Conclusiones

Tomb Raider era un pedazo de juego impresionante antes de que Eidos y Square Enix decidieran que diera el salto a las recién estrenadas PS4 y Xbox One, pero tal y como dice el refranero español, cuánto más azúcar más dulce. La versión que se lanzó en marzo ya dejó boquiabiertos a todos para el nivel de PlayStation 3 pero las mejoras gráficas llevan a la saga de Lara Croft un peldaño más arriba en las next-gen.

Tomb Raider Definitive Edition

Lástima que los cambios se queden en el apartado gráfico, pues al no aportar nada nuevo para aquellos jugadores que ya se hicieron con él en alguna de las plataformas anteriores, los incentivos para invertir en una nueva copia para PS4 y Xbox One se quedan cortos, incluso con los DLC añadidos y los extra.

 

Lo mejor

  • Texturas, iluminación y sombras varios grados por encima de la versión de PS3 y Xbox 360.
  • Incluye todos los DLC publicados hasta la fecha.
  • Incluye extras como el cómic de Dark Horse.
  • (PS4) Compatibilidad con el control remoto de PSVita.

 

Lo peor

  • Jugabilidad e historia se mantienen intactas, no hay novedades en estos frentes.
  • Sus puntos débiles en la versión anterior se mantienen (IA floja en los enemigos).

 

ANÁLISIS DE TOMB RAIDER DEFINITIVE EDITION – ÍNDICE

Rocío González en 28 | 01 | 2014