La franquicia F1 de Codemasters vuelve a sorprender en su constante escalada hacia un realismo total. La inclusión de elementos como un mejorado paddock y un nuevo pit lane, entre otros, no pretende sino poner al jugador en la piel de un campeón mundial. De ahí que en el modo carrera podamos pasar de ser un completo “noob” a ser el número uno, posición que defiende Sebastian Vettel. Una empresa nada fácil si tenemos en cuenta que, por una lado, tenemos a otros corredores ansiosos como nosotros por triunfar en el nuevo modo online, y por otro, la IA mejorada del motor del juego, EGO, que pondrá al rojo vivo la competición en modo offline.

HACIA EL PODIO

Es costumbre que las primeras horas de juego, hasta que nos habituemos a los controles y cojamos cierta pericia, las pasemos en el modo offline, o lo que es lo mismo, en el modo carrera. En esta competición las cosas serán bien distintas al típico arcade que nos permitía salir de base con un Ferrari, pues seremos, ni más ni menos, la última escudería del paddock. En adelante, habrá que ganarse el patrocinio de una firma de renombre, la confianza del equipo y el cariño del público si es que queremos contar con todas las opciones para desbancar al campeón.

Por supuesto, y como es norma en un juego de semejante realismo, las licencias de la FIA, de los corredores y sus patrocinadores estarán al día para asegurar la inmersión total en el mundo de la Fórmula 1. Además, F1 2011 contará con dos nuevos trayectos: el circuito internacional de Buddh, el primer Grand Prix de la India, y el complejísimo circuito de Nürburging.

Y es que, además de obtener una experiencia de simulador cuasi perfecto, el juego posee el ambiente dominguero rebosante de glamur que solo la Fórmula 1 tiene, además de sus singulares hábitos. Los boxes con un frenético ir y venir, el paddock hasta la bandera de pilotos relajándose con sus sendas azafatas de la escudería, el safety car comprobando la pista, la vuelta de formación, las retransmisiones en directo de las distintas cadenas… Por ello, decimos que F1 2011 satisface a varios niveles, pues pasamos de la absoluta inmersión en la parafernalia del deporte más elitista del mundo a la sobriedad de una conducción sin errores, pasando por un pasajero embelesamiento ante la maravilla técnica de este nuevo título. Otro punto fuerte, sin duda.

La calidad de los gráficos, la gestión de los cambios climáticos -lluvia, movimiento de las nubes, intensidad de la luz…- y los efectos de pista -agua en pista, sombras…- son resultado del motor gráfico denominado EGO. Este polivalente motor es la columna vertebral de muchos proyectos de Codemasters, pues permite gestionar gráficos de calidad y una potente IA tanto en juego offline como online. Este último es, sin duda, el as en la manga de F1 2011 para esta temporada.

KILÓMETROS Y KILÓMETROS DE PIQUES

¿Cuántas veces nos ha apetecido jugar con un amigo a la consola? ¿Y correr con otros tres una partida online? Y una vez reunidos los cuatros, ¿no apetecen más corredores, no solo para hacer bulto, sino para darle más emoción a cada vuelta? F1 2011 ha pensado en todo eso. A parte de poder jugar con amiguetes tanto offline como online, en este último modo podremos correr con 16 jugadores, incluidos nosotros. La puesta en escena puede ser todavía mejor cuando la partida se configura para 24 corredores: los 16 conductores humanos más 8 que gestiona la máquina, en aras de imitar el paddock real de un grand prix.

Codemasters también ha querido actualizar ciertos componentes de los bólidos de 2400 cc., de acuerdo con la normativa de la FIA. En este título, al igual que en la competición mundial, estarán presentes el sistema KERS -Kinetic Energy Recovery System- y el sistema DRS -Drag Reduction System- para dar mayor espectacularidad a las carreras.

Quizá, ante la profusión de detalles técnicos, algún jugador poco ducho en la conducción se amilane ante la aparente complejidad de este título. No caigáis en tal error, pues F1 2011 también está pensado para que los iniciados, en sus primeros rodajes, podrán activar las líneas de ayuda durante las carreras -aquella trazada óptima para tomar sin riesgo, y en el menor tiempo posible, curvas, chicanes, etc-.

Por el contrario, para aquellos que ya estén familiarizados con el juego, sean más temerarios o bien se les quede pequeño eso de conducir con un mando de PC, PS3 o 360 -aunque el juego también estará disponible en PS Vita y 3DS-, Codemasters ha realizado significativas mejoras en el control del volante. La optimización de este se pone a la altura del simulador de F1 por excelencia para aportar una gran dosis de realismo para los más fanáticos de la conducción que, a partir del 24 de septiembre, podrán disfrutar de la máxima competición automovilística desde el sofá.

David Alvarez 26 | 07 | 2011