La nostalgia nos abruma, y para ello los gráficos acompañan. No estamos ante gráficos última generación, ni siquiera de años recientes. La desarrolladora ha optado por mantener el estilo del año 2000 con una sensación actualizada. Claramente siguiendo la estela de títulos recientes como Divinity Original Sin y la remasterización del Baldur’s Gate. Pero eso no quita que los gráficos cumplan su misión, que es dar ambientación.

En todo momento existen cientos de detalles que nos evocan al oeste americano, con tintes apocalípticos, post nucleares, con cierta robotización, mutación, y muy anclados a la sensación de salvaje oeste.

El mapa es enorme en recorrido, pero nos desplazaremos en un sistema de pivote que sigue una línea hasta nuestro destino, una mera señalización que se arrastra por el mapa que suponemos que es nuestro grupo de Rangers. Que da la sensación de retro, y quizás un sabor agridulce de decepción por la simplicidad que ha adoptado Inxile Entertainment.

Gráficos de Wastelands 2

Por lo demás, los mapas de juego son variados, y muy pensados. Todo esta preparado para nuestra interacción con el mundo, y cada zona tiene su historia, su razón, cada objeto tiene su sentido. Zonas abiertas, cuevas, mazmorras, ciudades, chatarrerías, escombros, montañas y desierto, todo está medido para que disfrutemos de la forma en la que queramos vivir en juego. Quizás echo de menos más personalización en los encuentros aleatorios, que usan siempre el mismo escenario, o muy similar, pero entiendo que son acciones puntuales dentro de un mundo más complejo.

Quizás no sea más que un juego clásico actualizado, y que muchos de nosotros solo disfrutemos de él debido a la carga sentimental. Quizás el poder del recuerdo sea más fuerte que todo lo que Wasteland 2 ofrece, es verdad. Pero también es un gran juego de rol, de esos de papel y lápiz, que nos traslada a un mundo increíble, increíblemente narrado, con personajes complejos y diferentes, en un ambiente de supervivencia, donde los Rangers buscan justicia. Han sido muchas horas queriendo saber más, mejorando armas, buscando pistas, resolviendo puzzles, sufriendo, y recargando, escogiendo y desechando. Y eso es lo que hace de Wasteland un gran juego, sin tener que salir del 88.

LO MEJOR

  • La ambientación, la narración, el tiempo que han dedicado a crear el mundo crea inmersión
  • Las elecciones que hemos de tomar a lo largo del juego
  • El humor que acompaña en todo momento las conversaciones y los sucesos
  • Volver a tener entre manos un juego de los 80

LO PEOR

  • No trae nada nuevo al género
  • Algunos combates aleatorios son muy repetitivos
  • La versión se ha ido puliendo debido a muchos bugs, y glitches
  • Quizás los jugadores que no han vivido los clásicos encuentren mejores opciones en otros juegos más modernos

 

 

ANÁLISIS DE WASTELAND 2 – ÍNDICE

Chus Seoane 22 | 10 | 2014