En Watch Dogs, para Xbox One y PlayStation 4, encontramos las mismas pegas gráficas que en el resto de multiplataformas que han ido apareciendo desde noviembre (como Thief). Se nota que no son juegos nativos de next-gen y todavía están lejos del potencial base de la generación, que por el momento ejemplifica como ninguno inFamous: Second Son. Sin embargo, el trabajo general de texturas y luces es bueno, aunque no como lo que se enseñó en 2012. De nuevo las expectativas generadas son su peor enemigo, y es que ya se sabe que las comparaciones son odiosas…

Entre los puntos que podrían haberse mejorado hay una larga lista de detalles: encontramos clipping en NPC por la calle que de repente se funden con las paredes, el nivel de detalle de los vehículos (variedad aparte) o el de las plantas y vallas, que no se notan de fondo en los barrios residenciales, pero si nos acercamos a ellas para hacer parkour en la persecución de un sospechoso, lo notaremos enseguida. Lo mismo sucede con los reflejos de los espejos (opacos y solucionamos el problema) o el modelo del cabello. Los personajes principales y NPC se notan bien trabajados, aunque en las versiones next-gen, su expresividad es de una buena séptima generación.

El juego corre en PS4 a 900p y en Xbox One a 792p, ambos a 30 frames. Solo la versión de PC llega hasta los 1080p.

En cuanto al sonido, destaca una gran variedad de canciones que podremos escuchar en los vehículos a los que subamos, pero si algo llama la atención es el completo doblaje al castellano del título, algo habitual en los juegos de Ubisoft. Tanto los protagonistas como la mayoría de NPC están doblados, aunque es cierto que en algunas ocasiones encontramos una habitación en la que solo escuchamos hablar en inglés, pero nada importante. Además, reconoceremos muchas de las voces de doblaje de actores profesionales y populares de series de televisión, como Lorenzo Beteta o Cecilia Santiago.

Conclusiones

Ubisoft ha conseguido con Watch Dogs un juego entretenido y divertido, pero que ha tenido que superar los fantasmas de su propio hype y no en todos los aspectos lo ha logrado. Gráficamente se queda corto y sus misiones no brillan en variedad, sin embargo, el hackeo es novedoso y da mucha vida al título. Sin ser sobresaliente, es un juego más que recomendado.

Watch Dogs

El título de Ubisot da para muchas horas, y es que a las de la campaña, unas 20, hemos de sumar todas las misiones secundarias, que son otras tantas, lo que da mucha vida jugable al título, y a esto hay que sumar las horas de su online, en el que el pique entre jugadores pone la nota interesante.

Se agradece además todo el trabajo de traducción y doblaje al castellano, y además, podremos cambiar entre varios idiomas de audio y bastantes más de subtítulos.

 

Lo mejor

  • El tamaño de la ciudad de Chicago
  • Las gamberradas que nos permite hacer mientras conducimos
  • Una campaña larga

 

Lo peor

  • Misiones repetitivas e historia sin grandes sorpresas
  • Gráficamente se queda a medio camino de dar el salto a la nueva generación, además de otros fallos puntuales (clipping, reflejos, humo)

 

 

ANÁLISIS DE WATCH DOGS – ÍNDICE

 

Rocío González en 29 | 05 | 2014