El éxito casi inesperado que tuvo el anterior Borderlands ejemplificó que nuevas IP también pueden alcanzar el favor del público y la crítica si el trabajo realizado es bueno. Los culpables de la calidad que atesoraba el título fueron Gearbox Software, que contra todo pronóstico plantaron una semilla que les va a dar muchos frutos.

Convertido ya en franquicia, el fruto ya está aquí, con el mismo equipo al cargo y con Take-Two frotándose las manos. Y es que Borderlands 2 sí ha conseguido disparar las expectativas con una secuela directa que hace realidad un gran elenco de cosas que no tuvieron cabida en el original, apostando por la misma mecánica, reciclando una serie de elementos y estrenando otra serie de características que ahora detallaremos.

EN TIERRA HOSTIL

El título se ambienta cinco años después del anterior, dando continuidad a un final que dejó indiferente a mucha gente. Aquí un villano llamado Jack se ha hecho con un elemento llamado Eridium, que le ha deparado tanta riqueza que se ha hecho con la corporación Hyperion, que controla casi todos los rincones de Pandora, una Pandora que se posiciona más variada y amplia que su antecesor.

Y es que de variedad y no tanto de renovación es en lo que se sustenta esta nueva entrega. Ahora tendremos mucho más de cada cosa, es decir, más enemigos, más armas, mayor variedad de localizaciones, más personajes con los que interactuar y otra gran parte de vehículos. Pero cada una de estas novedades cuantitativas también caen reflejadas en su calidad.

Los enemigos en Borderlands 2 cuentan con una IA mucho más depurada, cada uno de ellos con un tipo de comportamiento muy distinto y con decisiones que toman en base a nuestras acciones. Las armas, que ya había un millón de combinaciones en su antecesor, se han renovado por completo, huyendo el equipo de reciclar las que ya habíamos visto. Las localizaciones destacan por tener una mayor variedad, no solo entornos cerrados y desérticos, sino ahora también con llanuras verdes o pasajes helados.

Hablando de los personajes, ya no podremos controlar a los del anterior juego, pero estarán ahí como personajes secundarios con lo que podremos interactuar. Ahora habrá cuatro nuevos personajes, de los que hasta ahora solo han desvelado uno, un tal Salvador que es capaz de portar dos armas pesadas en sus fuertes brazos.

LA NUEVA Y DESAFIANTE PANDORA

En la demo presente en la GamesCom comenzamos en un escenario helado que respondía al nombre de Morrowfield, que encerraba el escondite de una criatura llamada Bullymong con movimientos de orangután que le hacían muy peligroso y que usaba elementos del escenario para darnos la bienvenida. Después pudimos tomar prestado una especie de camioneta en la que podían montarse hasta cuatro personajes para cooperar entre sí, unos conduciendo y otros repartiendo plomo.

Abandonando esta zona, llegamos a una fortaleza donde pudimos ver con más detenimiento la IA de la máquina, que ahora sabe defenderse mejor y se esfuerza por pillarnos desprevenidos. Nuestro siguiente paso fue toparnos con Noomad, un ser que portaba un escudo y que nos puso en serias dificultades. También pudimos probar un modo cooperativo a dos jugadores donde se nos mostraron otros enemigos nuevos como una especie de robots bípedos, teniendo uno de ellos preso a uno de los personajes del primer juego.

Visualmente se mantiene fiel al original, con ese estilo ‘cell-shading’ muy particular y con el mismo sentido del humor de siempre. Las animaciones de los enemigos han sufrido una mejora considerable, algo complementado con la IA tal como hemos explicado. Igualmente, no debemos dejar pasar por alto la mayor densidad poligonal en personajes y escenarios y la calidad de las texturas, que han tenido un mayor trabajo. Borderlands 2 está siendo desarrollado por Gearbox Software para PC, PlayStation 3 y Xbox 360 en un lanzamiento estimado para 2012.

David Hernández 15 | 09 | 2011