avance fallout new vegas
Lo creas o no, tu vida y costumbres pueden cambiar radicalmente dependiendo del lugar donde vivas. No, no hablo de cosas tan radicales como las diferencias entre vivir en una gran ciudad o en mitad del Sahara. Hablo de tipos de ciudades. No es lo mismo pasar una tarde de verano en Sevilla que en Montecarlo.

Mientras que en la primera probablemente estarías escondiéndote de cualquier atisbo de sol para sobrevivir a esos terribles cuarenta grados, en la segunda seguramente estarías sentado en una terraza con vistas al puerto tomándote algún tipo de cóctel presumiblemente muy caro. Rodeado de viejos ricachones, mujeres guapas y coches de lujo. Una ciudad para los ricos. Como puede ser Dubai. Aquí, en España, lo más parecido que tenemos sería Marbella, aunque se queda “un poco” lejos de las demás.

Pero si tuviésemos que nombrar una por encima de todas, la ciudad definitiva del pecado y el lujo, esa sería sin duda Las Vegas. O bueno, quizá en otro tiempo lo fuese, porque ahora, desde lo del holocausto nuclear, la cosa ya no es lo que era…

BIENVENIDO A NEVADA

fallout new vegas xbox 360
Y es que hablar de Las Vegas es sinónimo de casinos, fiestas, alcohol y noches que apenas se recuerdan a la mañana siguiente. O, al menos, así era antes. Porque en New Vegas todo es diferente. Aquí todo es parecido al Washington que ya viste en Fallout 3 (y si no lo viste, ve reservando los billetes y date el gustazo de pasearte por allí, porque es sin duda uno de los mejores juegos de la generación). En resumen, estamos en un mundo post-apocalíptico, donde todo tal y como lo conocemos ahora ha quedado reducido a nada por un desastre nuclear. Y, como no podía ser menos, la radiación ha hecho que surjan nuevas especies, no muy amistosas en general, con las que tendremos que convivir en nuestro día a día.

Así pues, el primer cambio con respecto a su antecesor es evidente, se trata de la localización. Adiós Washington, hola New Vegas. La ciudad conservará parte de la Las Vegas original, y su extensión será parecida al mapa del primer juego. Sin embargo, y a diferencia de este, aquí el cielo aún se mantiene azul, lo que hará que la paleta de colores del juego sea un poco más variada, y no se base tanto en los tonos grisáceos de Fallout 3, haciendo que la atmósfera sea un pelín menos apocalíptica. A decir verdad, gráficamente esa es la diferencia más notoria que observaremos, porque en el apartado técnico el juego casi parece una expansión del anterior. No es de extrañar, ya que comparten el motor gráfico, al que ya se le va notando el peso de los años.

Por suerte, la intención de este Fallout New Vegas no es entrarnos por los ojos y dejarnos el estómago vacío, sino todo lo contrario. Obsidian apuesta por mejorar la ya de por sí excelente experiencia de juego de Fallout 3, introduciendo una serie de cambios y mejoras. No por ello se desechan las buenas ideas de la anterior entrega, como el magnífico sistema V.A.T.S., que aquí hará su aparición de nuevo. Por si no jugaste a Fallout 3, o simplemente no lo recuerdas, este sistema nos permitía pausar el juego temporalmente al encontrarnos con un enemigo y elegir qué íbamos a hacer con él. Concretamente, podíamos seleccionar a qué parte del cuerpo íbamos a dispararle, causándole más daño dependiendo si nuestros disparos impactaban en una u otra, pero claro, no en todas era igual de fácil acertar, lo que nos obligaba a seguir siempre alguna estrategia.

Pues bien, todo esto se mantiene en la nueva entrega, pero además los chicos de Obsidian dicen que esta vez mejorarán las escenas a cámara lenta que veíamos al usarlo, para hacerlas más espectaculares si cabe. Las armas también se verán mejoradas, incluyendo nuevos “juguetitos” como lanzagranadas y armas láser, e incluso dándonos la posibilidad de mejorar nuestro arsenal con accesorios. De esta forma, podremos usar distintos tipos de munición, aumentar los cargadores o incluir mirillas telescópicas en las armas que ya poseamos.

Pero sin lugar a dudas, la apuesta más arriesgada (y a la vez más atractiva) de este Fallout New Vegas tiene nombre y apellidos: Modo Hardcore. Se trata de un nivel de dificultad extremo, que pretende ser lo más realista posible. Seguro que alguna vez has tenido la sensación de que los juegos cada vez son más sencillos. Que si checkpoints cada cinco minutos, vidas infinitas, munición que nunca se acaba… Olvídate de todo eso. Si eliges jugar a Fallout New Vegas en modo Hardcore tendrás que currártelo para sobrevivir. Necesitarás comer, porque sino apenas tendrás energía para moverte. Necesitarás beber, porque de lo contrario no durarás ni un par de horas en pleno desierto de Mojave. Tendrás que pensar muy bien qué armas llevas encima, porque estas pesan y pueden ralentizarte. Incluso la cantidad de munición que lleves encima influirá en la fluidez de tus movimientos. Y ni que decir tiene que, si tienes la mala suerte de caer herido, olvídate de regenerar la energía escondiéndote tras una piedra. Ya puedes ir buscándote un médico.

SOBREVIVIENDO A FIN

Todo apunta a que Fallout New Vegas será una entrega más que digna de la saga. Siguiendo los pasos de su antecesor, Fallout 3, promete introducir los suficientes cambios como para enamorar a los fans de la serie, pero sin caer en la monotonía. La inclusión del Modo Hardcore es todo un punto a favor, y todo un toque de atención a aquellos que piensan que los videojuegos cada vez son más sencillos (o a aquellos que los hacen más sencillos). Si bien es cierto que la evolución gráfica con respecto a la última entrega es más bien escasa, creemos que las novedades que se incluyen harán que merezca la pena. En otoño sabremos qué tal se vive por Las Vegas después del Apocalipsis. Mientras tanto, siempre podemos darnos una vuelta más por el Yermo mientras escuchamos Radio Galaxia.
fallout new vegas pcfallout new vegas ps3

Javier Pastor 19 | 05 | 2010