Assassin’s Creed 3 podría ser compatible con Kinect de Microsoft y/o PlayStation Move de Sony, si tenemos en cuenta que cuando salga a la venta ambos periféricos ya estarán bien aposentados en el mercado. Ahora bien, ¿cómo se podría justificar su presencia en el próximo título de la serie de Ubisoft?

Kinect es el periférico que lo tiene más difícil: exigirle al jugador que ronde por el salón de su casa inclinado cual asesino sería pedir demasiado. No obstante, si Assassin’s Creed 3 se controla principalmente con un mando clásico y sólo utiliza Kinect en momentos precisos (como la Visión de Águila), entonces la implementación del aparato sería sutil y para nada cargante.

Pero Ubisoft suele ser una compañía que escucha a sus usuarios antes de tomar decisiones tan importantes como ésta. ¿Os gustaría que el próximo Assassin’s Creed, sea cual sea, fuese compatible con Kinect y Move? ¿Para qué podrían servir estos aparatos?

Daniel Cáceres 30 | 12 | 2010