YA NI CENAR TRANQUILO PUEDE UNO

kane y lynch ingame kane and lynch 2
Durante los dos niveles del juego a los que tuvimos acceso, uno de ellos nos sitúa en una improvisada cena de los dos prófugos protagonistas en el interior de un restaurante típico de la zona, cuando de repente, el local es asaltado por un comando de fuerzas especiales con el fin de dar caza a Kane y Lynch por poner patas arriba a toda la ciudad. En dicha fase se nos permitió coger el pad para comprobar in situ las nuevas mecánicas jugables introducidas para la ocasión: además de depurar sensiblemente la animación de los protagonistas –uno de los puntos negros de la primera entrega- sobretodo al interactuar con las diferentes coberturas disponibles, encontramos un nuevo movimiento que depende del daño recibido por el fuego enemigo.

Cuando encajamos una determinada dosis de plomo, Lynch es derribado y cae al suelo con una animación realista y natural para, acto seguido, retomar el control con la mira apuntando al responsable de nuestra falta de equilibrio, esto nos permite abatirlo rápidamente pero debemos ser cautos, ya que tendremos que decidir en una fracción de segundo si queremos disparar a otros objetivos desde el suelo, o arrastrarnos hasta el parapeto más cercano con el fin de reponer la vida.

Quedó patente durante la demostración otra muestra de poderío técnico que afecta directamente a la jugabilidad, y que viene a ser la capacidad de destrucción del escenario ante la rifa de balas que tiene lugar sin descanso. El mismo restaurante se compone de incontables privados limitados por tabiques de madera, que no tardan en convertirse en miles de astillas a cada ráfaga y que nos obliga a movernos constantemente de posición si no queremos ser acribillados. Otro de los aspectos que se ha rediseñado por completo es la inteligencia artificial, pasando de los torpes y alelados esbirros de la primera entrega, a unos secuaces que al menos pueden presumir de tener estudios, ya que buscarán mil formas de flanquearnos u obligarnos a salir de nuestras seguras posiciones, huirán si se ven en desventaja, o no dudarán en pedir refuerzos para acabar con nosotros. Todo esto unido a la IA de los civiles como comentábamos en un principio, con el fin de aumentar las cotas de realismo ya de por sí desbordantes.
kane y lynch 2 xbox 360 kane y lynch 2 ps3
Otro de los niveles que disfrutamos, eso sí, como meros espectadores (lo que profesionalmente llamamos demostración “hands-off”), fue el asalto del crimen organizado en medio de la carretera. Con el deber de proteger a un VIP al que escoltamos en su coche blindado que pronto se convertirá en un amasijo de hierros, deberemos abrirnos paso a través del pitote montado en la vía pública, repleta de vehículos y viandantes que reaccionarán de diversa forma según nuestras acciones, y es que dirigirnos hacia un vehículo para escapar del fuego enemigo, para ver como arranca con el fin de evitar convertirse en diana, hace que nuestra rabia explote y no dudemos ni un segundo en vaciar el cargador sobre el temeroso conductor que intenta salvar su vida como puede.

Sobresaliente el frenetismo que se alcanza ante nuestro avance por la cantidad de situaciones que ocurren cada segundo: gente despavorida, todo explotando, el típico camión del hampa que aparece para cortarnos el paso, etc. El doblaje al castellano también será uno de los puntos a tener en cuenta, pues supera de largo la media de calidad a la que estamos acostumbrados.

POSITIVO PRIMER CONTACTO

Buenas vibraciones nos produce esta secuela de Kane & Lynch, mayores aún si establecemos la odiosa comparación con su juego debut, IO Interactive demuestra por activa y por pasiva que el hardware de la actual generación ya no es un misterio para ellos, con un cuidado por el detalle que en algunos puntos llega a ser enfermizo, como puede ser el abrir fuego contra un extintor lo suficientemente lejos para no ser derribado por su onda expansiva, lo que conllevará que se muevan las greñas que asoman alrededor de la calvorota de Lynch.
kane y lynch 2 avance avance kane y lynch 2
Si además le sumamos la innovadora técnica de mostrar una imagen sucia, totalmente cámara en mano más propia de un corresponsal de guerra que de los pulcros y estáticos planos a los que estamos acostumbrados, amén de un motor lumínico increíble, es algo que de triunfar puede suponer un punto de inflexión similar al que ocurrió cuando Hideo Kojima introdujo el Motion Blur en el mundo del videojuego a finales del siglo pasado. Quizás lo menos destacable de toda la presentación fue la dificultad para apuntar, pero no es algo que nos preocupe demasiado ya que el desarrollo se encuentra en su recta final, y está enfrascado en las labores de depuración y optimización propias del paso de fase beta a gold. Kane & Lynch: Dog Days pasa a la lista de futuribles para este verano, y a la espera de poder evaluarlo como es debido en cuanto le echemos el guante a la versión final.

KANE & LYNCH 2: DOG DAYS-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Primera Parte.

PÁGINA 2 – Segunda Parte.

José Luis Fernández 03 | 05 | 2010