¡Qué final de año, señoras y señores! Juegazos por doquier chorreantes de calidad, uno tras otro en una orgía de diversión a raudales. Y en medio de toda esta vorágine de títulos sobresalientes, brilla con luz propia la última aventura de Nathan Drake, que tras perseguir El Dorado y la ciudad perdida de Shambala, vuelve a las andadas para desenterrar el tesoro oculto de Rub al-Jali, el abrasador desierto que pisara hace cuatrocientos años su antepasado Sir Francis Drake.
uncharted 3 ingame

TODOS LOS HOMBRES SUEÑAN…

…pero sus sueños no son los mismos. Con esta cita de Thomas Edward Lawrence -más conocido como Lawrence de Arabia- comienza la última epopeya de Nate y compañía. Sin miramientos ni medias tintas, nos encontramos ante el mejor trabajo de los californianos Naughty Dog, para completar una trilogía que, en este última entrega, comienza fuerte desde el segundo uno, y va arriba y arriba hasta los títulos de crédito finales. El legado del pirata Drake, que como todo buen corsario saqueara y robara a placer por los procelosos mares del mundo –siempre en nombre de la Reina de Inglaterra- volverá a toparse con Nathan y sus amigos para indagar en sus rutas de navegación, aunque no serán los únicos en perseguir los secretos que ocultó a lo largo de sus viajes.

Parece mentira que hayan pasado cuatro años desde ‘El Tesoro de Drake’, que aterrizó sin hacer mucho ruido pese a tener detrás a los creadores de Jack and Daxter (para muchos el mejor plataformas de la generación anterior). Pero nada más poner el blu-ray en la consola, la realidad desaparecía para encontrarnos con el Indiana Jones del siglo XXI. Valiente, atrevido y un poco picaruelo, asistimos a un despliegue gráfico sin precedentes en 2007, amén de una aventura cinematográfica que encandiló a millones de usuarios. Dos años después volvía con El Reino de los Ladrones, y una vez más toda la crítica y el público se rendían ante los maestros de la huella perruna., convirtiéndose en Juego del Año indiscutiblemente.

Panamá y Sudamérica, la India o el Himalaya fueron algunas de las localizaciones por las que Nate, Sully, Chloe y la adorable Elena Fisher pasaron para dejarlas patas arriba. Y como no podía ser de otra manera, Naughty Dog ha tirado la casa por la ventana en su última superproducción, para llevarnos desde la sórdida capital londinense, recreada como si Guy Ritchie hubiese dirigido el principio del juego, hasta el desierto de la Península Arábiga, pasando por Cartagena de Indias, Francia, Siria y Yemen. Todo un despliegue de lugares recreados hasta el más mínimo detalle, estrujando al límite la Playstation 3 como sólo este estudio exclusivo sabe hacer.

PODERÍO VISUAL

Podríamos decir que estamos ante el juego mejor acabado de todo el catálogo de PS3, a nivel técnico y artístico, llegando a mostrar tal brutalidad en pantalla que, en ciertos momentos –completamente despreciables eso sí- le pasa factura a la consola, pues recordemos que estamos hablando de un hardware de 2006. ¿Por dónde empezar? Todo en Uncharted 3: La traición de Drake resulta sublime se mire como se mire. El buen hacer de Naughty Dog mezcla las bondades técnicas de su motor gráfico optimizado hasta decir basta, un despliegue artístico digno de quitarse el sombrero, y un desarrollo cuyo enfoque cinematográfico resalta el conjunto con maestría.
analisis de uncharted 3
La iluminación, precalculada, volumétrica y en tiempo real combinadas en perfecta armonía, muestra un conjunto de luces y sombras que nos dejará boquiabiertos a cada paso. Súmense la incontable cantidad de animaciones con las que se mueve Nate, adaptando a sus pies cada irregularidad del terreno, moviéndose de manera diferente a cada paso, extendiendo el brazo cuando se acerca a un muro o esquina, y basculando su centro de gravedad cuando camina sobre superficies en movimiento, para conseguir una naturalidad pasmosa. Aunque en ciertos momentos, cuando se junta un recargado escenario mientras portamos una antorcha que proyecta su luz de forma dinámica, se aprecia que se desactiva la animación procedural. Y es que como comentábamos hace un instante, es imposible mover todo a la vez en la ya añeja circuitería de Playstation 3.

Pero el esfuerzo de los de la huella es un no parar: el trabajo en el modelado de personajes y entornos vuelve a superarse en la tercera entrega, la biblioteca de texturas empleada probablemente sea la mayor jamás conocida en videojuego alguno, y la fotografía alcanza la perfección artística. Todo efecto técnico o lumínico funciona en conjunto, para muestra un botón: en un cementerio de barcos, el cielo comenzará a nublarse, la lluvia arreciará mientras todo se moja y la mar se va encabritando paulatinamente, mientras Nathan cruza embarcaciones que se mueven rabiosas ante el creciente oleaje. Nos quedamos cortos en adjetivos, hay que verlo para creerlo.

UNCHARTED 3-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción.

PÁGINA 2 – Apartado Técnico y Jugabilidad

PÁGINA 3 – Conclusiones

José Luis Fernández 24 | 10 | 2011