Un juego de acción, un Ninja Gaiden, protagonizado por ninjas que son cíborgs y zombis que tienen una mala leche considerable; ¿qué más podemos pedir? Así se resume Yaiba: Ninja Gaiden Z en una frase, un título fruto de la colaboración entre el estudio Team NINJA y Keiji Inafune disponible desde el 21 de marzo en edición especial para PlayStation 3 y Xbox 360 y en edición digital a través de Steam para PC.
Yaiba: Ninja Gaiden Z

Pero dejémonos de pamplinas vagamente introductorias y vayamos al grano. Yaiba: Ninja Gaiden Z no es una entrega más de Ninja Gaiden, Yaiba: Ninja Gaiden Z  no es un Ninja Gaiden al uso, Yaiba: Ninja Gaiden Z es una ida de olla en toda regla, divertida y alocada, en la que las bases de la saga con el honor, la ritualidad y la potente historia como pilares saltan por los aires con un objetivo: homenajear la serie B y su subgénero Z con un auténtico spin-off cargado de chascarrillos de brocha gorda y una dinámica rompedora.

En este título los enemigos humanos cambian para convertirse en zombis, hordas de fieros no muertos que dificultarán el fin que con tanto ahínco persigue Yaiba, el ninja cíborg: acabar con Ryu Hayabusa. Y es que la historia de estos dos personajes se remonta tiempo atrás, cuando Yaiba, tras sufrir la indignidad de convertirse en ninja sirviendo a un clan guiado por irresolutos y acoquinados líderes, querrá reivindicar su verdadera condición de guerrero acabando con el más débil de todos, el legendario Ryu Hayabusa. 

Tras acabar con más de una decena de ninjas, Yaiba terminará enfrentándose a Ryu Hayabusa en un cruento combate, que podremos ver en la introducción del juego, en el que resultará derrotado y gravemente lastimado perdiendo un ojo, un brazo… pero no la vida gracias a misteriosos benefactores.

Una organización desconocida aplicará en Yaiba los últimos avances tecnológicos para convertirlo en cíborg recuperando sus grandes capacidades y toda la rabia que necesitará para acabar con su gran enemigo; sólo que ahora, no será tan fácil. Zombis, zombis y más zombis que amenazan con sumir al mundo en la más absoluta oscuridad se interpondrán entre Yaiba y Ryu Hayabusa. El primero busca sin cesar su camino para consumar la venganza, con la ayuda de Miss Monday, una científica de notables atributos que mantendrá en óptimo estado los componentes cibernéticos de Yaiba; el segundo se centrará en determinar el origen de los no muertos antes de que sea demasiado tarde. ¿Dónde terminará esta historia?

ANÁLISIS DE YAIBA: NINJA GAIDEN Z – ÍNDICE

Toni Castillo en 31 | 03 | 2014