JUGABILIDAD EN ESTADO PURO

guia the legend of zelda spirit tracks
Mientras esperamos saber más detalles de su hermano mayor, tenemos la suerte de poder disfrutar del divertido desarrollo del nuevo Zelda portátil desde ya. Es posible que muchos de vosotros estéis pensando que este nuevo videojuego es una especie de aperitivo para el verdadero plato fuerte: craso error. The Legend of Zelda: Spirit Tracks cuenta con un desarrollo único, original y que sería inconcebible de no tener ante nosotros la versátil portátil producida por Nintendo.

En cuestiones de manejo, se repite a rajatabla la mecánica instaurada en Phantom Hourglass: controlaremos a Link con el lápiz sobre la pantalla táctil inferior (la superior sigue mostrando el mapa), y realizaremos los movimientos básicos sin pulsar ni un solo botón.

Dibujaremos la trayectoria de nuestros ataques con la espada en la pantalla táctil, disfrutaremos de un control preciso y totalmente analógico dirigiendo a Link con el Stylus, y comprobaremos la genial incursión de las particularidades jugables que ofrece Nintendo DS en las situaciones más imaginativas. Como punto a resaltar, debemos comentar el mayor protagonismo que se le ha otorgado al micrófono de nuestra consola que, en esta ocasión, sirve para interpretar melodías mediante la Flauta Mágica y ofrecer algunos originales planteamientos interactivos, que no vamos a desvelar en el análisis que nos ocupa.

Controlando nuestro tren, las cosas serán sencillas. A medida que se vayan desbloqueando nuevas rutas, podremos visitar diferentes localizaciones dibujando el itinerario sobre las vías, mediante la pantalla táctil. Los controles se limitan a cambiar de velocidad, frenar, hacer marcha atrás o corregir la ruta de nuestro tren en las bifurcaciones. Además, tendremos que tirar de la cuerda que tenemos a la derecha de la pantalla táctil, para espantar a los animales que se cruzan en las vías o asustar a nuestros enemigos. Pese a que llega un momento en el que repetir esta mecánica resulta aburrido, no tardaremos en conseguir un potente cañón —como aperitivo a las posibilidades de optimización del tren—, mediante el cual podremos romper rocas, eliminar enemigos y desbloquear tramos inaccesibles. Además, nos enfrentaremos con divertidas situaciones y resolveremos algún que otro sencillo rompecabezas.

EXPLORACIÓN, ACCIÓN, PUZZLES Y AVENTURA

Como en cualquier Zelda que se precie, la importancia de la exploración es esencial. Asimismo, nos enfrentaremos con muchos desafíos a lo largo de variadas y divertidas mazmorras, donde los combates finales actúan como colofón al magnífico diseño de las mismas.

A pesar de que contaremos con ítems clásicos, la inclusión de nuevos objetos y mecánicas jugables se mantiene a la orden del día. La principal novedad en este sentido reside en el factor cooperación. Gracias a la compañía de Zelda y su habilidad para tomar a los guardianes de las mazmorras bajo su voluntad, deberemos manejar de forma clásica a Link, mientras trazamos las rutas de acción de los guardias (los cuales, según su habilidad, podrán ayudarnos de formas diferentes). De nos ser por la fortaleza de estas armaduras andantes, Zelda no nos serviría de mucha ayuda. Sin embargo, bajo la piel de uno de estos esbirros del mal podrá luchar, pasar sobre superficies peligrosas (como lava o pinchos), sortear obstáculos, permitirnos llegar a sitios demasiado elevados subiéndonos sobre ellos o facilitarnos determinados combates. Hemos de decir que la combinación de estrategias jugables gana enteros gracias a la adaptación de esta novedosa mecánica, elemento que distingue a este The Legend of Zelda: Spirit Tracks.
spirit tracks nintendo dsthe legend of zelda spirit tracks cheats
Pero el universo de Hyrule depara muchas sorpresas esperando a ser descubiertas: lugares secretos, objetos coleccionables, sorteos por correo, un tablón de duelos, las misiones de cazar conejos… Las posibilidades secundarias alargan la vida de un juego que, atendiendo tan solo a la historia principal, nos deparará más de 15 horas de diversión. Si queremos superar todas las misiones secundarias y coleccionar los objetos escondidos en Hyrule, tendremos que sumar otras 8 horas a la cifra antes mencionada.

UN NUEVO DESAFÍO PORTÁTIL

En esta ocasión, el elemento central sobre el que se articula toda la aventura lo encontramos en la Torre de los Dioses, edificación a la que deberemos regresar periódicamente a lo largo de la trama. No obstante, su estructura está tan bien planificada que no resulta para nada monótona la idea de tener que visitarla una y otra vez.

Las mazmorras siguen siendo tan imaginativas y sorprendentes como en Phantom Hourglass. No obstante, el principal defecto de la anterior entrega no ha sido subsanado de forma definitiva: nos gustaría contar con mazmorras más intrincadas y duraderas, que demandaran gestionar las llaves que vamos consiguiendo de forma pormenorizada y darle bien al coco, como en los mejores momentos de A Link Awakening. Pese a ello, la diversión que proporcionan las hace muy atractivas a nivel jugable, debido a que la utilización de los objetos y la resolución de los puzzles están planteados con muy buen gusto, lo que acerca este videojuego a un mayor abanico de usuarios.
zelda spirit tracks
No obstante, hay que tener mucho cuidado con esto, porque resulta muy difícil superar The Legend of Zelda: Spirit Tracks sin quedarse atrancado en numerosas ocasiones, lo que encantará a los incondicionales de la franquicia y sacará de quicio a los nuevos jugadores. Algunos momentos de este nuevo Zelda nos hace recordar lo difícil que resultaba antaño superar un videojuego de estas características.

Buena culpa de ello la tienen varios puzzles y situaciones que, pese a encontrar en su diseño algunos de los mejores planteamientos lógicos en la historia de la saga, recurren a mecanismos no aptos para jugadores novatos en la franquicia. Como aliciente final, se han incluido dos modos multijugador que pueden alargar la vida útil del videojuego de forma considerable. Si lo tuyo es intercambiar items, podrás lograrlo gracias al Trueque, modalidad que puede disfrutarse con una sola tarjeta de juego. Como sucedió en Phantom Hourglass, el modo Duelo permite una lucha encarnizada multijugador en variados escenarios, donde la única regla reside en acumular más gemas que los demás. Pese a ser bastante divertido, no sobrepasa el terreno de añadido fundamentalmente circunstancial.

ANÁLISIS DE THE LEGEND OF ZELDA: SPIRIT TRACKS – ÍNDICE

PÁGINA 1- Introducción y Apartado Técnico

PÁGINA 2- Jugabilidad y Desarrollo

PÁGINA 3- Conclusiones

Sergio Melero 22 | 12 | 2009