Han pasado diez largos años, la guerra continúa en el subsector Aurelia. He sido acusado de traición por Azariah Kyras, teniendo que ocultarme con los únicos amigos que creyeron en mí, para poder así prepararnos ante la inminente lucha contra el Caos. Orkos, Tiránidos y Eldar campan a sus anchas haciendo de Typhon Primaris un lugar peligroso y lleno de amenazas. Pero aún existe un peligro mayor, una fuerza que, de no llegar a tiempo acabará con todos los mundos y seres que en él habitan, el Exterminatus de las fuerzas del imperio… soy Gabriel Angelos, y desde hoy voy a tratar de conseguir desenmascarar al verdadero traidor, restaurando de nuevo la tranquilidad de los míos. Aquí comienza mi lucha.

UNA EXPANSIÓN CON LAS PILAS RECARGADAS

Relic vuelve una vez más con una nueva expansión independiente de Dawn of War 2. Y es que la archiconocida franquicia Warhammer 40K de Games Workshop da para mucho, y para muestra el que hoy nos ocupa, cargado de ingredientes que en entregas anteriores cosecharon éxito y añadiendo novedades para hacer disfrutar a los amantes de esta saga. Al acceder al juego tendremos la posibilidad de jugar en el modo campaña.

En este modo se nos dará la opción de elegir la facción que deseamos controlar de entre seis disponibles: Caos, Tiránidos, Eldar, Orkos, Marines Espaciales o Guardia Imperial. Cabe destacar el acierto de poder jugar la campaña con todas las facciones, aunque el argumento del título es el mismo, juguemos con quien juguemos. Los mismos mapas con la diferencia de manejar una raza diferente cada vez, pero no por eso pierde atractivo, ya que de este modo nos familiarizaremos con el control de las diferentes facciones, de cara al modo multijugador.

Otro de los aspectos de este modo campaña, reside en el hecho de poder jugar la misma en modo cooperativo, invitando a un amigo online para dicho fin. Siguiendo con el menú principal se nos ofrecerá la posibilidad de jugar “La batalla final”. En ella seleccionaremos un héroe y se nos posibilitará jugar en dos arenas disponibles junto a dos amigos más online, luchando contra enemigos incansables en una lucha a muerte.

El último modo disponible es el de multijugador. Aquí se nos permitirá realizar partidas de 2 contra 2, 4 contra 4 o 6 contra 6, contando con 12 mapas para el primer modo, 9 para el segundo y 11 para el tercero. Aquí todo consistirá en tomar puntos de control para conseguir la victoria, así como bases de energía y requisas que nos proporcionarán recursos para ampliar de este modo nuestro poder y tropas. También podremos jugar escaramuzas con el único objetivo de la aniquilación, si no queremos realizar partidas más tácticas.

LUCHA POR LA VICTORIA

El sistema de juego dentro del modo campaña sigue las pautas de sus predecesores. Podremos controlar hasta a cuatro héroes principales, consiguiendo mediante logros a lo largo del juego desbloquear nuevas unidades y mejoras para nuestros héroes en forma de armas u otros objetos, así como subir de nivel, consiguiendo de este modo ser más poderosos.

El hecho de poder acceder entre misión y misión a las fichas de nuestros héroes para asignar nuevas armas, armaduras y otros accesorios, así como repartir puntos de nivel, hace que descansemos un poco tras una dura batalla y disfrutemos viendo como nuestros personajes se van transformando con los accesorios adquiridos, haciéndonos sentir esa sensación de controlar la personalización de algo que vamos haciendo nuestro.

El poder conjugar un típico juego de estrategia en tiempo real con ápices de rol, consigue recrear una experiencia divertida, agradable y adictiva, ya que conforme mejoremos a nuestros héroes iremos sintiendo el poder en nuestras manos, queriendo cada vez más y más, luchando por conseguirlo. A la vez que nos adentramos en las campañas, se nos irá introduciendo en la historia, haciéndonos participes de la misma y siguiendo una correcta línea argumental.

EL PODER, NUESTRA MAYOR ARMA

En cada uno de los mapas que componen la campaña, se nos irán asignando misiones que deberemos ir consiguiendo, teniendo que tomar bases, desactivar artefactos o buscar caminos alternativos para llegar a un punto concreto. Todo esto sin dejar de lado la acción continua que nos llevará a enfrentarnos a facciones diversas, e incluso en ocasiones héroes a modo de jefe final que pondrán a prueba nuestra capacidad de reacción y organización para acabar con los mismos.

Si no estamos familiarizados con el modo de juego de Dawn of War 2, dispondremos de una opción que, a modo de tutorial, nos introducirá en el manejo de héroes y unidades, haciéndonos un poco más fácil el control durante la partida. Podremos seleccionar además la dificultad del modo campaña, la cual irá desde fácil si no hemos jugado a títulos de estrategia en tiempo real, normal si ya somos conocedores del funcionamiento, difícil si ya somos expertos en la materia o muy difícil para los más atrevidos.

Estos modos afectarán al daño y la defensa del enemigo, haciéndonos más vulnerables a nosotros y resistente al enemigo. Para la creación de unidades contaremos con tres tipos de recursos: energía, requisas y capacidad de población, según sea la unidad que queramos crear deberemos tener en cuenta su valor en alguno de estos recursos y la capacidad con la que de los mismos dispondremos. Los recursos podremos conseguirlos destruyendo cajas que contengan los mismos o bien tomando requisas o bases de energía.

¡¡POR EL HONOR!!

Cada tipo de unidad o héroe dispondrá de unas ranuras con poderes disponibles, con los cuales podremos por ejemplo crear torretas defensivas, curar a otras unidades o bien realizar ataques especiales, muy efectivos cuando tengamos masificación de enemigos. Aparte, podremos mejorar aspectos como la capacidad de regeneración, resistencia, etc.

Si alguno de nuestros héroes cae en batalla, tendremos la posibilidad de resucitarlo, para ello deberemos contar con una cantidad de requisas determinada. De este modo no deberemos temer a la muerte, ya que siempre existirá la posibilidad de clamar venganza… al finalizar cada misión recibiremos una recompensa en forma de equipo, infantería o asalto, permitiendo de este modo conseguir así más poder también.

Habrá misiones en las cuales deberemos elegir que unidades queremos desplegar, teniendo que decidir si queremos algún héroe en el campo de batalla o bien sustituirlo por escuadras especiales, obteniendo de este modo bonificaciones especiales. Cuando terminemos las campañas dispondremos de muchas horas de diversión con el modo multijugador, aportándonos grandes dosis de acción en encarnizadas batallas por el honor y la superioridad frente a la más variopinta diversidad de jugadores online. Diversión asegurada por tiempo, de eso no hay duda.

GRÁFICOS Y SONIDO

El apartado gráfico no ha sufrido mejoras con respecto a las anteriores versiones, aunque francamente cumplen su cometido a nivel visual en este tipo de juegos. Los mapas son visualmente atractivos y el modelado en general muestra buena calidad técnica, si bien en ocasiones pueden pecar un tanto de irreales los decorados, pero sólo por momentos. La música va muy acorde con las acciones del juego, regalándonos momentos épicos en situaciones cruciales. Aparte, los efectos de sonido son bastante buenos, sumergiéndonos en el universo Warhammer y haciéndonos sentir la devastación de batallas épicas.

En el tema de doblaje, contaremos también con una buena realización, totalmente en castellano y aportando carácter a cada una de las facciones, siendo para nuestro gusto, muy graciosa en el caso de los Orcos, con “frazez llenaz de zetaz” y comentarios divertidos. Todo lo referente a la interfaz y jugabilidad que el mismo nos permite, nos facilitará la experiencia de juego sin engorros y con total facilidad de adaptación en muy poco tiempo.

WARHAMMER 40.000 DAWN OF WAR 2: RETRIBUTION-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Luis Martinez 04 | 03 | 2011