CONCLUSIONES


Se recibe con buenos ojos el enésimo multijugador sin complejos que propone Nintendo, pero la fórmula empleada no deja de tener cierto “deja vu” constante en cuanto a mecánica y puesta en escena. Los gráficos, pese a su sencillez y efectividad, resultan extremadamente simplones y poco trabajados, no estaría de más que Nintendo empezase a cuidar más sus “party games” en este aspecto. Tres cuartas de lo mismo con la música, no resulta molesta en ningún momento, pero podría extenderse un poco más y tener mayor variedad, que no es que estemos demandando nada imposible o descabellado.

También es cierto que algunas de las propuestas son un tanto aburridas, como puede ser la Rueda de la suerte, donde pasaremos más tiempo girando la ruleta que jugando con el consiguiente aburrimiento del personal, y hay minijuegos que dependen completamente del azar, lo cual los hace fácilmente prescindibles. Por último, se echa de menos algo que a día de hoy se nos antoja obligatorio: modo online, ¿Qué más da que la principal baza consista en el multijugador local? En ocasiones el propietario del juego estará sin compañía, y dado que jugar solo contra la máquina le quita todo el atractivo al título, un combo de conexión más Wiispeak le habría dado mucha vida al asunto.

Con todo, la propuesta de Nintendo es indiscutible: diversión directa para jugar con amigos, las risas están aseguradas y la implicación de los usuarios hacen de cada sesión algo único y diferente. Además, resulta muy difícil resistir la tentación de adquirir el juego por el mando incluido, ya que potenciamos el multijugador en el resto de nuestra juegoteca, y le añadimos un buen paquete de minijuegos para disfrutar en compañía. En definitiva, Wii Party puede resultar un peñazo para un usuario, además de ser extremadamente simple, pero la experiencia junto a tres amigos es garantía de pasar horas sin borrar la sonrisa y divirtiéndonos como enanos.

LO MEJOR

-Diversión directa desde el minuto 1, sin complicaciones.
-Enorme variedad de minijuegos y modos, al gusto del jugador.
-Tus amigos volverán a visitarte más a menudo gracias a Wii Party.
-Mando extra, que siempre viene bien.
-Algunas de las pruebas son, sencillamente, grandiosas por lo adictivo de su propuesta.

LO PEOR

-De la misma manera, otros minijuegos resultan extremadamente sosos.
-Un modo online habría dado mucho margen de maniobra cuando no tenemos a nadie con quien jugar.
-Extrema simpleza en cuanto a gráficos y sonido.

WII PARTY-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

José Luis Fernández 27 | 10 | 2010