El anuncio oficial de Assassin’s Creed IV: Black Flag, con su respectivo tráiler, está generando más disgustos que alegrías y no ha empezado con buen pie. En esta ocasión, la PETA, una organización en defensa de los derechos de los animales, se ha manifestado en contra de la caza de ballenas que aparecerá en el nuevo videojuego. Sin embargo, Ubisoft no se ha quedado de brazos cruzados antes esta reivindicación, ya que también se ha manifestado sobre el asunto.

 

UN INTENSO DEBATE

La organización en defensa de los animales ha manifestado, a través de uno de sus protavoces, su descontento ante la caza de ballenas del juego, una actividad prohibida en una gran parte del planeta. “Hay tantas mentes creativas en Ubisoft involucradas con Assassin’s Creed que nos decepciona que hayan tenido la necesidad de glorificar la caza de ballenas. La PETA anima a las desarrolladoras a crear juegos que sean respetuosos con los animales y no juegos que promuevan la caza y la aniquilación”, ha manifestado la organización.

Para la PETA, la esencia del juego trivializa esta práctica. “Sería otro asunto si el juego reflejase la crueldad y el horror de la experiencia de cazar una ballena que lucha por su vida y a la que disparas con un arpón, o varios, y a la que se fuerza a luchar durante horas mientras sigue viva en el barco. En Assassin’s Creed 4 no pasa nada por matarlas”, han señalado. Además, la PETA ha continuado con su reivindicación al afirmar que “si hubiese un juego en la época anterior a la Guerra Civil Americana y se tuviese que esclavizar a personas, la gente tendría problemas con eso, porque sentirían que están glorificando la esclavitud”.

Por su parte, Ubisoft ha defendido su nuevo proyecto. “La historia es el pilar de la saga Assassin’s Ceed. Assassin’s Creed IV: Black Flag es un juego de ficción que utiliza hechos reales durante la era pirata. Con el juego no estamos apoyando la caza de ballenas de la misma forma que tampoco fomentamos el estilo de vida pirata con mala higiene, saqueos de barcos y borracheras”, ha afirmado Stone China, relaciones públicas de la compañías.

Lorena Garcés Abarca en 09 | 03 | 2013