ASESINO DE TÓPICOS


Assassins of Kings rinde homenaje a la fuente literaria original con respeto pero sin llegar al pelotismo recalcitrante. Como resultado, todos los elementos consiguen un giro de tuerca único: los combates combinan los reflejos del momento con la cuidadosa preparación anterior, las conversaciones son tan verosímiles como hilarantes, el encanto paradójicamente repulsivo de los Reinos del Norte hace de la exploración una necesidad imperiosa en lugar de una obligatoriedad rutinaria mientras que las misiones secundarias, que no pueden evitar inmiscuirse en los asuntos de la trama principal, atraerán a los brujos marujones en potencia.

Pero el aliciente más notable del título de CD Projekt son los momentos en los que el jugador debe tomar una decisión trascendental. El resto de compatriotas roleros sitúan al usuario en una bifurcación con senderos que llevan a destinos y resultados demasiado evidentes, mientras que los caminos preparados para Geralt ocultan sus consecuencias en la espesa neblina de la grisácea amoralidad. La mayoría de los momentos clave de The Witcher 2 vendrán precedidos de largos minutos de reflexión sobre cuál de las múltiples optativas podría ser el mal menor. Pocos juegos consiguen cargar tanta responsabilidad en hombros ajenos.

Quizás el problema principal es que la representación del legendario antihéroe del autor polaco Andrzej Sapkowski es demasiado fiel; salvo en contadas ocasiones, el lector sabe que Geralt está por encima del resto de mortales y que saldrá victorioso de todas las contiendas, por desequilibradas que éstas puedan parecer. En The Witcher 2 ocurre lo mismo: la emoción de los combates se pierde gradualmente porque es evidente que el jugador tiene todas las de ganar. El peor ejemplo son los enfrentamientos contras los jefes de final de capítulo, desenlaces anticlimáticos donde el único riesgo radica en no pulsar los botones correspondientes durante el evento de reacción rápida de turno -que, por otra parte, pueden desactivarse-.

No obstante, al haber seguido con exactitud los pasos y la esencia del mítico brujo, The Witcher 2: Assassins of Kings asesina a sus dos objetivos principales -los tópicos que se han adueñado de la fantasía y el aburrimiento que conlleva- con rotunda efectividad porque ha observado los puntos débiles del enemigo y ha fortalecido las aptitudes consolidadas en la anterior entrega para atestar mandobles certeros antes de que sus víctimas tuvieran siquiera tiempo a reaccionar. Por suerte, ponerse los testículos del rival caído a modo de trofeo en la cinta es una tradición que se ha quedado en el norte.

LO MEJOR

– Su mundo es original y verosímil.
– Ostentosa recreación del estilo de lucha de un brujo.
– Fenomenal ritmo ascendente.
– Todas las misiones secundarias son divertidas.
– Horas y horas de rejugabilidad gracias a las decisiones.
– No hay excusa para comprarlo gracias a la optimización.

LO PEOR

– Irregular dificultad.
– Complicado proceso de activación del juego.

THE WITCHER 2: ASSASSINS OF KINGS-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y Apartado Técnico.

PÁGINA 3 – Conclusión.

Daniel Cáceres 02 | 06 | 2011