La gloria de los antiguos RPG, los primeros pasos en la lucha isométrica por turnos y las historias épicas que nos abrían paso a mundos que hasta el momento solo podíamos soñar mediante el rol clásico y de mesa, envuelven Wasteland 2.

Wastelands 2

A mi alrededor, mis compañeros no solo recogían momentos con nostalgia mientras avanzábamos en la historia, sino que también se recreaban en pequeños suspiros que envuelven un recuerdo. Sorpresas agradables y nombres como Fallout, Divinity, Baldur’s Gate se repitieron a mi alrededor mientras jugábamos a este grande revisitado 25 años después.

Pero algo repiqueteaba en mi cabeza mientras asentía, mientras yo mismo recordaba las horas delante de la pantalla, mis propios comienzos en el mundo del PC. Las preguntas eran, pero, ¿y los jugadores actuales? Aquellos que no tienen idealizado el género, aquellos que han crecido con el Fallout en 3D, qué sentirán ellos. ¿Será igual de valiosa la jugabilidad?

Según avanza el juego, la ilusión se va convirtiendo en realidad, y quizás muchos de los recuerdos, recuerdos son, y el avance de la tecnología conlleva grandes novedades y ventajas a los que disfrutamos de los juegos. ¿Un juego como Doom editado en la actualidad? ¿Cómo lo veríamos? Quizás siempre hay un tiempo para cada cosa.

Pero si entramos a condiciones iguales, en las que hemos de catalogar un juego por lo que vale ahora, por la diversión que otorga, y por la calidad de lo que nos ofrece, he de decir que Inxile Entertainment ha sabido dotar a Wasteland 2 de carisma. Es un juego que arranca fuerte, muy cuidado, con muchos detalles, con miles de líneas de texto que crean un espacio en tu mente, una historia muy bien contada, llena de minuciosidad. Pero todo enmarcado en un sistema de juego tradicional (como el que esperábamos), sin novedades, sin mejoras, isométrico, por turnos y gráficamente “oldie”, que busca ante todo, ofrecernos muchas horas de juego contándonos la historia de un grupo de alguaciles que imparten justicia pública en un mundo postapocalíptico.

 

ANÁLISIS DE WASTELAND 2 – ÍNDICE

Chus Seoane 22 | 10 | 2014