La cita era más que obligatoria para todos los aficionados al mundo de los videojuegos. El lugar, IFEMA. El momento, del 7 al 10 de noviembre durante todo el día. Fue allí donde se celebró Madrid Games Week, le renovada feria que vuelve a situar a la capital española como un punto más en el panorama de los gamers. De hecho, hemos conocido los primeros datos de visitantes y en ese sentido la feria ha sido un éxito, con más de 52.000 participantes.

Pudiendo disfrutar del primer día con colas mínimas debido a que era exclusivo el acceso para medios y profesionales, tuvimos la suerte de probar todos los títulos que tanto nos llaman la atención estos días, muchos de ellos preparados para la nueva generación de consolas.

GRANDES AUSENTES

Es cierto que muchas de las grandes compañías pusieron muchas ganas para ganarse el calor de los visitantes. Sony, Microsoft, Electronic Arts, Namco Bandai, Nintendo y BadLand Games eran de parada obligatoria. Lo cual nos hace pensar que hubo grandes ausentes, entre los que cabe destacar Ubisoft, Take Two (Rockstar y 2K) o Koch Media, que se encarga de la distribución en España de títulos de Sega o Square Enix entre otros. Sí estaban sus juegos, pero inmersos en los stands de Nintendo, Sony y Microsoft.

Lamentando la ausencia de estos monstruos del videojuego, no debemos olvidar que estamos en noviembre de 2013 y este mes es el lanzamiento de la nueva generación de consolas. Es con ellas como Sony y Microsoft pusieron toda la carne en el asador. PS4 y Xbox One fueron las protagonistas de la feria, con todos los usuarios pendientes de ellas. La otra gran decepción fue no poder probar Destiny, del que solo había una figura y una televisión emitiendo vídeos sobre el juego.

Stand Madrid Games Week PS4

En el stand de Sony pudimos probar los juegos de lanzamiento de la consola, sobre todo aquellos que no son de caracter exclusivo, como Assassin’s Creed IV Black Flag para PS4. Aunque el que más nos sorprendió fue NBA 2K14. Es en este título donde conseguimos ver por qué hay tanto alboroto con la next-gen, un juego en el que podemos comparar con la actual generación de consolas y donde apreciamos ingame que la diferencia entre uno y otro es considerable.

También probamos otros como Knack, que aunque divertido, entretenido, desenfadado y dirigido a un público muy amplio, nos quedamos con la sensación de que podría estar disponible sin ningún problema para PS3. Una pena el retraso de Drive Club puesto que lo que pudimos probar nos pareció un título que merecía estar en el la fecha de lanzamiento. El juego de coches que sí probamos aunque fuera para PS3 es el incansable Gran Turismo 6, que con unos gráficos que explotan las posibilidades la actual consola de Sony, se antoja realmente complicado mantener el coche en la pista con un volante y no un mando.

TÍTULOS NEXT-GEN

En la acera de enfrente estaban los stands verdes de Xbox One distribuidos de manera que supieras en cada momento qué títulos acompañarán a la nueva consola en su lanzamiento. A los ya conocidos de otros años Forza o Dead Rising nos encontramos con Ryse Son of Rome. Un juego de romanos en el que encontramos cierto parecido a los Batman o incluso a los God of War, aunque en un momento histórico radicalmente distinto. De este juego los gráficos son los que merecen una mención especial porque las texturas han alcanzado un punto bestial.

Stand Xbox

La consola va incluida con Kinect y por supuesto mostraron cómo funciona. Sus dos juegos estrella para este apartado son Kinect Sport Rivals, donde podremos escalar, esquiar o jugar a fútbol con el movimiento de nuestro cuerpo; y Just Dance, al que los torpes con el baile no nos atrevimos a jugar visto el alto nivel que allí había.

JUEGOS CON EXPERIENCIA EN GRUPO

No nos podemos olvidar del otro grande productor de consolas, Nintendo. La compañía nipona sigue con su firme apuesta de crear juegos que generen buenas experiencias y grandes ratos en grupo frente al televisor. A los Pokemon, Sonic, Zelda y otros muchos títulos, debemos añadir el incombustible Mario. Esta vez deja las dos dimensiones para enfrascarnos en las tres con Super Mario 3D World. Un juego que nos gustó mucho y donde seguro los más jóvenes no tendrán ningún problema en adaptarse a la profundidad.

Madrid Games Week stand Nintendo

Justo frente a ellos encontramos a BadLand Games que hacía gala de su juego estrella de este año: La Voz, un juego musical donde, al igual que en el programa de televisión, debemos conseguir que los coaches se giren. Estando disponible únicamente para Wii U, los altavoces quitaban protagonismo a otro de sus títulos importantes, The Walking Dead.

Con Namco Bandai pudimos disfrutar de las carreras. Nos ofrecían muchos juegos, pero llamaban de sobremanera la atención MotoGP y Fórmula 1 2013. En los vehículos de dos ruedas tuvimos la oportunidad de subir a una moto e intentar permanecer en la pista, puesto que era francamente difícil. Con los bólidos la sincronización corporal perdía gran importancia y subidos a un bólido que vibraba notábamos la fuerza G en nuestro cuello volante en manos.

Formula 1 Madrid Games Week

JUEGOS PUNTEROS EN SU GÉNERO

Por otra parte, Activision-Blizzard sabe lo que tiene ente manos. Hicieron un stand distinto al resto al que había que hacer cola para entrar. Se centraba única y exclusivamente en Call of Duty Ghosts, flanqueado por un ejército de hombres con camiseta negra, con lanzamiento la semana pasada. Grandes sensaciones nos transmitió el juego como también lo hizo su competencia directa en los FPS.

Battlefield Madrid Games Week

Battlefield 4 era uno de los tres juegos importantes que llevaba EA, y para ello fueron capaces de llevar un caza que participó en la guerra de Vietnam. Tras él, un coche de policía custodiaba las consolas equipadas con Need for Speed Rivals. Y lo que no podemos obviar es al rey del fútbol. FIFA 14 en las nuevas consolas nos mostró un nivel de detalle extra al del actual, con unos movimientos de los jugadores más que realistas y donde vimos que el balón ya no es parte del jugador.

Need for Speed Madrid Games Week

Mountain nos mostró la potencia de sus ordenadores, LG los fantásticos dispisitivos móviles que fabrica, SOS Gamers su amplio conocimientos sobre juegos japoneses y tras un stand de juegos retros que encantó a más de uno, nos encontramos con los juegos Made in Spain. El stand que más ilusión tenía y que congregaba a varios estudios independientes españoles. Pudimos disfrutar de juegos como Candle, Gods Will Be Watching, Kromaia o Crazy Belts.

La llegada de PS4 y Xbox One ha sido una de las bazas de esta feria que ha dejado una amplia variedad de opiniones sobre ella. Vimos juegos de calidad y otros de los que nos esperábamos un poco más. La asistencia de público ha sido magnífica aunque no tanto la de expositores. Echamos mucho de menos a las compañías que hemos citado antes y que solo estuvieron presentes de una forma indirecta.

Nacho Ros 11 | 11 | 2013