darkvoid-avance
Algo está consumiendo nuestro universo, una fuerza inmensa y antigua casi más allá de nuestra comprensión. Millones de años atrás, los esbirros de ese poder encontraron su camino hacia un planeta, el tercero de una estrella amarilla anodina; la nuestra. La raza que crearon llama a sus maestros “Los Vigilantes”. Durante miles de años han sido conocidos como dioses y sirvieron a sus oscuros propósitos, pero unos pocos humanos desarrollaron poderes extraordinarios. Se les conocía como los Adeptos y se sublevaron, desterrando a Los Vigilantes en un universo paralelo, donde han estado maquinando futuros proyectos de venganza desde lejos. Hasta ahora.

Esto es lo que Airtigh Games nos revela acerca de Dark Void, pero más allá de esta excelente introducción, hay un juego genial cuyo lanzamiento está próximo. Es difícil imaginar cómo un título puede mezclar géneros tan incompatibles como acción aérea y un shooter en tercera persona pero, sin embargo, todavía hay gente que puede demostrar que esto y mucho más es posible. Crear una obra atractivo y desafiante es el santo grial de muchas desarrolladoras. De hecho, casi la mitad de ellas se quedan en burdas copias de juegos pasados o simplemente títulos demasiado pretenciosos que nunca llegan a ser explotados realmente como merecen.
dark void avance avance dark void
Pero, afortunadamente para los jugadores, todavía existen personas capaces de enfrentarse a este tipo de retos y salir victoriosos… o creemos que pueden hacerlo. Desde que Dark Void fue revelado el pasado verano, ha estado relegado al margen, mientras los pesos pesados de Capcom –Street Fighter IV, Resident Evil 5, Dead Rising 2, Lost Planet 2– nos mantienen ocupados cubriéndose de gloria. Pero, por instinto propio, os podemos decir que Dark Void ciertamente merece más atención de la que está recibiendo.

Desarrollado por los cerebros pensantes detrás de Crimson Skies, Dark Void te pone en el personaje de Will, un piloto que se estrella en el Triángulo de las Bermudas, antes de ser absorbido en un mundo extraño interdimensional y que se caracteriza por su jet pack. Aquí un montón de desgarbados seres mitad robot, mitad carne, extraterrestres –imagina a los Geth de Mass Effect, pero con menos anorexia–, están conspirando para apoderarse de la tierra, con sólo un puñado de combatientes de la resistencia humana armados con aviones destrozados o maltrechos para tratar de evitar el ataque.

COMBATE AÉREO Y SHOOTER

dark void ingame
Más allá de la historia, Dark Void se adentra en territorio desconocido, con la confianza que deposita Will en su jet pack y que será puesta a prueba. Con un modo de juego aéreo constante y que obviamente se basa en la verticalidad, posee, sin embargo, la cobertura estándar de la mecánica de los shooter en tercera persona. Por lo que hemos visto hasta ahora, estos elementos de juego diferentes combinan a la perfección, haciendo de este título algo increíblemente fresco, realmente emocionante en el género.

Es difícil no estar impresionado por la física detrás del juego. Con batallas al aire libre, Ovnis al estilo de los años 50 –aquellos discos plateados que vemos en la televisión desde pequeños– rugiendo sobre un deslumbrante paisaje alienígena, se siente también un sentido real del peso y del realismo con combates aéreos en 360 grados, pero que no debería sorprender demasiado, dada la excelente labor realizada en Crimson Skies.

Con tierra firme como un simple escenario, tu objetivo principal es llegar al campamento de la prisión central de los Vigías. Sin embargo, el progreso se ve obstaculizado por un puñado de aviones que luchan contra las molestas torres a cubierto alrededor de la zona. Mientras que tu jet pack ofrece una maniobrabilidad satisfactoria que te permite un poder de fuego excelente, a diferencia de un avión convencional, podrás disparar, regresar, impulsarte, detenerte y quedar suspendido –los que hayáis jugado a RocketMan tendrán una idea de lo que decimos–, todavía hay más. Y es que tendrás otros medios de transporte disponibles.
dark void capcom dark void videos
Si has jugado a Gears of War, Uncharted o cualquier otro título de acción en tercera persona, te sentirás como en casa, con un sólido sistema de cobertura. El juego promete una amplia gama de entornos abiertos, que suman alrededor de 12 niveles. Es más, el entorno del juego está lleno de elementos que incentivarán al jugador al descubrimiento y la exploración, haciendo que vayas a lugares que ni siquiera pensabas que existían.

Otro detalle a destacar son las armas. En la superficie puedes tener dos a la vez, y también puedes recuperarlas de los enemigos caídos. Sin embargo la introducción de un inventario tipo armario, te permitirá recuperar cualquier combinación de las armas que has tenido anteriormente. Más allá de eso, Airtight Games promete alrededor de diez objetos únicos divididos entre las municiones del mundo real y las de energía basada en “la tecnología Tesla”. Los enemigos derribados sueltan “Puntos Tech” que puedes usar para actualizar tu casco, jet pack y armas, cada una de ellas con su propia lista de opciones de personalización.

Algo que realmente atrae de Dark Void es la sensación de que nunca puedes estar del todo seguro de lo que sucede a tú alrededor, hay algo inquietante en los enemigos y la falta de claridad en cuanto a lo que le ha sucedido a los personajes principales. Claramente, esta es una historia larga y fascinante que necesitará un montón de horas para poder completar a su pleno potencial.

UNA BANDA SONORA DE PELÍCULA

dark void release
Sin embargo, podríamos pretender que la historia es el mayor gancho de Dark Void. Pero, otro de sus puntos positivos radica en su apartado musical. Con un estilo de banda sonora a lo Battlestar Galáctica –del compositor Bear McCreary– podríais pensar que es suficiente, pero además se ha creado una versión de la canción de Bob Dylan, All Along The Watchtower, que debería incluso salir como un single. Esto significa un cambio de las aburridas imitaciones tipo orquesta de películas que estamos acostumbrados a escuchar de otros juegos de acción. No podemos esperar a disfrutar la banda sonora al completo. Una rareza cuando no se trata de videojuegos que llevan por título “Metal Gear” o “Final Fantasy”.

Finalmente, el planteamiento jugable casi se iguala con la música, ofreciendo un diseño de niveles que se basa mucho en el concepto de cobertura en la vertical. Es la enorme y, a menudo, desconcertante escala del juego y su alcance lo que realmente impresiona. Dark Void es un auténtico estimulante para cerebros acostumbrados a juegos más… “clásicos”. La obra es materia prima potencial en este momento, así que deberíamos mantenernos alerta sobre él. La última cosa que desearíamos es que este juego pase desapercibido, como sucedió con Bionic Commando. Dark Void todavía puede merecer una mejor suerte.

Pablo Pino 27 | 11 | 2009