Gravity Rush es uno de esos juegos que llegan sin hacer ruido y que tienen bastantes papeletas para convertirse en un peso pesado del catálogo de lanzamiento de la nueva portátil de Sony. Al iniciar el juego lo primero que nos llama la atención es su apartado gráfico en Cel-Shading y la soltura con que se mueve en la pantalla de la consola, lo que deja claro la potencia de la pequeña bestia portátil de Sony.

A pesar de esto el juego no se limita sólo a unos buenos gráficos. La jugabilidad juega un papel muy importante y da mucho protagonismo al nuevo sistema táctil y al sensor de movimiento que incorpora la consola. Estas novedades en el control se han implementado de forma magistral, fusionándose con los controles clásicos de forma intuitiva, natural y no dan en ningún momento sensación de ser simples añadidos.

La protagonista del juego es Kat, una chica rubia con ojos de color rojo, que sin saber como, tiene poderes que le permiten manipular la fuerza de la gravedad. A pesar de que no se ha desvelado mucho sobre el argumento, parece que todo girará en torno a la búsqueda de respuestas por parte de la protagonista. El origen de sus poderes, por qué está en la ciudad de Hekseville y por qué no puede recordar nada, serán algunas de las incógnitas a desvelar.

gravity rush

LA JUGABILIDAD ES LA CLAVE

Al pulsar el botón R, nuestro cuerpo cambia de color y pasamos a un momento de ingravidez (algo que también afectará a quien esté a nuestro alrededor). En este estado de ingravidez veremos un pequeño círculo azul que hará de punto de mira y nos servirá para establecer la gravedad en un nuevo lugar al pulsar el botón R de nuevo. Este método de apuntar puede realizarse con el stick analógico derecho o bien moviendo la consola gracias al giroscopio. La decisión final tendrá que tomarla el propio jugador.

Encontraremos un pequeño toque de rol en el juego ya que a medida que progresamos, nuestra protagonista ira adquiriendo nuevos poderes, que suponemos, nos irán dando acceso a zonas donde antes no podíamos acceder. Tendremos a nuestra disposición la pantalla táctil y el panel trasero táctil que nos permitirán reaccionar con mayor rapidez ante los distintos obstáculos que nos encontraremos.

A la hora de enfrentarnos a nuestros enemigos los controles son los tradicionales utilizando el stick para movernos y los botones para eliminar a nuestros enemigos. La cosa cambia cuando los enemigos están en zonas no accesibles a pie, donde tendremos que volver a hacer uso de los poderes gravitatorios para poder golpearlos en el aire. Según avanzamos iremos ampliando nuestro repertorio de golpes, la mayoría basados en patadas.

gravity rush vita

INCREIBLE PARA UNA PORTÁTIL

La ciudad de Hekseville se ve espectacular en la pantalla OLED de PS Vita. Los escenarios tienen una profundidad y detalle increíbles para tratarse de una portátil. La ciudad está llena de vida. Ciudadanos que se pasean por sus calles, animales que en algunos casos huirán a nuestro paso, objetos que podemos romper y vehículos aéreos que se desplazan por el cielo y que podremos ubicar gracias al excepcional sistema de sombras del que hace gala el juego.

El tamaño de la ciudad da la sensación de ser bastante grande, a pesar de lo poco que hemos podido ver, ya que la demo probada te devuelve siempre al mismo punto cuando tratas de acceder a nuevas zonas. Esperemos que el resultado final sea satisfactorio y el resto del título esté a la altura de todo lo que hemos podido ver por el momento, aunque todo parece apuntar que así será.

Sergio Lopez Chicharro 24 | 02 | 2012