El género de la conducción siempre ha mostrado un gran éxito entre la audiencia de jugadores, con claras referencias como Gran Turismo, Forza Motorsport o Formula 1 con unas licencias muy jugosas que venden multitud de copias por incluir marcas, pilotos y circuitos reales. Una de las licencias minoritarias que se ha rescatado hace poco ha sido la del Campeonato Mundial de Rally encargada en su desarrollo a los italianos de Milestone.

La entrega del año pasado se mostró sumamente divertida y funcionó relativamente bien dado que existía cierta sed de volver a “catar” un título oficial sobre la WRC. Aquel juego, sin embargo, pecó de ser muy modesto visualmente, algo que podía explicarse dado que era una primera intentona seria hacia los juegos de rally desde hace unos años.

Ahora nos ha llegado WRC 2, con Milestone de nuevo al cargo de un producto que, exceptuando ligeras mejoras en su conjunto, sigue pecando de un apartado técnico muy modesto y de una peligrosa conformidad en lo jugable, resultando ser un título excesivamente continuista respecto a la entrega del año pasado, aunque sigue resultando muy divertido y agradecido hacia los usuarios que sigan este espectacular deporte de conducción.

EL RALLY VIRTUAL MÁS SALVAJE

Imagen de WRC2 para PC

WRC2 está pensado para una amplia audiencia, para ello, en el comienzo del juego, se nos da a elegir entre tres niveles de destreza repartidos entre novato, medio y avanzado. Una vez comenzado el juego, podremos también variar las respectivas ayudas a la conducción reflejado en la ayuda de frenada, el tipo de transmisión, los daños del coche, la IA de los rivales o el número de rebobinados con los que contemos.

Aunque en la anterior entrega se criticó este último aspecto de los rebobinados, podemos decir que en un título de estas características es sumamente recomendado. Además, durante la exigente competición, siempre podremos encontrarnos con un árbol o una piedra inesperada que nos haga volcar el coche y dar por perdida la etapa por un error que no siempre es humano.

Entre los modos de juego se destaca la Escuela de Pilotos, una recomendada primera piedra de toque para hacernos con el control de los coches aprendiendo a pilotar tanto los aspectos básicos como los más avanzados. A través de 18 lecciones repartidas entre curso básico, avanzado o de élite, vamos a aprender desde el mejor trazado para dar una curva hasta usar el freno de mano para salir de muchos apuros.

Si aún no nos atrevemos con el modo principal, podremos participar en un rally único entre más de diez a elegir, o bien probar en distintas etapas, campeonatos o en el clásico modo contrarreloj. Aunque sin duda lo más divertido es participar en las Super Special Stage, donde correremos en paralelo con otro participante en un circuito cerrado donde prima más la destreza en el volante que la velocidad punta.

UNA VIDA SOBRE CUATRO RUEDAS

Imagen de WRC2 para PS3

El modo estrella es el Carrera, donde comenzaremos creando a nuestro piloto con algunas opciones de edición, también dando nombre al copiloto y después al equipo. De lo que se trata en este modo es de ir creciendo como piloto para ir ascendiendo en los distintos escalones de este deporte, hasta que podamos competir contra los mejores pilotos y en el Campeonato Mundial de Rally.

Aquí entramos en contacto con los distintos vehículos con sus respectivas categorías de WRC, SWRC, PWRC, los Group B, los WRC Safari o los FIA WRC Academy. Cada tipo de categoría engloba a unos vehículos que se manejan de forma muy distinta entre sí, y que se comportan de distintas maneras en los terrenos que les toca conducir tales como la gravilla, el barro, el propio asfalto, la temible nieve o la lluvia y elementos del trazado que dan variedad como puentes, saltos o pueblos que nos sorprenden con su llegada.

Para ir creciendo como piloto, tendremos un calendario donde se registran los distintos eventos disponibles a participar y que, al irlos superando, nos van a dar puntos de reputación y sobre todo mucho dinero para adquirir mejores coches, ampliar nuestras mejoras y atraer a patrocinadores para seguir creciendo en nuestra andadura hacia lo más alto.

En lo que respecta al modo multijugador, tendremos la posibilidad de turnarnos con otro usuario (HotSeat) para ver quién marca los mejores tiempos, o participar en el modo online con hasta 16 usuarios compitiendo en distintas etapas y hasta en las interesantes Super Special Stage.

EN DIRECCIÓN CONTRARIA…

Imagen de WRC2 para Xbox 360

El bajo presupuesto destinado al desarrollo ha tenido como resultado un apartado gráfico muy por debajo de lo que se puede ofrecer en la actual generación de consolas, con un aprovechamiento visual bastante escaso y casi calcado a la entrega del pasado año. El modelado de los coches no deja de ser simplemente correcto, y más si lo comparamos con referentes como Gran Turismo 5 o Forza Motorsport 4.

Las distintas etapas suelen ser muy variadas, con bastantes entornos, pero que con unas horas de juego se hacen más monótonas y repetitivas, aunque a su favor destacar que el juego tiene muy buena sensación de velocidad, no se resiente en ningún momento y sabe aprovechar muy bien sus posibilidades reales.

Hay algunos fallos gráficos graves, como la aparición repentina del texturizado sobre el asfalto y la poca creíble física de los coches, que pueden sufrir accidentes espectaculares con apenas chocarse con pequeñas estructuras presentes en el trazado. También se echan en falta videos reales sobre la competición, sin aprovecharse en este sentido la licencia que ostenta. El tema de los menús no pasan de ser correctos, e incluso algo fríos y faltos de personalidad.

Algo similar ocurre con la música, bastante tranquila y que huye de la apuesta electrónica que si suelen contar juegos del mismo estilo. Los sonidos simplemente agradecidos, con motores, gritos de gente y voces en castellano (masculino o femenino) de nuestro copiloto, bastante de agradecer para facilitar al jugador la carrera.

WORLD RALLY CHAMPIONSHIP 2-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

David Hernández 04 | 11 | 2011