El lanzamiento de la nueva consola portátil de PlayStation se ha caracterizado por un catálogo inicial bastante variado. Dentro de la oferta de la marca podemos disfrutar de títulos de acción, de lucha, de conducción e incluso de minijuegos, los cuales aprovechan en mayor o menor medida las opciones exclusivas de la máquina en cuanto a su sistema de control.

De todos ellos, una franquicia destaca sobre las demás: Uncharted. Naughty Dog ha creado en la presente generación de consolas una de las sagas más carismáticas de su género, basándose en títulos como Tomb Raider o Gears of War, sin dejar de lado la definición de un modelo interactivo con personalidad propia. Nathan Drake, gracias a su personalidad y su honestidad, ha sabido ganarse el cariño de millones y millones de seguidores que sueñan con verle trasladado a la gran pantalla, con un mínimo de respeto por la obra original.

EL ABISMO DE ORO

uncharted abismo de oro

En esta ocasión, nos encontramos con un título que mantiene inamovibles las bases que han hecho de Uncharted una franquicia de éxito. Mientras que otras franquicias deciden ofrecer al usuario algo nuevo y refrescante (con el riesgo que eso conlleva en el caso del nuevo Silent Hill), Bend Studio se ha hecho con la responsabilidad de seguir la estela marcada por Naughty Dog para programar el Abismo de Oro.

El telón de fondo podría servir como argumento de cualquier película de acción y aventuras: Nathan Drake se enfrenta a un reto marcado por la búsqueda una Ciudad Perdida en Centro América, que se posiciona como una fuente de riquezas sin fin debido a la desaparición de una expedición Española hace cuatro siglos, lo que ha despertado la curiosidad de algunas organizaciones con malas intenciones. Durante su periplo conoceremos a personajes nuevos, nos encontraremos con viejos amigos y disfrutaremos del florecimiento de una nueva relación que, pese a la simpatía de la fémina, no tiene por qué acabar en romance (o sí, para saberlo tendrás que completar el título).

Las localizaciones que protagonizan esta producción nos devuelve a la esencia del primer Uncharted: esto es un entorno selvático que ocupará un gran porcentaje de la aventura, combinado con ruinas ancestrales realizadas con un cuidado digno de los títulos aparecidos en PlayStation 3 y misteriosas cavernas que aportan variedad escénica al título.

JUGABILIDAD “PALPABLE”

uncharted nathan drake

Uno de los aspectos que ha causado más controversia a la hora de analizar Uncharted: El abismo de Oro, reside en la decisión de la compañía por incluir mecanismos interactivos que aprovechan las virtudes táctiles de la consola bajo el planteamiento jugable clásico de la franquicia. Abordando este punto desde el comienzo de este análisis queremos atacar la problemática de forma eficaz. Mientras que resulta bastante cómodo escalar marcando la trayectoria de nuestro personaje con el dedo, puede resultar demasiado sencillo para determinado perfil de jugador, que preferirá manejar a Drake de la forma clásica debido a que también se incluye esta opción, y prescindir del giroscopio para apuntar o manejar el rifle de francotirador.

Por otra parte, los Quick Time Events que aparecerán eventualmente (sobre todo en las luchas cuerpo a cuerpo) se apoyan en la pantalla táctil para describir determinadas trayectorias. Al principio resulta bastante atractivo, aunque puede acabar siendo monótono a la larga como en el caso del sistema de calcos implementado en el juego. Nos explicamos: para resolver algunos puzzles o completar el 100% del juego tendremos que colocar un papiro encima de determinados bajorrelieves para registrar el dibujo mediante carboncillo. Dibujar el la pantalla táctil siguiendo el mismo sistema llega a cansar bastante.

UNCHARTED: EL ABISMO DE ORO-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y Apartado Técnico.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Sergio Melero 05 | 03 | 2012