UN MANEJO AMABLE CON EL JUGADOR

Tanto si eres jugador experimentado en el género como si es de las primeras veces que tienes contacto con un JRPG, el sistema de control del videojuego que nos ocupa se muestra desafiante a la par que intuitivo. Podremos elegir entre jugar con Wii-mote + Nunckuck, optar solo por el wiimote en disposición horizontal, utilizar el mando clásico o, y esta es la más recomendable, aprovechar el mando clásico avanzado que viene con el juego para sacarle el máximo provecho a la aventura. Con estas dos últimas opciones tendremos un manejo del personaje, la cámara libre y los menús emergentes en tiempo real mucho más agradable.

Y hablando de los menús, mientras avanzamos en el juego podremos desplegar una aplicación emergente donde acceder de forma sencilla a los diferentes apartados, tanto si queremos gestionar las habilidades y el equipamiento de nuestros protagonistas como si deseamos comprobar el poderío de las últimas armas que hemos conseguido. Ya dentro de cada uno, el videojuego queda pausado y podemos mejorar las artes de nuestros protagonistas, cambiar determinadas opciones y optimizar nuestro equipo.

En el juego, pese a que el protagonista sea Shulk, podremos manejar el miembro del equipo que deseemos, siendo obligatorio tomar el control de personajes secundarios en determinados momentos de la aventura. Durante los combates, nuestro personaje atacará de forma automática mientras nosotros seleccionamos las artes del menú emergente. Todo gira en torno a este sistema, por lo que podremos realizar acciones como atacar o curar por medio de las artes específicas de cada uno. Mientras tanto, los compañeros serán manejados por la IA del juego, atendiendo a nuestras indicaciones en momentos específicos y mejorando su nivel de concentración si les damos ánimos en el momento preciso. Cuando logremos una afinidad combativa completa durante el combate (indicada por unas barras que se van rellenando en azul) tendremos la opción de realizar un ataque combinado de gran poder destructivo.

Al ganar los diferentes combates, se nos otorgarán recompensas en forma de dinero, nuevos objetos o materiales con los que construir diferentes gemas. Este es otro de los aspectos interesantes del juego: para potenciar las armas, les asignaremos diferentes gemas que les otorgarán habilidades más allá de su potencial inicial. Dichas gemas podremos forjarlas también nosotros, lo que aumenta las posibilidades del título.

También será de suma importancia, además de mejorar nuestras relaciones con los compañeros de equipo, establecer vínculos con personajes importantes. Gracias a ello, iremos completando nuestro afinigrama, lo que dará como resultado un creciente aumento de nuestras posibilidades a la hora de conseguir objetos extraños y recompensas extra, además de desbloquear más misiones secundarias.

ARTE Y TECNOLOGÍA

Xenoblade Chronicles es uno de los videojuegos que mejor aprovechan las capacidades gráficas de Wii. El que empiece a jugar, tras los primeros minutos del título, pensará todo lo contrario, pues la obra de Monolith cuenta con carencias gráficas en algunos aspectos importantes. De todas formas, todo ello se ve justificado cuando comprobamos el tamaño de los escenarios, los cuales podríamos catalogar como de los espacios escénicos interactivos más extensos y vibrantes de la generación.

Los parajes exteriores, bañados por unos cielos de ensueño que muestran el transcurso del día a la noche en tiempo real, están plagados de detalle, vegetación y elementos artísticamente muy destacables. Pese a que las texturas se resienten y efectos como la representación del agua no cumplen las expectativas, los entornos y las ciudades cuentan con unas proporciones realmente impresionantes, hecho que sorprende sobremanera cuando comprobamos que las transiciones entre zonas brillan por su ausencia en la mayoría de ocasiones.

En cuanto a la representación de los personajes, se ha tenido que ahorrar carga poligonal debido a la complejidad de los escenarios, por lo que notaremos (sobre todo en las escenas cinemáticas) una pobre poligonización de los rostros y unas texturas no aptas para soportar zooms demasiado exigentes. Es uno de los peores aspectos del juego por el simple hecho de que nos encontraremos con una considerable cantidad de cinemáticas que, para mejorar la experiencia, podrían haber adaptado el “trucaje” presenta en los Final Fantasy de PS2, donde solo durante las escenas los personajes aumentaban en calidad para poder mostrar sentimientos complejos en tiempo real y hacer más cinematográfica la experiencia. En el plano de las animaciones, el términos generales son más que correctas, aunque notamos un cierto nivel de descompensación motriz en los personajes cuando corren, pues la animación no se corresponde con la distancia que cubren en cada zancada. Obviamente, eso tiene su justificación: para cubrir grandes superficies, si la zancada fuera realista, iríamos mucho más lentos en nuestro avance. Por otra parte, si la animación se adaptara a la velocidad del personaje, el resultado sería un movimiento demasiado rápido, con la comicidad que eso conllevaría.

A nivel artístico, el juego destaca por la coherencia de los escenarios y la efectividad en el diseño de personajes, que guardan unas proporciones coherentes gracias al buen hacer del equipo de modelado, pese a las limitaciones técnicas en este sentido. Se han diseñado decenas y decenas de equipaciones, armas y complementos diferentes, que se reflejan en tiempo real en los personajes para nuestro goce y disfrute.

Para finalizar, la partitura liderada en su composición por Yoko Shinomura demuestra una vez más la versatilidad de uno de los músicos japoneses más destacados de su entorno. Melodías de corte melancólico, con especial protagonismo del Piano, se combinan con composiciones más rimbombantes en los momentos cumbre de la aventura, lo que da lugar a un conjunto coherente musicalmente hablando. Por otra parte, los efectos sonoros cumplen a la perfección, las voces poseen un buen grado de calidad sonora (tanto en japonés como en inglés) además de unas interpretaciones dignas de elogio (apoyadas en una buena traducción al español), y los ambientes acústicos se encargan de sumergir al jugador de manera efectiva.

XENOBLADE CHRONICLES-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y Apartado Técnico.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Sergio Melero 13 | 09 | 2011