Tras mucho tiempo de espera, años de anunciar el juego una y otra vez con la esperanza de que viera la luz, después de muchos altibajos, y con casi 13 años de trabajo a sus espaldas, Duke Nukem forever por fin verá la luz el año que viene. ¿Cómo es que estamos tan convencidos de ello? Porque gracias a la compañía 2k Games, y con desarrollo de Gearbox, hemos podido probar el título al fin.

HAIL TO THE KING

Hace tan solo unos días tuvimos la suerte de poder asistir a la presentación de la nueva entrega de la saga Duke Nukem, que llega la friolera de 15 años después que su antecesor, el increíble Duke Nukem 3D. Podemos decir que el desarrollo del juego ha sido un verdadero caos, llegando ha estar cancelado no hace mucho tiempo, pero gracias al esfuerzo y el cariño, sobretodo al de algunos valientes que apoyaron el proyecto en los momentos más complicados, podemos confirmar que definitivamente Duke Nukem Forever verá la luz el próximo año 2011 (salvo una grandísima sorpresa que no creemos tenga lugar).

Lo que pudimos ver en la capital inglesa fue, posiblemente, la demo que posteriormente todo el mundo podrá disfrutar, y la verdad es que el juego promete mucho, sobretodo horas y horas de diversión en un ambiente de destrucción alienígena centrada en nuestro personaje principal, el increíble soldado americano Duke. Corresponde al perfil que todos conocemos de soldado americano por excelencia. Grosero, vacilón, un chulito de los pies a la cabeza, con su puro en la boca el noventa por ciento de su vida, sus músculos muy bien definidos, y una capacidad increíble para destrozar y acribillar a todo bicho viviente que se ponga por delante, ya sean pequeños extraterrestres con cara de Jabalí o bien enormes monstruos robóticos que pretenden aplastarlo.

El juego seguirá siendo fiel a las bases que convirtieron a Duke Nukem 3D en uno de los mejores juegos de su época, con el personaje principal como hemos comentado en el párrafo anterior. Duke Nukem Forever mantendrá la misma línea argumental y el mismo humor adulto y machista que hasta ahora ha predominado en la saga. Frases como: “Es hora de patear culos y de masticar chicle, y chicle no me queda” o bien “Este no es un puto juego de meadas” nos muestran que nuestro protagonista seguirá siendo el mismo de siempre, lo que nos agrada enormemente para seguir disfrutando con las descaradas situaciones del brutal Duke.

CRECE LA LEYENDA

La historia del juego es continuista, es decir, en Duke Nukem Forever, los hechos transcurren 12 años después de Duke Nukem 3D (prácticamente el tiempo que han tardado en desarrollar el título). Tras salvar la tierra de la invasión alienígena, Duke es ahora famoso y lleva la vida que siempre ha querido llevar. Es rico, conocido en todo el mundo, y se ha montado una especie de hotel casino en Las Vegas donde vive rodado de todos los vicios que siempre había soñado. Alcohol, juego y mujeres, muchas mujeres ligeras de ropa y vestidas de forma muy sexy que le regalan a diario los placeres carnales que el desea. Muestra de ello son las gemelas que aparecen en la demo durante una escena verdaderamente “Dukenista” por así llamarla.

Prosiguiendo con la historia, los alienígenas vuelven a la tierra 12 años después de su desaparición, pero esta vez aseguran venir en son de paz, y el presidente de los Estados Unidos de América le pide a nuestro Duke que se mantenga al margen. Pero nada más lejos de la realidad, ya que las verdaderas intenciones de los visitantes son raptar a las mujeres terrestres para procrear con ellas, y así crear un ejercito muy numeroso. El único que se da cuenta de ello es, como no podía ser de otra forma, nuestro chico, y procede a la acción, tomándose la justicia por su mano a pesar de las posibles consecuencias.

Esta situación es la que envuelve a Duke Nukem Forever, pero ¿cómo se desarrolla el juego en su apartado jugable? Ahora mismo os adelantamos que la cosa está calentita y promete mucho. El manejo es sin duda de lo más fácil de llevar, y la forma de jugar mantiene el encanto de la saga, con un modo muy arcade, cargado de acción sin prácticamente descanso y escenarios donde avanzaremos de forma lineal para arrasar todo lo que encontremos a nuestro paso.

La forma de acabar con nuestros enemigos será a través de los diferentes disparos que podremos realizar con nuestras armas, que serán de lo más variopintas. Una de ellas, la clásica Shrink Ray, nos permitirá convertir a los alienígenas en diminutos personajes para luego realizar la famosa patada de aplastamiento. La utilidad de esto no la hemos visto demasiado clara, ya que es harto complicado lograr un segundo de relax para actuar con tranquilidad, pero eso si, es muy divertido ver a un extraterrestre con el cuerpo de Arnold Schwarzenegger y la cabeza de Jabalí en un tamaño de apenas escasos centímetros.

En otro orden de cosas, el apartado técnico del juego, de lo que hemos podido ver hasta ahora, no es que destaque enormemente por su alto nivel de detalle, no podemos esperar un juego con escenarios y personajes muy realistas. Ahora bien, el juego tampoco nos pide eso, Duke Nukem Forever apenas nos dejará tiempo para pensar, ya que la acción se sucede sin demora, y segundo tras segundo estaremos atentos a todo lo que se nos viene encima. En ese sentido, el juego responde de una manera más que notable, y teniendo en cuenta que se ha desarrollado bajo el Unreal Engine 3 de Epic Games podéis imaginaros el nivel que tiene.

RESUMIENDO

En definitiva, Duke ha vuelto, y lo hace en su nueva entrega Duke Nukem Forever, donde volveremos a controlar a uno de nuestros héroes favoritos de PC de la década de los 90. Maleducado, machista, bruto, y con un humor contundente y directo, disfrutaremos sin lugar a dudas en todas y cada una de las situaciones del título de 2k Games. ¡¡Preparaos para patear culos alienígenas!!

Raúl Salguero 18 | 10 | 2010