La franquicia de lucha estrella de Tecmo no pensaba quedarse atrás y ha trabajado a conciencia en el diseño de un nuevo Dead or Alive exclusivo para Nintendo 3DS. Y, por lo que hemos podido experimentar en primera persona a raíz de la Presentación Europea de Nintendo DS, el producto resulta bastante sorprendente.

Mediante un trabajado motor gráfico y toda la esencia jugable de la saga, Dimensions pretende beneficiarse de las propiedades esteoroscópicas de Nintendo 3DS para que podamos disfrutar de combates intensos y variados, interactuando con los escenarios mientras quedamos sorprendidos del modelado de cada uno de los luchadores que forman su atractivo plantel.

UNA NUEVA DIMENSIÓN

Lo primero que nos ha llamado la atención del título distribuído por Tecmo, es su apartado gráfico. La sensación de profundidad se evidencia en cada combate y se potencia en cada escena cinemática del modo Historia. Los volúmenes de los luchadores y las luchadoras del juego responden a valores de profundidad muy coherentes, y se integran dentro de un espacio escénico formado por multitud de elementos. Las animaciones siguen el patrón de las últimas entregas de Dead or Alive, y la física de tejidos aunque es simple, resulta correcta en combinación con los movimientos que realizan los luchadores.

La voluptuosidad de luchadoras como Ayane o Kasumi se combina con la contundencia de contendientes como Hayabusha o Jann Lee, dando como resultado espectaculares combates donde los protagonistas estelares son los combos, agarres, bloqueos y contraataques que se sucenden sin descanso. Si consigues lanzar a tu adversario a través de un precipicio, caerá al nivel inferior y la lucha seguirá desarrollándose en el nuevo entorno, algo a los que nos tiene acostumbrados la saga siendo un signo de distinción que se mantiene aquí, y se potencia gracias a un empleo de las 3D esteoroscópicas realmente ejemplar.

La jugabilidad resulta ágil y dinámica, los controles son bastante sencillos y la pantalla inferior tiene una función muy interesante: nos muestra combinaciones de botones en tiempo real para que vayamos aprendiendo los ataques más demoledores de nuestro luchador favorito o nuestra combatiente más querida. En esta demo hemos tenido la oportunidad de disfrutar con combates a un Round a traves de distintos entornos: el interior de una pagoda, un hermoso templo al atardecer, un misterioso laboratorio o los tejados de una ciudad japonesa a la luz de la luna son algunos de los espacios escénicos adaptados de forma muy atractiva a las particularidades de la nueva Nintendo 3DS.

También hemos podido sacarle algo de partido al modo historia, en el que se nos presentarán diferentes situaciones mientras se desarrolla una sencilla trama por medio de escenas cinemáticas. La vivida en el primer escenario de este modo, con puente colgante incluído, revela el buen hacer de Team Ninja en cuanto a la disposición de los puntos de vista adecuados y la potenciación de elementos en primer plano, en aras de que el resultado visual sea lo más sorprendente posible.

UN BUEN SABOR DE BOCA


Pese a nuestro escepticismo inicial, que podría también definirse con la frase “miedo a que Team Ninja haya aprovechado el tirón de la franquicia para convertirla a Nintendo 3DS de forma anecdótica”, hemos quedado bastante satisfechos tras nuestro primer contacto con Dead or Alive: Dimensions. Su apartado gráfico es notable, pese a que el texturizado de elementos no está a la altura del buen trabajo de modelado.

Su sistema jugable funciona y obedece de forma inmediata a nuestras acciones, hecho propiciado por la buena disposición de los botones en la Nintendo 3DS. Además, a nivel sonoro sigue los cánones de la franquicia, con melodías que aumentan y enfatizan el ritmo de los combates más frenéticos que podremos vivir en nuestra futura 3DS.

Sergio Melero 24 | 01 | 2011