analisis de yakuza 3
La mafia más antigua de la historia sobrepasa una vez más las fronteras del Sol Naciente, para ofrecernos un verdadero despliegue escénico e interactivo con Yakuza 3, título llamado a convertirse en uno de los videojuegos más profundos y trabajados del año. El crimen organizado en Japón encuentra sus orígenes durante el siglo XVII, cuyo desarrollo se fue haciendo más notorio durante el periodo Edo (contexto escénico que sirve de ambientación para Ryū ga Gotoku Kenzan!, spin off de la franquicia). Gracias a la 3ª parte de la saga descubriremos como, dentro de un mundo donde la delincuencia y la extorsión están a la orden del día, también queda lugar para valores tan importantes como el honor o el respeto.

Mientras en Japón la 4ª parte de la serie se convierte en objeto de culto, los seguidores europeos del carismático Kazuma Kiryu aplaudimos la decisión de Sega. Cuando parecía todo perdido, un atisbo de esperanza se dibujaba en la lejanía: la Edición Especial de Yakuza 3 se comercializa en España.

Después de disfrutar plenamente con la versión final del título, no podemos sino reafirmarnos en nuestra postura: Yakuza 3 derrocha calidad por los cuatro costados, gracias a una trama absorbente, un planteamiento visual realmente elaborado y un apartado jugable a caballo entre la aventura sandbox y el beat’em up más cañero. ¿Qué más se puede pedir?

UNA SOBRECOGEDORA HISTORIA

yakuza 3 ingame
La saga Yakuza se caracteriza por contar con un denominador común: la historia gira en torno a Kazuma Kiryu, una prometedor Yakuza que sueña con crear su propio ejército para fundar una familia colmada de ambición. Pese a ello, no tarda en encontrarse frente a un inesperado acontecimiento: el Jefe de la banda a la que pertenece Kazama ha sido asesinado a manos de Nishi, el mejor amigo del protagonista.

Distintos frentes comienzan a coordinar la investigación para intentar dar con el culpable del asesinato del Ojabun de Kazuma. Al parecer, Nishi acabó con la vida del más alto rango del Clan debido a que intentó abusar sexualmente de Yumi, una de las personas más importantes para Kiryu. En aras de salvar a su mejor amigo de la prisión, nuestro protagonista decide acarrear con la responsabilidad del asesinato.

La primera parte de la saga da comienzo cuando, después de 10 años, Kazuma Kiryu sale por fin de la prisión, encontrando a su alrededor un contexto escénico para nada familiar. Las cosas han cambiado drásticamente: Nishi ha formado su propia familia, traicionando los valores que hicieron florecer su amistad con Kazuma, y las bandas de toda la ciudad persiguen a nuestro protagonista para darle muerte.

Fuma (mentor de Kiryu y una de las personas que han forjado su temperamento) es el nuevo Ojabun del clan de Kazuma. Gracias a sus directrices nos vemos inmersos en una misteriosa trama, donde el misterioso robo de 10 billones de yenes pertenecientes a las familias Yakuza parece implicar directamente al que antaño fue nuestro mejor amigo. En este capítulo de la saga conoceremos a Haruka, la hija de una buena amiga del protagonista, quien establece un vínculo afectivo muy especial con Kiryu.

Tal es su complicidad que, tras los hechos acaecidos en aquel capítulo, llevarán a cabo un proyecto de gran envergadura en la 3ª parte: la personalidad de Kazuma ha cambiado drásticamente en los últimos años, lo que le lleva a apartarse del mundo Yakuza para construir, con gran esfuerzo, un orfanato para los niños que viven si el amparo de sus padres. Como principal telón de fondo, la historia de Kazuma y Haruka define un planteamiento escénico conmovedor, lleno de subtramas que dibujan la dificultad que supone definir una familia a través de fuertes vínculos afectivos, mucho más importantes al fin y al cabo que los definidos por los lazos de sangre.

No obstante, las cosas no tardan en complicarse cuando el dueño de los terrenos (Shigeru Nakahara) se ve obligado a venderlos: la opinión pública ofrece visiones contradictorias sobre dicha acción, debido a que el terreno puede destinarse a la construcción de una moderna base de investigación militar o a la edificación de un complejo turístico con toda clase de comodidades. Alrededor de este contexto dramático, se genera una historia llena de conspiraciones, intereses, negocios turbios y relaciones entre personajes: no hay otra opción, Kazuma deberá introducirse de nuevo en el mundo de las familias Yakuza volviendo a Karumocho.

La apacible y acogedora sensación que transmiten las escenas interactivas desarrolladas en el orfanato, se entremezclan con la acción más violenta que se ha visto nunca en las calles de Tokio, dentro de una aventura donde los marcados contrastes definidos por un acogedor poblado, un llamativo barrio plagado de locales para adultos y las calles más peligrosas del País del Sol Naciente desarrollan una completa aventura de acción, con tintes sandbox y reminiscencias de RPG. La receta parece difícil de llevar a cabo con éxito: Sega consigue que sea realmente sencillo quedar prendado por su variado desarrollo jugable.
yakuza 3 ps3 gameplayyakuza 3 ps3 ingame
El libreto escrito por Masayoshi Yokoyama vuelve a introducirnos en el oscuro mundo de la Yakuza japonesa de forma magistral, gracias a un planteamiento dividido por capítulos donde conoceremos a personajes realmente carismáticos (como Shigeru Nakahara, patriarca de la familia Ryudo) y adversarios dignos de la mejor película del género. El conjunto no intenta ocultar las referencias a filmes de temática Yakuza como Sonatine o Hana Bi (ambas de Takeshi Kitano), desvelando también un fuerte carisma que nos hace recordar producciones interactivas tan memorables como las pertenecientes a la saga Shenmue (de Yu Suzuki).

ANÁLISIS DE YAKUZA 3 – ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción y apartado técnico.

PÁGINA 2 – Desarrollo jugable.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Sergio Melero 11 | 03 | 2010