analisis
Ah, la nostalgia… ¿Cuántas veces nos hemos parado a pensar en todo lo que hacíamos antes y echamos de menos? ¿Cuántas hemos querido volver a repetir las experiencias que vivimos hace mucho, mucho tiempo? La gente siempre tiende a mirar al pasado y decir aquello de “antes las cosas eran mejores”. Lo mismo pasa con los videojuegos. No podemos quejarnos ante la gran calidad que vemos en los títulos que aparecen en estos momentos, pero siempre habrá alguien que diga la frase anterior.

LucasArts se ha dado cuenta de ello, ha desempolvado los grandes clásicos de su baúl de los recuerdos y nos ha traído uno de los mayores exponentes (si no la mayor) de la que muchos denominan la “época dorada de las aventuras gráficas”: The Secret of Monkey Island. Te aseguro que, tras probarlo, nunca te alegrarás más de poder ser un pirata.
monkey island gamemonkey island
Han pasado casi veinte años desde que los estudios de George Lucas nos brindasen esta maravilla. Desde 1990, ni más ni menos, esta obra atemporal creada por Ron Gilbert junto a su equipo (que contaba con Tim Schafer, Dave Grossman y Steve Purcell) no ha perdido nada del humor que la caracterizaba, y la prueba está en que la Edición Especial que nos ocupa es uno de los juegos más divertidos que podemos encontrar en el amplio catálogo actual.

El lavado de cara que ha sufrido para llamar la atención del público ha sido espectacular, y si ya antes el juego era digno de ser probado a pesar de sus años, ahora nadie tiene excusas para no disfrutar plenamente de esta aventura. Un guión magistral (nacido de la idea más sencilla que pueda concebirse), unos diálogos inimitables, las peleas de insultos, el pollo de goma con una polea en medio, el grog… ¿Realmente merece la pena dejar pasar todo eso tal y como nos lo presentan ahora?

¿QUÉ HAY DE NUEVO, VIEJO?

Y es que la revisión de todos los escenarios, personajes y animaciones es el aspecto más destacable de The Secret of Monkey Island S.E. El trabajo que ha realizado el equipo encargado de este remake es digno de mención: la presentación en alta definición a 1080i de los nuevos dibujos hechos a mano es un verdadero aliciente a la hora de plantearse la adquisición de este juego. Nada más comenzar el título somos conscientes del gran cambio que ha experimentado este mundo de piratas. Al iniciarlo aparece un Guybrush Threepwood pixelado y, tras él, el menú original, que se transforma con un fundido en lo que ha llegado a ser tras los retoques mencionados. Y el cambio le sienta que ni pintado. Bueno, puede que sí…
curse monkey island
En este punto es donde más conflicto se creará con los fans más fieles a la versión original. Antes siquiera de que el juego apareciera en la red ya había algunas voces que no estaban totalmente de acuerdo con la salida de esta revisión, pero para ellos también hay una solución y una alegría: otra de las virtudes de esta edición especial es que, en cualquier momento de la partida, podremos alternar el modo inicial que presenta los nuevos diseños con el modo Clásico, manteniendo todos los elementos del producto original tal y como fue concebido. Si eres un amante de lo retro y odias por completo el nuevo tratamiento del videojuego, siempre puedes disfrutar del menú de toda la vida, a la resolución de siempre y con los gráficos intactos.

¿PUEDE MEJORARSE UN CLÁSICO?

Sin lugar a dudas. La estrategia a seguir es exactamente la que han llevado a cabo los chicos de LucasArts: dejar el juego tal y como estaba en su momento y, simplemente, “dibujar encima”. Imaginad un coche de veinte años que anda perfectamente, que todavía pasa la ITV sin problema alguno y que parece que, al menos por dentro, está como el primer día. Pero, oh amigo, la pintura se ha corroído ya con el paso del tiempo y no luce demasiado bien. Lo único que necesitaría ese coche es que le diesen una nueva capa, y a rodar de nuevo. Eso es exactamente lo que ha pasado con este Monkey Island.

El juego en sí es perfecto y no necesitaba ningún arreglo salvo, claro está, adaptarlo a la generación actual tanto en el sistema de control como en su apartado visual. Si durante la partida pulsáis el botón Back (en Xbox 360), que alterna las dos versiones, podréis comprobar que todo se mantiene tal y como era en el script original, tanto las animaciones de los personajes como los objetos que pueden seleccionarse. Nada se ha alterado, y es un gustazo poder comparar durante nuestro avance en la aventura cómo ha cambiado todo del píxel al dibujo. Ten por seguro que lo harás más de una vez, sobre todo tras descubrir la instantaneidad del proceso de cambio. De lujo.
monkey island scummmonkey island se

Por sacar alguna pega al magnífico trabajo de rediseño de escenarios y personajes, quizás algunos de ellos han quedado demasiado serios para el contexto en el que están enmarcados. Monkey Island siempre se ha caracterizado por su humor inigualable y su guión sencillo pero genial, y algunos personajes como LeChuck o el propio Guybrush ya tenían su toque cómico en los diseños de la tercera entrega de la saga, The curse of Monkey Island. Parece que los encargados de esta nueva versión no se han fijado demasiado en el trabajo realizado anteriormente con los personajes que creó Ron Gilbert, aunque sí han mantenido la esencia. Si nos fijamos en el estilo del ya mencionado pirata zombi, por ejemplo, comprobaremos que su aspecto es bastante serio y correcto, lo que en contraste con la música y los diálogos queda algo extraño. Esto mismo no ocurre con todos los personajes, pero es un dato a resaltar que podría haber sido mejor. En todo caso, el aspecto general es impecable y no puedo más que aplaudirlo.

NO TODO HA DE ENTRAR POR LOS OJOS

Ya ha quedado bastante claro que el aspecto visual de esta renovación del clásico de los 90 es el detalle más espectacular y, obviamente, reseñable de este análisis. Sin embargo, no es lo único que se ha mejorado notablemente, sino que a este apartado se le une también un sonido remasterizado y un doblaje totalmente nuevo, eso sí, en un perfecto inglés (sin problemas, ya que los textos están traducidos al castellano; no ocurre así en la edición Clásica). El trabajo de los actores es, simplemente, genial. No logro recordar ningún momento de la aventura en el que haya notado alguna interpretación forzada o hecha a desgana, sino que todo está perfectamente entonado acorde a las situaciones que se dan (las cuales se presentan muy bien sincronizadas).

Si ya de por sí el guión destila un humor inigualable, el tono que adquiere con las voces del doblaje hace que en muchos momentos se te escape alguna carcajada. Uno de los detalles que más destaco, personalmente, es el que se da con el viejo tendero de Melee Island™, el cual tiene uno de los doblajes que más me hicieron reír. El cambio que hay entre la versión doblada y la muda es considerable, y ciertamente es un punto a favor el que hayan incluido este detalle en la Edición Especial. Chapó.
monkey island walkthrougt
Los efectos especiales y la música, como comentaba, también se han remasterizado, consiguiendo un sonido ambiente sobresaliente. En la versión original ya contábamos con melodías y sonidos que, en su reedición en CD-ROM, fueron mejoradas para obtener una calidad mayor en PC. En esta ocasión, el equipo de desarrollo se ha ocupado de renovar el apartado sonoro y han regrabado todos los temas para conseguir la máxima calidad, siempre manteniéndose fieles a las partituras originales. Para darnos cuenta del gran cambio que ha supuesto este aspecto, siempre podemos recurrir a alternar el modo de juego y comparar directamente los resultados. Una delicia, sobre todo para los que aún recuerdan y tararean las canciones del título.

LLEGAR A SER UN PIRATA ESTÁ EN TUS MANOS

Las aventuras gráficas, de toda la vida, están pensadas para ser jugadas en un ordenador. El ratón es tu mayor aliado, y el nivel de comodidad que aporta este periférico no puede igualarlo ningún otro. El sistema de juego de muchos de estos títulos, sin ir más lejos, se llama “point & click” en honor al método utilizado para explorar e interactuar con el escenario y los objetos, sobre todo en los clásicos. La mera idea de tener que jugar a un juego de este estilo con un mando y en la consola puede echar atrás, pero no hay que temer: tienes una edición para PC maravillosa esperándote a que la descargues. Si bien prefieres jugarlo desde tu Xbox 360, mantén la misma calma y no te preocupes, ya que el control está perfectamente adaptado a los tiempos que corren.

Ahora, si bien la tecnología SCUMM (Script Creation Utility for Maniac Mansion) creada para este tipo de juegos por LucasArts ya puede estar bastante desfasada, no se ha dejado de implementar en esta versión para mantener la esencia que se pretendía desde el primer momento. En el modo Edición Especial, el control es muy intuitivo, dándonos siempre dos opciones predeterminadas sin tener que echar un vistazo al menú de acciones: ir y mirar, que en ocasiones pueden cambiar según lo que escojamos o hagamos. También tenemos otras tantas ya predefinidas en la cruceta de nuestro mando, pero siempre podemos acceder al menú completo al pulsar el gatillo izquierdo. Si utilizamos el gatillo derecho, abriremos nuestro inventario, y podremos combinarlo sin problemas con el menú de acciones para hacer lo que se nos antoje con nuestros objetos. ¿O no sois de esos que cuando se quedan atascados intentan combinarlo todo aunque sea lo más absurdo del mundo?
guia monkey islandEn el modo Clásico, como no podía ser de otra manera y como comentaba unas líneas más arriba, todo se mantiene como siempre: en la parte inferior, bajo el escenario, aparecen todas las opciones que necesitamos para desenvolvernos, además de nuestro inventario que está siempre visible en la parte derecha. Como el primer día, vamos. Jugar de una manera u otra ya depende de cada uno, pero el nuevo modo que disfrutamos en la Edición Especial se antoja muchísimo más cómodo que el antiguo. Qué le vamos a hacer…

ESTO ES MÁS FÁCIL DE LO QUE RECORDABA…

Una de las novedades que ha aportado la reedición de The Secret of Monkey Island, y que a mi gusto no debería estar ahí, es la incorporación de un botón de “pistas”. Parece que la llegada del jugador casual a las consolas y ordenadores está provocando que muchas desarrolladoras, por el hecho de acercar sus obras a todo el mundo, hagan lo posible por facilitar el camino a sus clientes. Las aventuras gráficas, entre otras cosas, también se caracterizan por su dificultad. Ese puntito que hacía que quisieras investigar un poco más para saber lo qué pasa “después de”, esa sensación de satisfacción al resolver un enigma o puzzle… eran los culpables de que pasaras mucho, mucho tiempo pensando delante de la pantalla.

En este juego parece que han querido evitar que los menos habituados al género dejen de lado sus partidas por encontrarse con un obstáculo insalvable, así que pulsando durante un rato el botón X (en Xbox 360) obtendremos una pista del siguiente paso que debemos seguir para completar nuestro objetivo. Sencillo y eficaz para los que necesiten un pequeño empujón, sin el peligro de que le destripen la historia al leer una guía; prohibidísimo y algo a evitar para aquellos que buscan un desafío o intentan revivir su fantástica historia de nuevo.
guybrusn monkey islandmonkey island 1

Siguiendo en la línea de adaptación a los tiempos que corren, también se ha incorporado a esta Edición Especial un sistema de logros y otro de puntuación para “competir” con los demás jugadores y con tus amigos. En una aventura gráfica, este detalle podría ser descartado sin ninguna consecuencia, pero para muchos puede resultar un aliciente más para terminar la trama. Por cierto, algún que otro logro hará que te comas la cabeza o que explores y leas más diálogo de lo que necesitarías para finalizar el juego, cosa que siempre viene bien cuando hay un guión tan genial por descubrir.

En definitiva, The Secret of Monkey Island Special Edition es una oportunidad que no debes dejar escapar si te gustan las buenas historias, si eres un amante de las aventuras gráficas, si tienes ganas de afrontar un buen reto a estas alturas o si quieres despejarte un rato de tanto shooter y juego en primera persona, que plagan el panorama actual de los videojuegos. Porque eso sí, aunque haya pasado tanto tiempo, el juego y su nivel de dificultad se mantienen tan frescos como el primer día. Nunca está de más echar un vistazo atrás, y si eres un nostálgico como yo, este es el tipo de experiencia que necesitas, ¡y encima en alta definición! Te aseguro que es el momento perfecto para beber grog, tener una pelea de insultos, llevar en el bolsillo un pollo de goma con una polea en medio… Vaya, ya no se me ocurren más excusas para que lo pruebes… Esto… ¡Mira detrás de ti! ¡¡Un mono de tres cabezas!!

LO MEJOR

– El excelente y renovado apartado artístico de la Edición Especial.
– Poder cambiar instantáneamente al Modo Clásico.
– Que siga haciendo que te estrujes el cerebro tras casi veinte años de vida.
– ¡Que es The Secret of Monkey Island!

LO PEOR

– Que te lo pongan tan fácil con las nuevas pistas incorporadas.
– Que no sea un nuevo Monkey Island.

Pablo Barce 05 | 08 | 2009