No es fácil ser una empresa como 343 Industries en la actualidad. Recibir el legado de la empresa creadora del que probablemente sea el mejor shooter de la historia de las consolas es una tara que no muchos están dispuestos a soportar. Bungie decidió abrirse nuevos caminos –veremos en qué queda ese nuevo proyecto MMO que preparan- y tras el excelente Halo: Reach se deshizo del abrazo materno que eran los brazos de una megacorporación como Microsoft, que al instante sabía que dejaba huérfana a su mayor criatura.

Tras ello creó 343 Industries, una empresa joven, formada por retazos de otras compañías con experiencia, como es el caso de Pandemic Studios. Y de golpe se vieron realizando un experimento en forma de plataforma social, llamado Halo Waypoint y más tarde colaborar para crear las historias animadas del Jefe Maestro y los Spartan anteriores en Halo: Legends. Tras estos pequeños pasos empezaba la hora de la verdad, instruir al Jefe Maestro en nuevas aventuras a la altura de las originales. Este mes de noviembre nos llega la primera de las dos obras preparadas en el universo Covenant, Halo Anniversary maquilla el original con toques modernos, pero mantiene absolutamente todos sus aciertos. Algo nada fácil y que parece han conseguido.

¿REPETIMOS?

La historia del ofifial John-117 nace en el año 2001 en la primera Xbox y ahora revive sus mejores momentos en una consola de una generación posterior. Gracias a ello 343 Industries aprovecha todas las posibilidades que diez años de tecnología han aportado para lucirse. El motor gráfico de Halo: Reach convenientemente mejorado es el sustento de este remake que se codea entre las producciones más potentes.

Para los jugadores que disfrutaron en su día del videojuego de Bungie este Halo Anniversary se convierte en un diamante que aprovechar, la misma historia y escenarios con un lavado de cara digno de mención, además está el añadido multijugador, que tanto a nivel competitivo –en mapas de Halo 2 y del primer juego creados para la ocasión- como cooperativo a pantalla partida u online se convierte en una de las razones de más peso a la hora de adquirir este título. Para jugadores nuevos esta debería ser la ocasión de jugar a un hito de los videojuegos, aunque para ellos se convierta en una empresa mucho más difícil.

Nos explicamos: La incontable generación de nuevos títulos que seguían las maneras y mecánica de Halo han llegado hasta la actualidad. Los shooter en consola, así como principalmente su jugabilidad directa, exploración y manejo deben su razón de ser a Halo, por lo tanto puede que ya hayan visto juegos que le han superado en duración, gráficos (recordemos que Halo nunca se ha caracterizado por ser un portento gráfico -sí técnico-) o penetración social y cultural para los que hoy no llegan a los 18 años. Eso sí, la inmersión que produce en el jugador no ha tenido parangón hasta el día de hoy en el género salvo algunas excepciones –Half-Life 2, Condemned: Criminal Origins-. Por lo tanto este Halo Anniversary debería ser un entrecot, un obligado primer plato en el aglutinado mercado “fast food” de la época navideña.

DEMONIOS COVENANT, ANTES Y AHORA

Tras probar Halo Anniversary las sensaciones no pueden ser mejores, tiene un multijugador potente a la altura de la serie, gráficos remozados y coloridos que lucen realmente bien en los televisores modernos y una historia que reproduce la original sin cambios excesivos –sí algunos que nos introducirán en la historia de Halo 4-. El mejor momento llega en una maniobra mitómana de 343 Industries, ¿qué mejor forma de rendir tributo al juego original que pudiendo jugar como era entonces?

A la manera de los remakes de Monkey Island, Halo Anniversary podrá jugarse en cualquier momento como el original del 2001 tan sólo pulsando un botón. Algo interesante, bien llevado y por lo que hemos podido ver, rápido y con un alta usabilidad ya que no entorpece en ningún momento la acción. Cero ralentizaciones y cero esperas, un diez para la iniciativa de 343 Industries.

Otras característicasdel título son obvias para un desarrollo actual, a saber, 1000 puntos en logros, mapas descargables para un futuro y dedicación de la empresa responsable con actualizaciones periódicas. Otro elemento gratificante, el precio. Microsoft sabe que un remake podría tener difícil su aceptación si no se ofrece nada realmente llamativo, por ello han ajustado su precio hasta los previsibles 39.90 euros, un precio espectacular por una novedad.

Parece que el Halo Anniversary estará a la altura del original, cuidado y pulido hasta el extremo. Poco más queda decir, entonces, de la nueva apuesta de Microsoft, tan sólo esperar a su lanzamiento en noviembre y disfrutar de la reproducción exacta de las sensaciones que millones de jugadores tuvieron en el 2001 con el lanzamiento de Halo; a saber, inmersión absoluta, escenarios con escalas imposibles, una historia apasionante y el sentir, por primera vez en muchas décadas de juego, que el enemigo era un ser vivo que pensaba, se escondía y huía. Un minuto de silencio para los miles de Grunts masacrados en acto de servicio, pues no eran más que un pez fuera del agua en esto de la guerra.

Adrián Hernán 17 | 10 | 2011