Assassin’s Creed es una serie con una trama convulsa, y teniendo en cuenta que Assassin’s Creed 3 tardará en aparecer, os estamos resumiendo la historia de las entregas principales para que no os perdáis en su narrativa cuando aparezca la tercera entrega. Hace unos días, os contamos los acontecimientos del Assassin’s Creed original. Ahora es el momento de adentrarnos en Assassin’s Creed 2 (por el momento nos saltaremos Assassin’s Creed: La Hermandad para no chafar sorpresas al personal que todavía se lo está pasando).

Y, quién sabe, quizás al leer el resumen de la historia a alguien se le enciende la bombilla y descubre pistas sobre el argumento de Assassin’s Creed 3

Assassin’s Creed 2 empieza con Lucy ayudando a Desmond a escapar de Abstergo. La fuga-tutorial es un éxito y el protagonista contemporáneo acaba en la guarida secreta de un grupo de Asesinos formado por la misma Lucy, Rebecca Crane y Shaun Hastings. El trío ha construido su propio Animus, y quieren que Desmond reviva las experiencias de otro de sus antepasados: Ezio Auditore da Firenze, un joven noble de la Florencia renacentista.

La historia de Ezio gira alrededor de la venganza; su padre y hermanos son ahorcados públicamente mediante una estratagema de la familia Pazzi bajo las instrucciones de Rodrigo de Borgia. Por suerte, el protagonista del pasado contará con la ayuda de un joven Leonardo da Vinci y Nicolás Maquiavelo.

Ezio descubre que Borgia es un Templario que quiere hacerse con dos Piezas del Edén. Pese a todos los intentos por parte del Asesino de detener al villano, éste consigue los dos artefactos. No obstante, antes de que Rodrigo pueda utilizar los objetos para abrir una cámara en el interior del Vaticano, Ezio le derrota.

Por lo visto, Rodrigo de Borgia ansiaba entrar en la cámara porque presuntamente dentro se escondía una Profecía que podría convertir a los Templarios en los vencedores de su eterna guerra con los Asesinos. Ezio irrumpe en el lugar y es recibido por un holograma de una raza conocida como “Las personas que llegaron antes”.

El holograma, llamado Minerva, se refiere a Ezio como el Profeta y le explica que su propósito es enviarle el siguiente mensaje a Desmond: la Tierra será destruida por una llamarada solar en 2012. La cámara, junto a otros templos construidos alrededor del mundo por esta raza primigenia, ayudarán a la humanidad a evitar la tragedia.

Mas no hay tiempo para interpretar mensajes: en el presente, la guarida de los Asesinos se ve invadida por los hombres de Abstergo, liderados por el doctor Vidic. Desmond ha aprendido habilidades de su gremio gracias al Animus, así que se enfrenta a sus enemigos, eliminando a todos salvo a Vidic, que logra huir. Los Asesinos huyen con el Animus en un camión… y es aquí donde empieza Assassin’s Creed: La Hermandad.

Daniel Cáceres 31 | 12 | 2010