La tercera entrega de la saga FPS Borderlands se situará cronológicamente en la historia como la segunda, es por ello que han decidido ponerle el rebuscado nombre de Borderlands: The Pre-Sequel, precuela de Borderlands 2, secuela del original (y fantástico) Borderlands y a su vez, lo que vendrá antes de  un presumible Borderlands 3. El nuevo título llegará en otoño de este mismo año y está destinado a las plataformas en las que ya aparecieron las versiones anteriores: PC, PlayStation 3 y Xbox 360, así que nada de esperar el shooter en la última generación, al parecer lo dejan para el siguiente…

Borderlands: The Pre-Sequel

Borderlands: The Pre-Sequel introduce muchas novedades, siendo la primera de ellas el estudio titular de su desarrollo. En esta ocasión 2k Australia ha cogido la batuta, y con la colaboración de Gearbox Software, responsable de los anteriores, se encarga de este desarrollo. Gearbox Software afirma que fue una suerte que 2k Australia estuviera disponible para encargarse de la nueva entrega ya que tras Borderlands 2 y sus DLC, muchas cosas habían quedado por contar.

Otras de las grandes novedades sin duda es el escenario en el que se ambientará el nuevo juego: la luna de Pandora. Por primera vez en la saga viajaremos al satélite de Pandora, después de haber recorrido el planeta en los dos títulos anteriores. La luna de Pandora no solamente aporta una estética distinta a las localizaciones sino que  añade sus propias características a la historia, afectando a la jugabilidad.

La luna de Pandora dejará a nuestros personajes en un hábitat muy diferente al de la superficie del país y tendremos que vérnoslas con gravedad baja o ausencia de atmósferas, lo que muchas veces podremos usar en nuestro beneficio. ¿Cómo? La baja gravedad nos dará un rango mayor de movimientos: podremos saltar más alto y a una mayor distancia, y la ausencia de atmósferas será un punto débil importante del enemigo, apunta al casco y verás qué gracia les haces.

Las explosiones también ganarán en potencia, y los enemigos podrán quedarse suspendidos y aturdidos el tiempo justo para que acabemos la faena. Otra manera nueva de desplazarnos será con jetpacks, y es que este nuevo Borderlands apuesta por el juego vertical y la luna de Pandora es un escenario privilegiado para ello.

Bordelands: The Pre-Sequel - avance packshots

Por supuesto, estas características también tienen contrapartidas que nos pondrán las cosas un pelín difíciles, y es que además de la vida y la munición, debemos estar pendientes de nuestro nivel de oxígeno.

Borderlands: The Pre-Sequel se ha desarrollado a partir de la tecnología de Borderlands 2 y se nutre de todos los avances y ventajas vistos en esta última entrega y sus expansiones.

 

Orígenes de Jack El Guapo

Jack El Guapo es sin duda uno de los personajes más carismáticos de la franquicia. El tirano de Borderlands 2 aparece como protagonista del nuevo juego. En él se contará la historia de cómo Jack El Guapo ganó el control de Pandora y se convirtió en el dictador que conocimos en la segunda parte.

A primera vista parece una historia de DLC, pero su cambio de escenario, las nuevas mecánicas de juego, nuevos personajes, nuevas armas, etc. dan un volumen al título que justifica su salida como juego independiente, standalone. Quizá es justo por esto, porque suena mucho a continuación y tira de un personaje que ya conocemos, que se han decidido por un lanzamiento que excluye a Xbox One y PS4. Sin duda es un título pensado para seguidores de la saga.

 

‘Nuevas’ clases de personajes

  • Nisha la Justiciera (Borderlands 2)

ANisha la Justiciera, Borderlands 2

  • Wilhelm el Forzador (Borderlands 2)

Wilhelm el Forzador, Borderlands 2

  • Athena la Gladiadora (Borderlands)

Athena la Gladiadora, Borderlands

  • Claptrap

Claptrap, Borderlands

Por supuesto, Borderlands: The Pre-Sequel mantiene la estética caricaturesca y cel shading (con los bordes negros pronunciados) de la saga, y sería una apuesta segura aventurar que contará con unos diálogos cachondos cargados de humor, pero para confirmar esto y muchas otras cosas tendremos que esperar un poco más.

Rocío González en 11 | 04 | 2014