Vanquish. ¿cómo definirlo en un simple párrafo? Realicemos el experimento: Vanquish es un festival de acción futurista interactivo, una vorágine de efectos visuales y disparos que dividen la escenografía de tan atractivo título entre la rapidez de sus frenéticas escenas de acción, y la posibilidad de ralentizar el tiempo para deslizarnos por el escenario mientras acabamos con nuestros enemigos, no sin antes esquivar los proyectiles que, a cientos, se precipitan sobre nosotros.

Dentro de esta explicación reside el carisma jugable del nuevo título de Platinum Games, el estudio que, con el apoyo del incombustible Shinji Mikami, ha logrado definir una nueva vertiente Shooter dentro de un panorama plagado de clones y resoluciones faltas de identidad.

UN VERSÁTIL CREADOR

Por todos es conocido el currículum de Shinji, plagado tanto de superventas que aprovechan el tirón de franquicias sin límites (Resident Evil, ahí tenemos tanto los videojuego como los Films protagonizados por Mila), como de proyectos más introspectivos, que sacan lo mejor del creativo japonés en el momento que más lo necesita la industria o desembocan en títulos demasiado “experimentales”. En estos dos últimos caso podemos afirmar lo atractivo del planteamiento perpetrado por Vieutful Joe, o lo arriesgado de crear un juego de acción donde la protagonista parecía una bailarina futurista de atractivos atributos (PN 03 será más recordado por los movimientos de cadera de Vanesa Z. y su extravagante propuesta jugable, que por su calidad global).

Su fructífera carrera ha tenido altibajos, sobre todo porque su particular modo de ver la industria del videojuego ha repercutido en las ventas de algunos títulos que, pese a su calidad, no fueron acogidos por el gran público con fuerza. Otros, como el primer Devil May Cry, sentaron cátedra y definieron los fundamentos estéticos e interactivos de todo un género, dando como resultado la acumulación de seguidores de Dante a lo largo y ancho del planeta.

SEGA Y MIKAMI

En su último proyecto, y después de ser testigo del arrollador éxito de Bayonetta —cuyo planteamiento jugable incluso superaba en muchos aspectos al núcleo interactivo de una de sus franquicia Hack’n’Slash estrella—, Mikami y Platinum pretenden instaurar nuevas bases en el ámbito de los shooters de acción futuristas.

En la actual generación de consolas este género ha sido uno de los más fructíferos a nivel de ventas. La unión de la acción desenfrenada, altos índices de violencia en la mayoría de los casos y el sistema de coberturas que popularizó el primer Gears of War, has sido decisivos para el asentamiento de un género que bebe directamente de otra obra de Mikami: Resident Evil 4.

Incluso estas tendencias han ido mucho más allá: la acción en tercera persona con sistema de coberturas también han sido los protagonistas de juegos de aventuras como Uncharted, e incluso de títulos RPG tan aclamados como los pertenecientes a la saga Mass Effecto. No obstante, la comodidad que reside en diseñar un planteamiento interactivo basado en los cánones de los juegos de acción actuales, ha repercutido en el estancamiento de un género que, pese a que continúa dando obras de excelsa calidad, no ofrece ideas atractivas por lo novedoso de su propuesta. Es ahí donde entran Vanquish y su visionario creador: Shinji Mikami.

EL MUNDO ESTÁ EN PELIGRO…

…una vez más. Lo sabemos, es un tema muy manido y un planteamiento dramático que no supone ninguna revolución. El mundo corre peligro, los rusos amenazan con Destruir San Francisco mediante un arma de destrucción masiva si no se siguen sus indicaciones, y Sam Gideon se perfila como la única esperanza ante tan peligrosa situación. Gracias al traje que el mismo ha diseñado, Sam se infiltrará en los más peligrosos entornos para hacer gala de amplia y versátil gama de habilidades, potenciadas por este prototipo de armadura capaz de proporcionarle un poder casi sin límites.

La trama se narra mediante escenas cinemáticas basadas en el motor del juego, donde seremos testigos de la relación entre los personajes y conoceremos las motivaciones de los más importantes. Asimismo, sirven para ofrecer una visión espectacular de determinados momentos de acción, mediante una combinación de animación por caputura de movimientos y sistemas tradicionales muy bien compenetrados.

La trama no se muestra como algo revolucionario, pero el ritmo y su planteamiento van de la mano, cuajando de forma más que aceptable con la vertiente interactiva del título. Porque no lo olvidemos, en el sector del videojuego lo más importante es el plano jugable, y es aquí donde Vanquish muestra las armas de mayor calibre.

VANQUISH-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y apartado técnico.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Sergio Melero 20 | 10 | 2010