Mundo forja Graia está en peligro, miles de orcos asedian el planeta. Las fuerzas militares intentan resistir en vano. Cada vez hay más bajas y todo apunta a un dramático final… Se ha dado aviso a los Marines Espaciales, ellos son los únicos que pueden devolver las esperanzas. Pero los orcos han tomado la zona industrial e intentan hacerse con control del Titan de clase Warlord. Debemos impedirlo, por el honor, por el planeta, por el imperio…

WARHAMMER 40K EN TERCERA PERSONA

Relic nos vuelve a acercar al fantástico mundo de Warhammer 40K con este nuevo título, el cual sorprende a priori por su radical cambio, en base a los juegos anteriores publicados sobre esta franquicia de Games Workshop. Y es que, en esta ocasión se ha optado por dejar de lado la estrategia para meternos directamente en la piel de todo un ultra marine espacial, ofreciéndonos todo un beat’em’up repleto de acción, sangre y hordas de orcos, dispuestos a desbaratarnos todo plan de defensa en mundo forja Graia.

El juego comienza con la invasión de los xenos a las instalaciones industriales situadas en mundo forja Graia, con el fin de hacerse con el control de los Titanes, una especie de Mech muy poderosos, con los cuales podrían someter a la especie. Aparte se han hecho con el control de los cañones de defensa planetaria, para impedir la incursión de refuerzos.

Una flota de ultra marines es enviada a mundo forja Graia para intentar poner el orden; nosotros asumiremos el control del capitán Titus, teniendo en ocasiones el apoyo de otros dos marines espaciales. Comenzaremos asaltando una nave orca desde el aire, con el fin de descender a tierra y comenzar así nuestra misión.

ACCIÓN Y MÁS ACCIÓN



Al comenzar a jugar nos encontraremos con una vista en tercera persona, dentro de la cual podremos mover a nuestro personaje, así como realizar ataques cuerpo a cuerpo y a distancia. En un primer momento, contaremos con un cuchillo y una pistola para defendernos, pudiendo cambiar el cuchillo por armas más potentes, como la mítica espada sierra o el hacha. En lo referente a armas de largo alcance, conforme avancemos en el juego, podremos almacenar en nuestro inventario hasta cuatro diferentes, las cuales van desde simples pistolas con balas a pistolas de plasma, pasando por rifles de asalto, lanzagranadas, rifles de francotirador o rifles laser, entre otros. Aparte de todo este rico arsenal armamentístico, podremos recoger también granadas, las cuales nos servirán para exterminar aglomeraciones de enemigos indeseables.

La interfaz de juego nos mostrará en la parte superior de la pantalla nuestra energía, la cual podremos reponer realizando ataques cuerpo a cuerpo, al aturdir con un golpe a nuestro enemigo y realizar un ataque especial. Cuando los enemigos sean más poderosos, estos ataques especiales tendrán una mayor complicación de ejecución, ya que deberemos enlazar una combinación concreta de ataques para aturdirlos y luego pulsar repetidamente para desarmarlos y acabar con ellos, con la recompensa de mayor energía en nuestra barra. Este sistema para recuperar energía es bastante original y sustituye a las típicas mochilas de primeros auxilios vistas en otros juegos.

BUENA RECREACIÓN DEL MUNDO IMPERIAL

Siguiendo con la interfaz, en la parte inferior izquierda se nos mostrará el indicador de furia, el cual podremos utilizar cuando esté cargado, permitiéndonos realizar ataques más contundentes en un lapso de tiempo o bien activar una especie de tiempo bala, para apuntar con más comodidad, al ralentizar el tiempo momentáneamente. En la parte inferior derecha de la pantalla se nos mostrará el arma de fuego de la que dispongamos, así como la munición disponible y la disponibilidad o no de granadas.

Para finalizar, en la parte central de la pantalla tendremos un punto de mira, el cual nos servirá para apuntar a nuestros enemigos o algún punto, en un momento determinado. En cualquier momento podremos acceder al inventario de armas de fuego y seleccionar un arma u otra de entre las cuatro disponibles, siempre que dispongamos de ellas.

SENCILLO PERO DIVERTIDO



La mecánica de juego es sencilla, deberemos avanzar e ir eliminando todo bicho viviente que se interponga en nuestro camino, realizando encarnizadas luchas cuerpo a cuerpo, con combos y esquivas, así como ataques a distancia contra enemigos apostados en puntos estratégicos, aunque también podremos disparar a bocajarro en distancias cortas, lo cual nos puede salvar la vida en más de una ocasión. Se echa de menos un poco el no poder saltar, lo cual no es un impedimento en el movimiento, pero le hubiera dado un poco más de espectacularidad a los combates, aunque el poder correr y embestir tampoco está nada mal…

Space Marine se divide en cinco partes, dentro de cada una de las cuales encontraremos cuatro capítulos con varias partes que nos irán llevando por una intensa historia, basada en la defensa del poder y el honor para conseguir la gloria de la victoria. En nuestro camino encontraremos nuevas armas y recompensas, así como mejoras en el estado de furia de nuestro personaje, para poder así realizar ataques más devastadores.

En alguna misión se nos facilitará un propulsor, con el cual podremos realizar saltos, para acceder así a lugares inaccesibles a pie. Este propulsor nos permitirá realizar además ataques, lanzándonos con fuerza sobre nuestros enemigos y provocando una onda expansiva destructora.

WARHAMMER 40.000: SPACE MARINE-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Apartado técnico y jugabilidad.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Luis Martinez 21 | 09 | 2011