Todos sabemos cómo continua la historia a partir de entonces, Sega cae como fabricante de Hardware y pasa a dedicarse únicamente a hacer y distribuir juegos, Sony vuelve a liderar, Microsoft se mete en el ajo, pero… ¿Y si no fuera así? ¿Y si DreamCast no hubiera sido la última consola de SEGA? Para empezar la primera gran diferencia entre nuestra realidad y la hipotética en la que estamos soñando es evidente: SEGA despuntaría con su habitual catálogo de juegos con identidad propia, hechos con mimo y de los que venden consolas.

TÍTULOS EXCLUSIVOS

Shenmue: La gran Saga de Yu Suzuki habría funcionado como se esperaba, lanzando una grandiosa trilogía con épico final en Dreamcast 2. En la actualidad, se lanzó la segunda parte también en Xbox y de la tercera no hay ni si quiera intención de mencionarla. Imaginaos un Shenmue con la extensión de mapa de un Grand Theft Auto, gráficos de última generación y un mundo completamente inmersivo.

Jet Set Radio: Una Saga absolutamente genuina, fresca y tremendamente divertida que aÚn no me explico cómo demonios no se ha continuado. Tuvimos una segunda parte en Xbox que no estaba nada mal y daría lo que fuera por ver una tercera entrega en la generación actual. Pensad en un posible modo cooperativo/competitivo online, en un mundo persistente, donde hicieras equipo con tus amigos y controlaras los barrios pintando los grafitis, defendiéndote de las demás bandas del mundo entero… se me cae la baba.

Panzer Dragoon: Otra que se pasó a Xbox (Sega se “casó” con Microsoft tras la caída de DC) con una tercera parte bastante decente pero que no tenía la magia de los títulos de Sega Saturn. Si Sega hubiera continuado con una Dreamcast 2, no tengo ninguna duda de que habría sido mucho mejor… incluso con un Panzer Dragoon Saga 2 dejando en pañales al lineal Final Fantasy de la actualidad.

Sonic: Calma señores, todos sabemos lo que ha pasado con Sonic desde que Sega no es Sega, pero no nos equivoquemos, todo es una consecuencia de aquello. Si DC hubiera triunfado y ahora tuviéramos su segunda parte, estaríamos jugando con Sonic Adventure 3, 4 y hasta 5, arrasando en ventas y con un éxito muy similar al de su, ahora amigo, Mario. Y por supuesto el reciente Sonic 4 merecería su nombre. Si, sueno muy tajante, duro y fatalista, pero me niego a aceptar la situación actual de uno de los personajes más carismáticos de la historia de los videojuegos, en la época de la DreamCast se ponía un mimo a los juegos que es difícil ver hoy en día.

Nights: He aquí otra de esas obras, que de no haber sido por la caída estaríamos disfrutando de una secuela decente y no del esperpento que se lanzó para Wii, que si, no estaba mal, pero seguía sin ser Sega. Imaginad esos escenarios de ensueño, esos movimientos y viajes suaves, aquellos gigantescos enemigos… con el poderío gráfico de las consolas actuales… dentro de las entrañas de una Dreamcast 2.

Sega Rally: El juego de Rallys más divertido (que no realista) de la historia, con el que gastamos un dineral en los árcades, tendría sus correspondientes secuelas como dios manda y no el correcto juego que lanzaron hará un par de años, que seguía sin tener ese mimo en su programación, todos nos quedamos con ganas de “algo más” que eso. Pensad en un Sega Rally con los gráficos de un Dirt… podéis fregar el suelo ya.

Daytona Usa: ¿Qué ha sido de otro de los grandes éxitos árcade de Sega? Ni si quiera pudimos disfrutar en consola de su segunda parte y se le pudo ver por última vez en DC con una versión puesta al día del primero. Imaginaos las virguerías que serían capaces de hacer los programadores con un hardware de hoy en día viendo lo que hicieron en su día para Saturn y DC. Pensad en una partida de 20 personas simultaneas jugando a Daytona Usa online, épico.

Lo más difícil de este viaje por realidades paralelas es especular sobre cómo hubiera sido la Dreamcast 2 en términos técnicos. Lo cierto es que cualquier cosa que dijera al respecto sería una estupidez, un procesador del copón, una tarjeta gráfica de ensueño, etc… El verdadero reto, sabiendo cómo solía comportarse Sega con sus lanzamientos, es pensar en las innovaciones adelantadas a su tiempo que llevaría DC2 de haber sido lanzada en nuestros días.

¿Os imagináis que en lugar de Nintendo, fuera Sega la que lanzara el controlador con sensor de movimiento y acelerómetros? ¿Hubiera sido la primera en prescindir del soporte físico y distribuir los juegos únicamente online? ¿Nos hubiera ofrecido los juegos en 3D antes de que se le ocurriera a nadie? En definitiva, que Dreamcast 2, si Sega siguiera siendo la compañía que era, habría sido la precursora e implantadora de este inevitable resultado. No sé por qué me da, pero creo que no iría desencaminado, ¿vosotros qué pensáis?
Dicen que soñar es gratis, y viajar entre realidades alternativas también, que no sirve de nada a pesar de todo, ¡pero cómo disfrutamos con ello!

ARTÍCULO SEGA-ÍNDICE

PÁGINA 1

PÁGINA 2

Den 25 | 10 | 2010