articulo mad moxxis
Mad Moxxi tiene dos equis en su nombre: Una por sexy y otra por excéntrica. Si tuviese una tercera seguro que se dedicaría al porno, aunque desde el principio deja bien claro que tiene mucha experiencia con los hombres, con tres maridos a sus espaldas y grandes dosis de aburrimiento, siendo su coliseo de muerte y destrucción lo único que la entretiene ahora.

Todas sus arenas de combate tienen una celda de castigo, elevada en el aire, sobre la que la propia Moxxi baila y se divierte, a medio camino entre una niña rebelde y una stripper, mientras comenta con un megáfono las atrocidades que tienen lugar en la zona de combate. El sonido de las balas atravesando la carne se mezcla con las risas y los comentarios ingeniosos de Moxxi al anunciar a los próximos concursantes, que somos nosotros, feliz de haber creado su propia “Cúpula del Trueno”.
mad moxxis videoborderlands dlc gameplay
El segundo contenido descargable de Borderlands vuelve a mirar a la saga Mad Max, como ya hizo el juego original, para crear un contenido que se basa únicamente en la competición entre jugadores: El que más enemigos elimine, gana. Mad Moxxi´s Underdome Riot es un cameo/mixtura de Mad Max: Más allá de la Cúpula del Trueno y la desconocida serie de televisión Carnivale; Borderlands se va al circo.

Desgraciadamente, Mad Moxxi´s Underdome Riot no cuenta con una historia elaborada como ocurre con La isla zombi del doctor Ned, a pesar de presentar a un interesante personaje que podría haber dado mucho más de sí. Jugamos en tres arenas de combate (The Gully, HellBurbia, y Angelic Ruins) en las que tenemos que eliminar generosas oleadas de enemigos y jefes finales recuperados del juego original. Todo ello con reglas especiales que impondrá, según le plazca, la propia Moxxi.

En total jugamos en cada una de las arenas, 5 rondas que se componen de 4 oleadas de enemigos variados más una, la final, en la que luchamos contra alguno de los jefes que conocemos de Borderlands. Cada oleada tiene reglas diferentes que se establecen aleatoriamente y pueden ser negativas o positivas para el jugador. Existen desde mejoras en los escudos y la munición de los enemigos hasta modificaciones en la gravedad o la restricción de usar un único tipo de arma o de disparar a un punto concreto del cuerpo. Al final de cada oleada lloverán suministros en forma de vida y munición y, cuando terminemos la ronda, seremos recompensados con un buen número de armas, escudos y mejoras, que podemos almacenar a posteriori en un divertido banco, regentado por un elegante Clap Trap decorado con sombrero de copa, bigote y monóculo. Cuando un jugador cae en combate, debe permanecer unos segundos en la celda de castigo (sobre la que baila Moxxi) pudiendo usar únicamente el rifle francotirador.

Para terminar cada ronda, Moxxi presenta al jefe contra el que toca luchar y lo hace como si fuese un programa de televisión o un concierto, con juegos de luces, música e incluso un telón que se abre para descubrir al psicópata al que tenemos que enfrentarnos. Esta curiosidad resulta una manera magnífica de recuperar a los enemigos finales de Borderlands.

Pero en Mad Moxxi´s Underdome Riot no hay misiones, tan sólo una que consiste en vencer en las tres arenas y que, al completarla, desbloquea otra vez las mismas arenas pero con 20 rondas de enemigos en vez de 5 que, por cierto, terminan por hastiar al jugador hasta límites insospechados. Son demasiado largas y repetitivas y únicamente tienen sentido si las jugamos compitiendo con otros jugadores. Tampoco hay historia y ese es el principal problema de este contenido, ya que la sensación de vacío y de “pegar tiros porque sí” termina por aburrir, o mejor dicho, por cansar, especialmente si ya estamos saturados tras haber jugado a Borderlands y su primera expansión, que recomendamos encarecidamente. Una pena, ya que tanto Moxxi como su entorno resultan muy interesantes a ojos del jugador pero por desgracia nunca estaremos a su altura, literalmente, ya que nunca la veremos bajar de la celda de castigo ni tendremos contacto directo con ella. Sólo podemos recomendarte la descarga de Mad Moxxi´s Underdome Riot si juegas en línea con amigos y os vale cualquier excusa para competir: Esta es excusa una muy estética.

Lo que está claro es que el universo de Borderlands es rico y variado y puede serlo aún más, ya que Gearbox tiene buenas ideas guardadas en el tintero, eso sí, prefieren el sonido de las metralletas al de las palabras y olvidan que a veces son necesarias, como es el caso.
mad moxxis dlcmad moxxis borderlands

Mario Fernández 11 | 01 | 2010