizás una vuelta de tuerca a los patrones impuestos por Grand Theft Auto.

Convine aclarar que, a pesar de que L.A Noire se basa en un mundo abierto y recoge todos los elementos del sandbox, es eso y mucho más. Según las afirmaciones del estudio “L.A Noire ofrecerá el mundo abierto más grande y detallado hasta la fecha”, una declaración de intenciones que se sustentará en el principal pilar de aprender de los grandes pero amoldándolo a su manera. Aunque las comparaciones son odiosas, conviene no caer en el error porque LA Noire no es GTA, es “una aventura que se juega como GTA”, pero “la orientación es totalmente diferente”, según aclaró Jerónimo Barrera, vicepresidente de Rockstar.

A L.A Noire lo podremos definir como un sandbox de época, siguiendo la estela de títulos como Mafia o El Padrino, pero que se basa jugablemente en GTA. Una mezcla explosiva bajo un presupuesto de proporciones únicas para conseguir el éxito esperado. El juego se ambientará en la década de los 40 y 50 del siglo XX y será un continuo homenaje al cine negro y a las distintas novelas de detectives, porque LA Noire no es un juego de acción, es un juego de investigación, donde tendremos acción pero bajo otro prisma.

UN POLICÍA ATORMENTADO…

… en una ciudad corrupta. Los Angeles de 1947 será la urbe protagonista en el título, ciudad cuidadosamente recreada, dando como resultado una representación realmente enfermiza a nivel de detalle. Nuestro protagonista, el policía Cole Phelps —inspirado en Gay Cooper y Gregory Peck—, es un ex soldado de la Segunda Guerra Mundial acosado por los remordimientos de un pasado oscuro durante la contienda. La “mujer fatal” vendrá por parte de Elsa Lichtmann, una cantante jazz misteriosa que tendrá prendado al protagonista durante su aventura, haciendo gala de su magnética belleza clásica.

El hilo narrativo promete ser su principal baluarte, con más de 2.200 páginas de guión a sus espaldas, lo que equivale a 12 películas y a 2 temporadas de una serie de televisión, una cifra que enaltece un trabajo de fondo para poner en liza una trama absorbente y profunda de tintes cinematográficos. La acción nos propone controlar a Cole en su carrera como policía, teniendo que empezar primero por los departamentos más bajos hasta llegar al que realmente nos interesa. Así, comenzaremos en el departamento de tráfico, y pasaremos a otros como el de vicio, robo, incendios y el último el de homicidios.
la noire ingame
Tendremos un compañero diferente según el puesto que ostentemos, que nos ayudará a su manera, variando enormemente el comportamiento de un personaje a otro. Lejos de apostar por la acción habitual en juegos de este estilo, LA Noire se basará en el concepto de acción interactiva hacia otros personajes, porque nuestra principal razón de ser es investigar, leer el escenario en busca de pistas y descubrir los trapos sucios de la ciudad, y por desgracia también de la policía, sumergida en una historia de corrupción realmente compleja.

EL ESPEJO DEL ALMA

Durante las escenas de investigación no contaremos con ningún objeto o pista resaltada sobre el escenario, con lo que tendremos que prestar gran atención a cualquier detalle que observemos. Con esto Team Bondi desea hacer que la experiencia sea profunda y no meramente superficial, donde el jugador se introduzca mucho más en la acción, prestando suma atención al más mínimo detalle. Una vez que consigamos pistas las podremos contrastar para buscar sospechosos y hacerles primeramente entrevistas y después interrogatorios, factonres en los que se basará de manera muy pronunciada el juego que nos ocupa.

Gracias al revolucionario reconocimiento facial del que hará gala el título, tendremos unas expresiones inauditas, por medio de una “renderización perfecta” tal como adelantó Gameinformer en la exclusiva mundial sobre el juego hace unos meses. Los actores se han prestado a una técnica de captura facial desarrollada por Depth Analysis, que versa sobre 32 cámaras conectadas a un sistema que recoge aspectos tan increíbles como el pestañeo, los mínimos gestos, el comportamiento de los ojos, el maquillaje y cualquier detalle del rostro que pueda delatar al personaje. Todo ello ha sido recopilado en más de 200 Terabytes de información capturada. ¿Para qué nos servirá? Sencillamente porque durante los interrogatorios debemos estar muy atentos a estos detalles para saber si un testigo o sospechoso nos miente, nos dice la verdad o bien nos esconde algo.

CINE NEGRO INTERACTIVO

Pero si gráficamente es un desafío continúo a lo impuesto actualmente, el tema del sonido será también colosal, al menos en lo que ha trascendido en la labor de doblaje. Rockstar admite que pondrán voz más de 300 actores durante el juego, una señal del cuidado argumento y de la gran inversión puesta en un título nacido para triunfar en cada uno de sus apartados. También recogerá una banda sonora inspirada en aquellas décadas para sumergirnos aún más en esta experiencia.
la noire ps3 videola noire xbox 360
Pero L.A Noire no lo tendrá nada fácil para triunfar, porque de hecho el enemigo lo tiene en casa con Mafia II, que además saldrá en unas fechas muy similares. Tras estos primeros detalles sacamos una sencilla conclusión: tras la información difundida hasta ahora, L.A Noire es una apuesta tan segura como arriesgada, un proyecto muy cerca de ser ya una realidad jugable que llevará mucho más lejos tanto al género Sandbox como al concepto de cine negro interactivo.

L.A Noire saldrá para PlayStation 3 y Xbox 360 en el trimestre fiscal comprendido entre el 1 de agosto y el 31 de octubre de este año, tras los últimos ajustes realizados por Take 2. Sin embargo, la editora ya avisó que sería probable que un título situado en esas fechas se retrasara y no viera la luz hasta el siguiente trimestre. Presumiblemente será en el próximo E3 cuando contemos con muchos más detalles de L.A. Noire, tanto jugables como de su esperada fecha de lanzamiento.

David Hernández 06 | 04 | 2010