Desde que las plataformas digitales de las nuevas consolas empezaron a servir para algo más que recuperar a precio de oro vestigios del pasado, sin ningún filtro ni decencia, se ha ido inundando de juegos interesantes, ya clásicos en la esfera de los videojuegos. Pero no todo son “bastiones”, “outlands” o “limbos”; juegos de calidad que empapan a los defensores a ultranza de los juegos del pasado como únicos títulos válidos, cuando la industria no estaba “infectada”.

Y de eso hablamos, de infectar, de juegos simples y directos que nos proporcionan horas de diversión hueca, de la buena, de la que nos da nuestro buen amigo Uwe Boll. Zombie Apocalypse: Never Die Alone responde a varias de las preguntas del porqué son tan divertidos los zombis. Primero, porque les podemos machacar el cráneo con bates de béisbol. Segundo, porque nunca te cansas de matarlos -de igual manera nunca nos cansamos de juegos de esta temática-. Y tercero, porque no hace falta que cada juego bueno sea considerado arte por un sector “moderno”. Imperfecto, casi fallido, corto, pero tremendamente divertido en compañía, Never Die Alone se convierte en producto necesario para complementar catálogos. Vamos allá.

UN POCO DE HISTORIA

Zombie Apocalypse 2 para PS3 y Xbox 360

Durante el año 2009, Konami lanzó a las plataformas digitales Zombie Apocalypse, que se desgranaba en vídeos muy cuidados desde antes de su lanzamiento. Nihilistic Software, responsables de lo último de Conan en PS3 y Xbox 360, Resistance: Burning Skies y del notabilísimo Vampire: The Masquerade Redemption. Los del Condado de Marin insuflaron a su criatura un potente entorno online en el que se centraba toda la acción de manera conjunta y global. Era interesante observar cómo el número de zombis muertos se clasificaban por países, englobados a su vez en “Ciclos de infección zombi”. El tono elegido para tal título fue sobrio y adulto, sin apenas espacio para la broma y el chiste malo. Esta producción cuidada gráficamente se convirtió en un exponente del buen hacer cooperativo y de la jugabilidad dual con los sticks, al estilo Smash TV, Robotron o Total Carnage.

Ahora le llega el turno a su secuela, llamada Zombie Apocalyopse: Never Die Alone, que utiliza todos los logros del anterior bajo la nueva batuta de Backbons Studios, experimentado equipo programador, creador del simpático Death Jr de PSP y GTA: Advance. Además está especializado en ports (suyos son Street Fighter II HD, Sonic en Xbox LIVE o el próximo The Simpsons Game Arcade). El estudio cambia, pero no así la jugabilidad y la mecánica del primer juego, eso sí, el resto de elementos que visten la producción cambian por completo. Empezando por una reestructuración gráfica total y acabando por el tono humorístico, de brocha gorda de Never Die Alone, podemos decir que sus nuevos desarrolladores han querido dar un cambio de rumbo al serio y consciente trabajo de Nihilistic. Veamos por qué.

OTROS REFERENTES GRÁFICOS

El estilo gráfico de Never Die Alone cambia de tercio respecto al anterior título de la serie. El recubrimiento técnico se corresponde y tiene su explicación en el cambio temático del juego, más cercano a obras como Shaun of the Dead o Zombieland, obras graciosas y de calidad en el género zombi del que quiere parecerse… y no lo consigue. Antes de responder a esta cuestión, hay que centrarse en su apartado gráfico, mucho más simple y colorista respecto al primigenio Zombie Apocalypse. Tal cuestión no sería ningún problema de no ser por que utiliza mal los recursos técnicos de la obra de Nihilistic para ofrecer una serie de escenarios mucho más pequeños y faltos de detalle.

Comparándolo con su anterior entrega Never Die Alone es su hermano descuidado, el que tiene el mismo ADN pero lo desprecia para convertirse en algo diferente, muy loable, pero de forma torpe. Pese a lanzarse dos años más tarde, el título que nos ocupa no utiliza más que la mitad del potencial ambiental del primero, escudándose en su imagen gamberra, pero ni así consigue pasar de ser un juego simple gráficamente, cuidado estéticamente, eso sí, pero que mejoraría enormemente de mantener su idiosincrasia de broma pesada a través de la turmomix del motor gráfico de Zombie Apocalypse.

MATAZOMBIS DUALES: JUGABILIDAD Y MULTIJUGADOR

Review de Never Die Alone ya disponible

La diversión insana e imperfecta de Never Die Alone es idónea para jugar con un colega -o varios- en las tardes aburridas. Eso sí, se antoja imprescindible un compañero, de otra forma se convierte en una sucesión sin sentido de clásicos escenarios en una pandemia zombi, como calles desiertas y descuidadas o embarcaderos. Allá donde fallaban Backbone Entertainment, que es en todo el apartado técnico, consiguen de nuevo la fe del usuario gracias a la utilización mecánica de los personajes seleccionables. Cada uno es diferenciable de otro, no solamente en su personalidad -a veces irritante- sino en su capacidad de cambiar la jugabilidad.

Combinar fuerzas con otro jugador será esencial para sobrevivir en los escenarios, pues cada uno tendrá habilidades especiales (pwnage) que podrían cambiar el transcurso de la partida. Esta es la mejor baza de Never Die Alone, una diferenciación de clases, al estilo del rol de acción, que permitirá que al jugar acompañado nos sintamos útiles de una forma especial que ningún otro jugador puede emular -por ejemplo, uno cura mientras otro monta una torreta-. Las posibilidades jugables son extensas y convierten al multijugador en algo imprescindible para este juego, que anda justo de otras cuestiones como la técnica, su duración -no más de diez escenarios- o su simpleza jugando solo. Eso sí, no cuenta con las interesantísimas y únicas propuestas online de su predecesor, algo ilógico visto el respaldo con el que contaba su Ciclo Zombi y la guerra entre nacionalidades en tiempo real.

ZOMBIE APOCALYPSE: NEVER DIE ALONE-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Adrián Hernán 25 | 11 | 2011