brink
Splash Damage prepara algo que podría ser grande. Si a su interesante currículum -Wolfenstein Enemy Territory y Quake Wars- añadimos el acuerdo de colaboración alcanzado hace un tiempo con Bethesda -Fallout 3 y WET- podríamos augurar que el título que preparan ambas compañías con vistas a un lanzamiento multiplataforma en la primavera del año que viene se va a convertir en un acontemiento esperado. Y es que, aunque apenas haya trascendido información relativa al título y sus responsables se mantengan cautos en sus declaraciones hasta la Gamescom, Brink ya nos ha dejado algunas noticias interesantes.

El juego nos traslada directamente a un futuro no demasiado lejano -en torno a 2035- cuando la humanidad, siempre avariciosa y sólo interesada en el beneficio del individuo, está en continua batalla. Las grandes ciudades han sido destrozadas y sólo The Ark se mantiene intacta. Aunque, evidentemente, eso no es más que una ilusión, ya que los habitantes del utópico escenario deben evitar a toda costa que la gente del exterior asalte la ciudad y los de fuera deben conseguir entrar cueste lo que cueste.

Así dicho, no parece que estemos ante un revolucionario título, pero si añadimos que el juego mezclará elementos de shooter, con RPG y hasta algo de “parkour” -a lo Mirror’s Edge- ya tenemos el combo perfecto. Según los últimos datos, podremos jugar en un mismo equipo hasta con siete compañeros, para llevar a cabo las diferentes misiones. Si eliminar a esos molestos enemigos artificiales os resulta poco desafiante, también existirá la opción de realizar combates ocho contra ocho, en lo que auguramos será el modo estrella de Brink.
brink brink
Otro detalle interesante es la similitud, al menos en lo que se ha podido ver de los diseños conceptuales, con Team Fortress 2. Por si fuera poco, se ha asegurado que el juego incluirá la función S.M.A.R.T. -Smooth Movement Across Random Terrain-, que realizará los saltos por todas las plataformas de forma automática, para que el usuario pueda dedicarse plenamente a la acción, dejando claro que es lo primordial, aunque con un toque mucho más frenético.

Además, parece que el estilo visual del juego será muy innovador. Mediante la tecnología id Tech 4, Brink nos meterá en escenarios cochambrosos y marginales para luego llevarnos al lujo y el glamour, en lo que parece una interesante crítica a las clases sociales. Ese toque gráfico junto con el multijugador, pueden llevar al título de Splash Damage y Bethesda a lo más alto: gracias a su presencia en la Gamescom podremos saber mucho más.

Antonio López 09 | 08 | 2009